Skip to main content

Xiaomi Mi 1: así nació el primer móvil de la compañía asiática

Xiaomi Mi 1

Xiaomi

27/06/2020 - 07:25

En solo una década, Xiaomi se ha convertido en la cuarta compañía que más móviles vende en el mundo, pisándole los talones a Apple. Su primer smartphone, el mítico Xiaomi Mi 1, fue clave para este despegue. Vamos a ver lo que aportaba, y por qué fue todo un éxito.

Casi todas las compañías de móviles del mundo más importantes, con la excepción de Apple, han necesitado muchos años, incluso décadas, para consolidarse. Samsung, Nokia, Motorola, Huawei, son empresas veteranas con mucha experiencia a sus espaldas. Por eso sorprende aún más el éxito fulminante e inmediato de Xiaomi. Su primer móvil, el Xiaomi Mi 1, ya era toda una declaración de intenciones. Esta es su historia.

Xiaomi fue fundada por Lei Jun el 6 de abril de 2010, así que hace poco ha cumplido 10 años. En 2019 copaba cerca del 7% del mercado mundial de telefonía, con casi 125 millones de moviles vendidos. Es el cuarto fabricante del sector, tras Huawei, Samsung y Apple.

En sus inicios Xiaomi fue bautizada con el apodo de la Apple china, y su fundador, Lei Jun, como el nuevo Steve Jobs. Es un recurso fácil, pero lo cierto es que el propio Jun no rechazaba esta comparación. La primera interfaz MIUI estaba fuertemente inspirada en la del iPhone. Fue una de las claves de su éxito, como vamos a ver.

En cierto modo, su trayectoria ha transcurrido paralela a la de la Compañía de la Manzana. Como ella, en sus inicios no vendía smartphones.

Y ha sido gracias a la fidelidad de sus fans y a la comunidad de internet, que ha conseguido crecer hasta superar a compañías míticas como Motorola, HTC, Sony o LG.

Índice de contenidos:

Siempre al lado de los fans

Este reportaje no trata sobre la historia de Xiaomi, sino sobre su primer móvil. Pero es necesario conocer sus inicios para entender por qué el Xiaomi Mi 1 tuvo tanto exito, catapultando a la compañía al mercado internacional.

Como hemos dicho, Xiaomi fue fundada por Lei Jun, Lin Bin y otros socios, en 2010.

Lei Jun

Xiaomi

Por aquella época Lei Jun ya había sido CEO de la compañía de software Kingsoft y había fundado la librería online yoyo.com, que vendió a Amazon por 75 millones de dólares, para convertirse en Amazon China. Era, por tanto, un empresario de éxito cuando fundó Xiaomi.

En la página web de Xiaomi España leemos que Jun fundó la empresa basándose en la visión "innovación para todos". Al contrario que Apple, que revolucionó la telefonía pero desde una perspectiva elitista, Xiaomi nacía con la intención de alcanzar la misma innovación tecnológica que Apple, pero a precios competitivos, para que todo el mundo pudiera disfrutarla.

Xiaomi

Xiaomi

Otro elemento clave es su filosofía "solo para fans". Los móviles de Xiaomi se diseñan en función de las peticiones y las aportaciones de los Mi Fans. Una enorme comunidad de fieles, muchos de los cuales terminan trabajando para la compañía.

Estos dos elementos, tecnología y diseño a precios competitivos y una relación estrecha con los fans, es clave para entender el éxito de Xiaomi en general, y del Xiaomi Mi 1 en particular.

Todo empezó con una ROM

Como hemos comentado, Xiaomi no empezó su andadura fabricando móviles. Se presentó en el mercado con la idea de desarrollar una ROM alternativa a la que venía con los móviles Android de la época, los HTC, los Nokia y los Motorola, con una interfaz más elegante y sencilla, añadiendo funciones que pedían los fans.

En otras palabras, aplicar la filosofía minimalista y funcional del iPhone, a los móviles Android. Asi nació MIUI, que al principio se distribuía como una ROM para instalar en distintos modelos de móviles. MIUI 1 se lanzó el 16 de agosto de 2010. Estaba basaba en Android 2.1, y se desarrolló para el móvil Google Nexus One:

Historia de Xiaomi

No se puede negar su parecido al iOS de la época...

MIUI 1 era un folk de Android, es decir, Xiaomi tomó el código fuente del sistema operativo, y desarrolló su propia interfaz y nuevas funciones por su cuenta.

MIUI 1 entusiasmó a los usuarios que lo instalaron en su móviles. Xiaomi incorporó muchas de sus recomendaciones y mejoras en sucesivas actualizaciones, germinando así la comunidad de fans de Xiaomi, que tan importante iba a ser en próximos años.

Historia de Xiaomi

Batiendo récords desde el minuto 1

Estamos a finales de 2010. MIUI es un gran éxito y una legión de fans ha comenzado a seguir a Xiaomi, principalmente en China, precedida por la fama de su condición de la Apple china.

Si la compañía tiene una ROM Android de éxito el siguiente paso lógico debe ser... desarrollar tu propio smartphone. Y así fue. El 16 de agosto de 2011, Xiaomi lanza su primer móvil: el Xiaomi Mi 1.

Xiaomi Mi 1

Xiaomi

En poco más de un año de vida la compañía había conseguido tal cantidad de fans que creían fielmente en todo lo que hacia, que pese a ser su primer móvil, se reservaron 300.000 unidades en apenas 34 horas.

Como habrás visto, Xiaomi (que por cierto significa mijo, un cereal imprescindible en la historia de China), siempre utiliza la palabra MI en todos sus productos, no solo en los móviles. Significa Mobile Internet, o Internet Móvil. Y es que prácticamente todo lo que vende, tiene conexión a internet.

