Logo Computerhoy.com

El Reino Unido va a censurar el streaming, Netflix y Disney+ amenazan con borrar contenido

El Reino Unido va a censurar el streaming, Netflix y Disney+ amenazan con borrar contenido

El Reino Unido quiere meter la tijera en los contenidos de las plataformas de streaming. Netflix y compañía no están dispuestos a consentirlo.

El parlamento británico está trabajando en un proyecto de ley que permitirá al regulador de contenido Offcom, censurar el contenido las plataformas de streaming, equiparándolo al de las cadenas de televisión tradicionales.

Vivimos tiempos reaccionarios en donde los estados y las redes sociales deciden lo que podemos decir y hacer, y lo que no. En nombre de la moral y lo políticamente correcto la censura es cada vez más fuerte, en todos los ámbitos de la vida.

Una censura que, por otra parte, es parcial, imperfecta y absurda. Hemos llegado a un punto en el que en una película porno no puede mostrar a gente bebiendo alcohol o fumando, pero sí haciendo todo tipo de guarrerías en la cama. O se censura una teta en una serie o videojuego, pero se permite la ultraviolencia extrema en donde se asesina de forma sádica, mientras las tripas te saltan a la cara.

La censura británica llega al streaming

Reino Unido es uno de los países que más censura aplica a sus ciudadanos. Por ejemplo el porno está completamente bloqueado cuando contratas una conexión a Internet. Tienes que llamar por teléfono e identificarte con el DNI para desbloquearlo.

En la televisión en abierto ciertos contenidos muy fuerte se eliminan, y las emisiones adultas solo se emiten por la noche. Esto es algo que también se hace aquí, y es compresible: un niño puede poner la tele cuando está solo en casa o en el salón, y encontrarse con contenido indeseado para su edad.

Ahora el Reino Unido quiere aplicar estas mismas reglas a las plataformas de streaming. En Deadline, vía Hobbyconsolas.com, se especifica que el objetivo es eliminar el contenido "dañino", pero nada se habla de horarios u otras cosas.

TVguia

El contenido de Netflix y compañía se censurará para "adaptarse a las políticas públicas actuales", pero lo más importante es que tendrá valor retroactivo, así que las plataformas de streaming tendrán que revisar sus catálogos de miles de títulos, minuto a minuto, para buscar contenido "dañino" (sea lo que sea eso), y eliminarlo.

Si no cumplen, recibirán un multa de 250.000 libras por cada contenido no censurado, y la obligación de hacerlo.

Netflix no ha tardado en reaccionar. Ha enviado un documento de cinco páginas al Comité de Cultura, Medios y Deportes del parlamento británico en donde explica que no se puede comparar la televisión tradicional con el streaming. Y en parte, tiene razón.

Netflix argumenta que las plataformas de streaming no permiten acceder al contenido simplemente encendiendo la tele, como pasa con los canales tradicionales. Hay que elegir un usuario y un perfil en donde se puede proteger por contraseña, o filtrar el contenido según la calificación de edad, de manera que un perfil de niño no pueda acceder a contenido para mayores de 12 años, por ejemplo.

He dejado de pagar la suscripción a Netflix y ¿me estoy arrepintiendo?

La realidad es que pocos padres lo usan, y al final, por pereza o ignorancia, los padres crean solo un perfil general y los niños pueden entrar y acceder a todo el contenido. Pero eso no es culpa de Netflix, sino de la negligencia de los padres...

Disney+ se ha unido a la argumentación de Netflix. Ambas plataformas aseguran que es muy complicado censurar contenido, más aún cuando cada país tiene leyes distintas, o cambian cada poco tiempo. Están dispuestas a eliminar todo el contenido, en vez de censurarlo.

La censura del Reino Unido quiere entrar en las plataformas de streaming, pero Netflix y compañía le han cerrado la puerta en la cara. Se resistirán al máximo antes de censurar. Veremos quién cede primero...

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Netflix, Industria