Skip to main content

La curiosa historia de los siete Renault 12 eléctricos que la NASA compró en 1975

Renault 12 electrico - EVA Metro

12/05/2020 - 17:29

Mucha gente cree que los coches eléctricos son un invento moderno, pero ya existían vehículos eléctricos comerciales en el siglo XIX. Una de las historias más curiosas es la de los siete Renault 12 eléctricos que la NASA compró en 1975, para comprobar si era un negocio rentable. Las cosas no salieron como esperaban...

En 1973 se produjo la primera Crisis del Petróleo, en la que un conflicto político hizo que los países exportadores de petróleo dejasen de vender a Estados Unidos y Europa. Esto provocó una grave crisis económica, que llevó a los gobiernos occidentales a buscar alternativas a su alta dependencia del petróleo.

Tal como recoge la página de Facebook Renault 12 USA vía nuestro compañero Aaron Pérez de Auto Bild, en 1975 la NASA estaba investigando la viabilidad de los coches eléctricos como alternativa a los coches de combustible. En aquella época no existían coches eléctricos comerciales, así que compró siete Renault 12 eléctricos a la empresa EVA, para realizar pruebas. Puedes verlos en esta galería:

En los años 70 Renault vendía su Renault 12 adaptado al mercado americano. Tenía algunos cambios con respecto al modelo europeo, como por ejemplo unos faros dobles delanteros y unos parachoques diferentes, más robustos.

El Renault 12 no tenía versión eléctrica, como ningún vehículo de la época, pero en 1975 existía una compañía llamada EVA que se dedicaba a electrificar vehículos de combustible. EVA comercializaba el EVA Metro, un Renault 12 en donde el motor de gasolina de 1.3 litros había sido sustituido por un motor eléctrico de 10 kW (13 CV) de potencia alimentado por más de una docena de baterías de plomo ácido situadas en el maletero y debajo del capó.

Estas baterías se recargaban en 6 horas, y ofrecían una autonomia de entre 65 y 100 Kilómetros. Aunque no eran una visión muy agradable de ver bajo los capós traseros y delanteros del coche:

Renault 12 electrico - EVA Metro

En 1975 la NASA había puesto en marcha el programa ERDA (Electric and Hybrid Highway Vehicle Systems Program), cuyo objetivo era comprobar la viabilidad de los coches eléctricos. Compró siete Renault 12 EVA Metro, y los sometió a diferentes pruebas que analizaban la autonomía, la velocidad de crucero, aceleraciones y capacidad de frenado. Estas pruebas se llevaron a cabo con los vehículos nuevos, y tras recorrer 1.000 millas, unos 1610 Kilómetros.

Los resultados no fueron satisfactorios. La NASA concluyó que los coches eléctricos no eran viables, ni a nivel de rendimiento, ni de precio.

Examinando las características del EVA Metro, es fácil darse cuenta de por qué llegaron a esa conclusión. El problema era que el motor eléctrico tenía muy poca potencia. Además las baterías de la época estaban tan poco optimizadas que era necesario meter casi dos decenas dentro del coche, añadiendo más de 500 Kilos extra de peso.

El resultado es que el coche era muy lento y tardaba mucho en acelerar. Pasaba de los 0 a los 50 Km/h en nada menos que 12 segundos, el doble que la versión de gasolina. Y eso sin contar con el peligro que representaba circular en un coche abarrotado de baterías de plomo ácido, que podría derramarse en un accidente.

La NASA anuló el programa y vendió los siete Renault 12 EVA Metro. 45 años después, el coche eléctrico busca una segunda oportunidad. Y esta vez debe ser la definitiva.