Skip to main content

Qué hacer cuando Windows 10 no responde

Windows 10

DepositPhotos

07/08/2021 - 08:18

Cuando tenemos la mala suerte de que nuestro ordenador con Windows 10 no responde, todo se convierte en una odisea y un auténtico incordio. Puede deberse a diversos motivos y por eso hoy vamos a ver los más comunes.

Llegado el momento en el Windows 10 deja de responder, saltando una pantalla azul que no nos deja continuar con lo que estábamos haciendo o que incluso cuando el sistema se apaga de manera súbita, por poneros algunos ejemplos, debemos tomar una solución y rápido.

Muchos de estos errores se deben a situaciones bastante comunes y en las que no debemos ser expertos en este mundo para darnos cuenta de ello y solucionarlo.

Veamos varias situaciones en las que el sistema operativo de Microsoft no funciona y cómo podemos solucionarlo.

Cuando Windows 10 no responde:

No hay recursos suficientes para funcionar

Puede darse el caso de que no tengamos suficientes recursos en el ordenador como para funcionar con todo aquello que le estamos exigiendo. Si la memoria RAM o el propio CPU no tienen suficiente potencia, será difícil que Windows 10 funcione con normalidad.

Como bien sabrás, los programas que tenemos en ejecución se almacenan en la memoria RAM, pero esta es limitada, por lo que si abusamos podremos tener serios problemas de estabilidad en Windows, ya estamos exigiendo más de lo que puede soportar.

Si pulsamos las teclas Ctril + Shift + Esc y en la pantalla que se lanza elegimos Administrador de Tareas, aparecerá una nueva ventana en la que podremos ver todos los procesos que tenemos abiertos en ese momento.

Administrador de Tareas

En la pestaña Procesos veremos como aparecen los programas que están en ejecución en ese preciso momento con su consumo de CPU y memoria, además de otros datos como el uso del disco la GPU. 

Podemos aprovechar e ir cerrando aquellos procesos que no necesitemos, para de esta manera conseguir que la memoria de nuestro dispositivo no nos dé ningún tipo de problema a la hora de funcionar. Si aun así seguimos escasos de memoria, puede ser el momento de ampliar la memoria o de cambiar de ordenador.

Los controladores

Puede que el problema venga del lado de controladores que utiliza Windows para conectar el hardware al ordenador.

Puede ser que un controlador se haya estropeado o esté corrupto por alguna razón. Bien porque ha habido algún tipo de conflicto o porque ha sido dañado por alguna acción interna del sistema.

Para mitigar este problema lo importante es tener todos los controladores de nuestro ordenador al día, actualizándolos cuando sea necesario. Para conseguirlo podemos servirnos de:

  • La web oficial de cada controlador.
  • Programas que instalan los propios periféricos para comprobar actualizaciones.
  • Ir al Administrador de dispositivos e ir comprobando uno a uno.
  • Utilizar programas de terceros como DriverView para saber que controladores están obsoletos.
 DriverView

Hardware incompatible

Puede ocurrir que en un momento dado coloquemos algún tipo de hardware nuevo en el ordenador y que al ejecutarlo la pantalla se ponga en el tan temido color azul o que directamente nuestro sistema ya no funcione.

En este caso está claro que todo viene provocado por ese hardware, que seguramente no sea compatible con nuestro sistema y nos veamos obligados a tener que desecharlo.

Pero puede ocurrir que un hardware que ya teníamos instalado en nuestro ordenador sea el culpable del error, bien porque se haya estropeado o porque los drivers que realizan la comunicación entre dicho dispositivo y el PC no funcionan correctamente.

Llegado ese caso lo mejor es comprobar si actualizando los controladores se resuelve el problema y si no habrá que quitar dicho hardware del PC e intentar arreglarlo.

Telegram

ComputerHoy.com en Telegram

Si te gusta estar al día de las últimas ofertas y recomendaciones de productos, puedes seguirlas en tiempo real en el canal de Computerhoy.com en Telegram, en el que te mantendremos informado de los últimos descuentos en tecnología.

Varios antivirus

Un error que ocurre más a menudo de lo que os podéis imaginar, es el de tener dos antivirus instalados en un mismo ordenador. Eso puede pasar cuando hemos cambiado de antivirus, ya que hemos encontrado una oferta mucho mejor que la que teníamos hasta el momento.

El problema es que, si nos olvidamos de desinstalar el software anterior o una parte de él, el conflicto está casi asegurado, puesto que dos antivirus o dos cortafuegos en un mismo ordenador, pueden provocar que el sistema se comporte realmente mal.

Antes de instalar nuestro nuevo antivirus, debemos asegurarnos de que todo lo referente con el software que teníamos está totalmente desinstalado.

Windows Defender

Software malicioso

Cualquier tipo de software malicioso, bien sea un virus, un troyano, un gusano software espía, puede hacer que nuestro sistema no funcione correctamente, pudiendo hacer incluso que ni siquiera pueda arrancar el sistema operativo.

Lo mejor es tener instalado un buen software para proteger tu ordenador de cualquier tipo de ataque, pero si ya no hay solución, puedes intentar solventarlo instalando un antivirus para ver si es capaz a desinfectar el sistema, llevarlo a algún servicio técnico o directamente restaurar el sistema a fábrica.

VIDEO

Cómo hacer un análisis con el antivirus de Windows

Registro de Windows

El Registro de Windows es una de las partes más desconocidas para un buen número de usuarios. Es una base de datos donde Windows guarda todo tipo de información acerca del sistema y toda su configuración. Esto quiere decir que cuando hacemos cualquier cambio en Windows, queda reflejado en el Registro.

Si el problema de Windows viene de su Registro, lo más conveniente es reinstalar el sistema operativo, ya que solamente las personas más expertas pueden intentar arreglarlo y no siempre es posible.

Lo que si aconsejamos es que no uséis ningún tipo de Limpiador de Registro, ya que en la inmensa mayoría de las veces solamente consiguen empeorar las cosas.

Aplicaciones erróneas

Si has instalado un software o una extensión de Chrome, por poneros dos ejemplos, y estos no tienen pulida su escritura, puede llevar al ordenador a cometer un error cada vez quiera acceder a dicho software.

Evidentemente contra esto nosotros no podemos luchar, salvo que lo vamos a tener que desinstalar, puesto que es mejor que el sistema funcione bien antes de tener un software que solamente nos ofrece errores.

Podemos consultar servicios cono AlternativeTo para buscar cuál es el mejor reemplazo para el programa que hemos tenido que desinstalar.

Como has podido leer la mayoría de los errores más comunes para que Windows 10 no respondan tiene solución, aunque dependiendo del caso puede ser más o menos radical.

Etiquetas:

Tecnología, Windows 10

Y además