Skip to main content

En qué debes fijarte al comprar una cámara réflex barata

Cámara de fotos

19/01/2019 - 09:00

Por fin te has decidido a comprar un cámara réflex, pero ahora te enfrentas al reto de elegir un modelo adecuado a tus necesidades. En esta guía queremos darte algunas claves de en qué debes fijarte al comprar una cámara réflex barata.

Elegir una cámara réflex es sencillo: lo complicado es comprar la cámara réflex que necesitas al precio más económico posible. Para ello necesitas tener en cuenta una serie de características para no pagar de más por prestaciones que realmente no vas a necesitar.

Probablemente esta sea tu primera cámara por lo que vamos a darte algunas claves para elegir la cámara réflex adecuada para aprender a dominar la fotografía empezando con una inversión asequible para cualquier bolsillo.

Es posible que en un principio intimide la enorme cantidad de funciones y características, pero si todavía no dominas las técnicas fotográficas, muchas de estas características no te serán útiles, por lo que no merece la pena pagar de más por ella. Como dicen los maestros, la cámara no hace al fotógrafo.

Estas son las cámaras réflex más baratas en Amazon

La gran duda: ¿mejor réflex o sin espejo?

¿Es mejor una cámara réflex o una cámara sin espejo? Esa es, sin duda, la pregunta más recurrente para cualquiera que quiera comprar una cámara con objetivos intercambiables en 2019. No importa si es un fotógrafo experto con muchos años de experiencia o un fotógrafo nobel.

Las mejores cámaras compactas de 2018 por rango de precio

La pregunta no es infundada ya que de esa decisión dependerán muchas otras que deberás tomar a continuación, y marcará de forma definitiva tu entrada en el ámbito de la fotografía.

Tal vez pecando de tremendistas, podríamos decir que las réflex de gama baja están condenadas a la extinción devoradas por las cámaras compactas avanzadas y las cámaras sin espejo de gama de entrada.

cámaras réflex

Canon EOS M100

Canon EOS M100 es una cámara de objetivos intercambiables sin espejo que integra un sensor APS-C de 24,2 megapíxeles, pantalla táctil y conectividad Wi-Fi. Todo ello en un tamaño muy compacto y solo 302 gr.

Tanto a nivel técnico como de calidad fotográfica, las prestaciones de las cámaras sin espejo de gama baja se sitúan ligeramente por encima de las que ofrecen las cámaras réflex baratas, y la competencia ha hecho que prácticamente se igualen los precios entre ambos tipos de cámara.

Además, dependiendo de tus aspiraciones, es posible que incluso te sirva una cámara compacta avanzada. En la mayoría de los casos tienen el mismo precio, incluyen modos manuales avanzados iguales que los de las cámaras réflex e integran lentes de muy buena calidad.

Las mejores cámaras compactas de 2018 por rango de precio

Al decidir entre una cámara réflex y una cámara sin espejo barata deben tenerse en cuenta factores importantes como el peso, el número y calidad de objetivos o la cantidad de ayudas electrónicas que ofrece cada cámara. Un motivo más para seguir leyendo ya que, a continuación, te contamos todo en lo que debes fijarte al comprar una cámara réflex barata.

Tamaño y peso de la cámara, una característica clave en tu cámara réflex

Cuando se ven en el escaparate, todas las cámaras réflex son impresionantes. Incluso cuando son de gama de entrada. Tienen un tamaño y peso que infunden un cierto respeto e indican que el dispositivo que tienes entre manos es una máquina de precisión.

Sin embargo, a muchos usuarios se les olvida esa sensación cuando deben cargar con un casi un kilo de cámara al cuello durante sus viajes o excursiones.

Las mejores cámaras reflex baratas para principiantes de 2018

Aunque el tamaño o el peso de la cámara pueda parecer algo secundario, supone el principal motivo de abandono de esta afición ya que son muchos los usuarios que prefieren dejar su cámara réflex en el cajón y hacer las fotos con el móvil o con una compacta.

El tamaño y el peso son uno de los principales argumentos para considerar la compra de una cámara sin espejo.

Las cámaras réflex baratas acostumbran a tener un tamaño y peso más contenido que las de gamas superiores, pero a poco que subas mínimamente tu presupuesto ya encontramos modelos que, solo el cuerpo, ronda un peso de entre los 400 y los 500 gramos. Ahora suma el peso del objetivo.

cámaras réflex

Canon EOS 200D

Canon EOS 200D es una cámara réflex de gama de entrada que integra un sensor APS-C de 24,2 megapíxeles, 9 puntos de enfoque y conectividad Wi-Fi y Bluetooth. Todo ello en un tamaño muy compacto y solo 453 gr.

