Skip to main content

¿Qué es UFS y para qué sirve este pequeño elemento que puedes encontrar en muchos móviles?

22/05/2021 - 16:00

UFS es un concepto muy básico de la tecnología de nuestros móviles y otros dispositivos, pero que muchos desconocen su utilidad y la importancia que tiene. ¿Sabéis qué es UFS? Os lo contamos.

A la hora de elegir un smartphone nuevo solemos fijarnos en las cámaras, el procesador, la capacidad de almacenamiento y el tamaño de la batería, pero hay otro elemento que también deberíamos tener en cuenta. Es el estándar de almacenamiento, el más moderno es el UFS 3.1.

Al principio los teléfonos móviles no tenían tantas cámaras, ni siquiera podíamos descargarnos un videojuego para jugar con ellos. Pero los móviles han evolucionado mucho, ahora guardan gigas y gigas de fotos y videos familiares, cientos de aplicaciones y juegos, incluso música. Por eso, necesitamos el estándar UFS, para que los teléfonos resistan toda la traca que les damos a diario sin que su rendimiento caiga. 

UFS significa Universal Flash Storage, o almacenamiento flash universal. Su objetivo es ofrecer velocidades de lectura ultra rápidas en móviles y cámaras digitales principalmente. Es decir, que es el equivalente de los discos SSD que se ocupan de la memoria de almacenamiento de los ordenadores, pero en un tamaño más reducido para todos esos dispositivos que necesitan velocidad y eficiencia energética en poco espacio.

Los diferentes estándares UFS que ya existen están reemplazando a los eMMC, otro tipo de memoria flash que se usa desde hace muchos años en este mercado. Por eso es tan importante que conozcáis el estándar UFS y todas sus posibilidades cuando vayáis a compraros un smartphone nuevo.

El estándar UFS es un tipo de memoria NAND Flash con una interfaz full duplex. Esto quiere decir que este tipo de memorias pueden leer y escribir de forma simultánea, tu móvil puede enviar y guardar varios archivos a la vez, lo que implica que la velocidad de transmisión y la capacidad de multitarea mejoran.

Por lo tanto, la capacidad de la memoria de almacenamiento no es la única característica que nos debería importar, también su velocidad de lectura y escritura que van a influir en el rendimiento de nuestro teléfono y que pueden ayudar al procesador, del cual no depende todo el trabajo.

Es verdad que cuando compramos un nuevo móvil nos solemos fijar en si tiene 64, 128 o 256 GB de almacenamiento porque sabemos que así vamos a poder descargar más aplicaciones y guardar más música y fotos en él, pero también es interesante saber qué velocidad de lectura tiene esa memoria, pues eso implica una experiencia más fluida y con menos consumo de energía, para que la batería nos dure mucho más tiempo. 

En los análisis en profundidad que realizamos en Computer Hoy os contamos esa capacidad de la memoria y el almacenamiento de cada dispositivo realizando pruebas. Ejemplo de ello es este análisis del Samsung Galaxy A72 5G con memoria UFS 3.1, la más moderna.

De UFS 3.0 a 3.1

A lo largo de estos últimos años el estándar UFS ha ido mejorando. En esta gráfica podéis ver como ha ido creciendo en capacidad, al igual que en velocidad de escritura y lectura. El último en salir al mercado es el UFS 3.1, presentado el año pasado. Del 3.0 al 3.1 la diferencia no es mucha, porque se trata de una actualización del estándar. El UFS 3.0 y 3.1 son iguales en capacidad y en el ancho de banda por canal de 1200 MB/s y total de 2.400 MB/s.

UFS 3.1

Este estándar todavía tiene mucho recorrido por delante hasta alcanzar a los discos SSD de los ordenadores, pero puesto que ha mejorado tanto con el paso del tiempo es muy probable que en los próximos años y con la llegada de nuevos estándares los UFS den el salto a portátiles y miniPCs de gama media y baja como una alternativa algo más barata que los SSD. Cuando eso ocurra os lo contaremos aquí en Computer Hoy.