Además del éxito de las reservas, Xiaomi llevó a un acuerdo con la compañía de telecomunicaciones China Unicom para vender un millón de Xiaomi Mi 1 personalizados.

El boca a boca de los fans y los inteligentes acuerdos con las operadoras chinas, ansiosas por comercializar móviles con la apariencia de un iPhone pero a un precio tres veces inferior, convirtieron al M1 en un gran éxito. Xiaomi había llegado para quedarse.

Así era el Xiaomi Mi 1

El M1 es un móvil muy importante para la compañía, no solo por ser el primero, sino porque también define la filosofía de empresa, que tan buenos resultados le ha dado.

Xiaomi

Xiaomi

Era un móvil potente para la época, con un diseño elegante y estilizado, sin extravagancias, y con la interfaz MIUI que lo diferenciaba por completo del resto de móviles Android, asemejándolo, como hemos dicho, a un iPhone. Pero además, el precio era muy competitivo. Costaba 1.999 yuanes, que al cambio eran unos 265 euros.

El diseño del Xiaomi Mi 1 hoy nos parecería basto y rudimentario, pero era una belleza para la época. La carcasa era de plástico y la tarjeta SIM se insertaba en el interior, como ahora. Tenía un conector micro USB en la parte inferior, los botones de volumen en los laterales, y el botón de encendido y el jack de auriculares en la parte superior.

El hardware

El Mi poseía una pantalla Sharp LCD de 4 pulgadas con resolución 854 x480 píxeles (una de las más altas de la época), 16 millones de colores y 245 ppp.

El cerebro era un procesador Qualcomm Snapdragon S3, con dos núcleos a 1,5 GHz y GPU Adreno 220, con 1 GB de memoria RAM y 4 GB de almacenamiento, sin posibilidad de ampliación. La versión personalizada que vendió a las operadoras chinas era ligeramente más potente, con un procesador Qualcomm Snapdragon MSM8260 a 1,7 GHz.

Xiaomi

Xiaomi

El apartado de cámaras era algo secundario en 2011. Con una delante y otra detrás, era suficiente. La cámara trasera era de 8 MP con una apertura f/2.4, y la frontal tenía unos modestos 2 MP. Podía grabar vídeo a 1080p y 30 fps.

La batería se quedaba en unos modestos 1.930 mAh, más que suficientes para aguantar un día con el hardware de la época. Tenía Bluetooth, y WiFi 802.11 b/g/n.

En el apartado de software usaba Android 2.3 GIngerbread,con la capa MIUI 2.3.

Se vendió en diferentes colores llamativos, enfocados a los jóvenes: blanco, rosa, azul, amarillo, gris y púrpura. Otro gran acierto.

¿Por qué triunfó?

El Xiaomi Mi 1 era un excelente móvil, pero no era un modelo premium. Encajaba más dentro de la gama media / alta, o alta a secas. En esta tabla lo comparamos con el mejor móvil Android de 2011, el Samsung Galaxy Nexus, y vemos las diferencias:

Características Xiaomi Mi 1 Samsung Galaxy Nexus
Pantalla 4 pulgadas 854x 480 píxeles 245 ppp 4,65 pulgadas Super AMOLED 1280 x 720 píxeles 315 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon S3 (2 núcleos a 1,5 GHz) ARM Cortex A9 (2 núcleos a 1.2 GHz)
Memoria 1 GB 1,5 GB
Almacenamiento 4 GB 16 y 32 GB
Cámara trasera 8 MP 8 MP con flash LED
Cámara frontal 2 MP 3 MP
Batería 1.930 mAh 1.750 mAh
Precio 265 euros 419 euros con contrato Vodafone (en España)

Como vemos el Mi 1 aguanta perfectamente en todos los apartados, quedando un poco por debajo en pantalla y almacenamiento, aunque superior en potencia.

Pero el punto clave es el precio, más barato y sin necesidad de contrato con una operadora. Esa era la gran baza de Xiaomi.

El legado del M1

El primer móvil de Xiaomi fue toda una declaración de intenciones: era un móvil potente, con un cuidado diseño, y una capa de Android única y atractiva. Todo ello, a un precio por debajo de la competencia. Es una filosofía que ha mantenido con los años.

El gran éxito de ventas, y de sus sucesores, llamó la atención de los usuarios de Occidente, que incluso lo importaban desde China.

Esto llevó a Xiaomi a contratar al brasileño Hugo Barra, vicepresidente de Google y uno de los responsables de Android, para planificar la expansión internacional.

Historia de Xiaomi

Xiaomi se extendió a la India, América Latina y Europa. Siempre con Apple como referente, comenzó a abrir tiendas físicas propias. En noviembre de 2017 abrió su primera tienda en España.

Después comenzó su expansión y acuerdos con fabricantes de electrodomésticos para crear su propia gama de wearables, robots de limpieza, patinetes eléctricos, portátiles, televisores, y cientos de productos más. Pero eso, como suele decirse, es otra historia...

La evolución de Xiaomi, en apenas una década, puede calificarse de asombrosa. Solo Apple ha superado estos plazos y estos registros, en el mundo de la telefonía. Pero la compañía china aún no ha tocado techo. Sin ir más lejos, en el primer cuatrimestre de 2020 se ha convertido en el fabricante que más móviles vende en España, superando a Samsung y Huawei:

Xiaomi

De la mano de un brillante equipo de directivos, Xiaomi ha conseguido convertirse en un referente de la telefonía, a nivel mundial. ¿Tiene algún límite?