En este sentido, cada gramo cuenta y, a igualdad de prestaciones y precio, elige siempre la más ligera. Tus cervicales te lo agradecerán.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tamaño. Las réflex más baratas acostumbran a integrar menos electrónica que los modelos de gama alta, por lo que su tamaño también es más compacto. Esto tiene su parte positiva, ya que puedes guardarla en un bolso o mochila menos voluminosa, pero también obtienes un agarre menos estable y los botones y mandos están más juntos.

Sensor y megapíxeles no es lo más importante en una réflex barata

A no ser que te quieras dedicar a hacer pancartas de gran formato con tus fotos, tener más de 15 o 20 megapíxeles en el sensor de tu cámara solo sirve para aumentar el importe de su factura de compra.

Tradicionalmente se ha asociado el número de megapíxeles del sensor con la calidad fotográfica. Eso no es del todo cierto ya que, a partir de un cierto número de megapíxeles, lo que prima es la calidad de estos y la cantidad de luz que es capaz de captar el sensor.

La guerra de las cámaras móviles ya no se libra con megapíxeles (y eso es bueno para ti)

Los megapíxeles están relacionados con el tamaño de la foto, no con su calidad. Para ponerlo en perspectiva, debes saber que para imprimir con calidad una foto de 10x15 cm solo necesitas 3 megapíxeles. ¿Cuántas fotos de 100 x 150 cm crees que vas a imprimir en tus primeros años como fotógrafo? Probablemente ninguna, por eso es absurdo pagar de más por un sensor de 30 megapíxeles.

Del mismo modo, si es la primera cámara réflex que te compras, no vas a necesitar que el sensor de tu cámara sea de formato completo. Este tipo de sensores está indicado para profesionales y encarecen considerablemente la cámara.

 Sony Alpha 6300

En su lugar, opta por cámaras con sensores más pequeños de tipo APS-C o micro cuatro tercios. Este tipo de sensores ofrecen una calidad excelente en la mayoría de escenarios de luz y son perfectos para aprender fotografía con una cámara barata.

Visor y enfoque, la antesala de una buena foto

Algo que habitualmente se pasa por alto al elegir una cámara de fotos barata es la calidad que ofrece. Si se trata de una cámara réflex, el visor es óptico, es decir, ves lo en el visor exactamente lo que quieres fotografiar, por lo que es más sencillo ajustar el enfoque justo donde te interesa.

Por otro lado, si el visor es electrónico, algo habitual en las cámaras sin espejo, se trata de una pequeña pantalla que reproduce lo que estaría recibiendo el sensor, pero no es una imagen directa como la de los visores ópticos.

Sony a6300 vs Olympus OM-D E-M5 II: ¿Cuál es mejor cámara sin espejo para un aficionado?

En ese caso, procura que cuente con una cantidad de píxeles cercana al millón de píxeles o superior. Esto hará que la imagen que se muestra sea mucho más nítida logrando así mayor precisión en el enfoque, algo esencial para evitar que las fotos te queden borrosas.

Sin dejar de lado un aspecto tan importante como es el enfoque de las fotos, una de las características que debes tener en cuenta al comprar una cámara réflex barata es conocer cuántos puntos de enfoque tiene. Estos puntos de enfoque son los que el sistema de enfoque toma como referencia para ajustar el enfoque del objeto que se encuentra en ellos.

cámara réflex barata

Cuanto mayor sea el número de puntos de enfoque, mejor ya que mayor número de referencias se tendrán en cuenta para conseguir el enfoque adecuado con tu cámara réflex. Estos puntos de enfoque acostumbran a aparecer representados en forma de marcas o puntos en el visor.

Las cámaras réflex tienen entre 9 y 13 puntos de enfoque, mientras que las cámaras sin espejo pueden tener hasta 430 puntos de enfoque. Contar con un mayor número de puntos de enfoque mejorará la precisión, pero también la velocidad del enfoque haciendo que te resulte más sencillo hacer fotos nítidas y correctamente enfocadas.

Si eres principiante, mejor una pantalla táctil y basculante

Muchas cámaras réflex actuales cuentan con pantallas táctiles. Esta característica no es la más importante, pero sí es cierto que incluirla obliga a los fabricantes a simplificar los ajustes y controles de la cámara haciéndolos más intuitivos para los usuarios menos experimentados.

Olympus OM-D E-M5 II

Tocar sobre un punto para fijar el enfoque o cambiar los ajustes básicos tocando sobre la pantalla siempre será más sencillo que empezar a navegar por los distintos menús de configuración.

Si vas a querer usar tu cámara para fotografiar con la mejor calidad posible tus viajes y escapadas, es muy probable que quieras hacerte un selfie, pero a diferencia de tu smartphone, una cámara réflex no cuenta con una pantalla frontal con la que ajustar el encuadre.

Consejos y guía para comprar una cámara de fotos según tus necesidades

Para hacerte selfies perfectos con tu cámara réflex deberías contar con una pantalla articulada. De ese modo, podrías girarla y encuadrar perfectamente tus selfies e incluso grabarte a ti mismo controlando en todo momento qué se está grabando. ¡Una función básica para YouTubers y aspirantes a serlo!

Objetivos, el factor más decisivo para elegir una cámara réflex

Uno de los errores más habituales al comprar un cámara con objetivos intercambiables es la de destinar todo el presupuesto disponible a la compra del cuerpo de la cámara, y dejar en segundo plano la elección de los objetivos, que habitualmente se limitan a los objetivos de kit que se venden junto a la cámara.

cámara réflex barata

Estos objetivos ofrecen una calidad limitada que, si bien para dar los primeros pasos en fotografía te servirán perfectamente, a medida que adquieras conocimientos y mejores tu técnica, empezarán a resultar insuficientes en términos de nitidez y luminosidad.

Lo ideal sería destinar la mitad del presupuesto inicial al cuerpo y la otra mitad al objetivo, e incluso aumentar ese porcentaje hacia la parte del objetivo. Para los principiantes puede resultar chocante gastar lo mismo en el objetivo que en el cuerpo, pero el motivo es muy sencillo: necesitarás cambiar tu cámara al cabo de unos determinados años, pero un buen objetivo puede durarte toda la vida.

cámaras réflex

Nikon D3500

Nikon D3500 es una cámara réflex de gama de entrada que monta un sensor APS-C de 24,2 megapíxeles,11 puntos de enfoque y conectividad Bluetooth. Todo ello en un tamaño muy compacto y solo 415 gr.

La elección de tu nueva cámara réflex siempre debe tomarse con la vista puesta en el futuro. Por lo tanto, debes tener en cuenta la variedad de objetivos compatibles con esa montura, y si estos cubrirían tus necesidades en el futuro. De ese modo, te resultará muy sencillo actualizar tu equipo de fotografía con un nuevo objetivo y ampliar tus opciones fotográficas.

Guía y consejos para comprar un objetivo para tu cámara reflex

Una misma cámara puede ofrecer resultados absolutamente diferentes dependiendo de la calidad del objetivo que se le monte, por lo que no está de más darles la importancia que se merecen. Gastarse todo el presupuesto en una excelente cámara para montarle un objetivo de mala calidad es como comprar un Ferrari y ponerle unas ruedas de bicicleta.

Conectividad, el Wi-Fi ya es casi obligado

Otro de los aspectos que está cobrando especial relevancia a la hora de elegir una cámara de fotos es contar con conectividad inalámbrica. Ya no basta con que la cámara tenga puertos HDMI, USB o de audio, también debes tener en cuenta que integre Bluetooth, GPS o Wi-Fi.

Esto que a primera vista puede parecer algo totalmente prescindible cobra todo el sentido cuando te encuentras de viaje y quieres compartir con tus amigos y familiares o en redes sociales las fotos de los lugares que has compartido.

cámara réflex barata

Si no cuentas con conectividad inalámbrica, probablemente tendrás que esperar hasta el final del día para conectar la cámara o la tarjeta de memoria a un ordenador y transferir todas las fotos para enviarlas.

En cambio, si la cámara ya viene con Wi-Fi integrado, podrás conectarla con tu smartphone e importar las fotos que más te gusten a tu móvil para compartirlas en cuestión de segundos.

Baterías y accesorios, detalles que suman

Al comprar un móvil una de las primeras cosas que miras es la autonomía de la batería, ¿por qué no hacer lo mismo con la batería de la cámara réflex? Al fin y al cabo, la capacidad de la batería es la que determinará la cantidad de fotos que podrás hacer antes de hacer una parada técnica para cargarlas o cambiarla por una de repuesto.

cámara réflex barata

En una cámara réflex la autonomía de la batería oscila entre los 800 y los 1.500 disparos, mientras que en las cámaras sin espejo el número desciende hasta una horquilla de entre 200 y 450 disparos.

Visto en frío parecen muchos, pero si se tienen en cuenta las fotos que se desechan en el momento y que durante la fase de aprendizaje se necesitan más disparos para conseguir la toma que buscas, este dato puede ser importante para estar preparado y equiparte con una o más baterías adicionales.

Más:

#sync, #Destacado