Skip to main content

Cómo funciona el botón de editar en Twitter y qué rastro dejamos al usarlo

Twitter

Pixabay

26/04/2022 - 09:54

El botón Editar es una de las incorporaciones que más tiempo se lleva esperando desde los usuarios de esta red social. Parece que cada vez queda menos para que todos lo podamos disfrutar, pero hasta que eso ocurra te vamos a contar un poco lo que se conoce hasta ahora de esta nueva facultad. 

A principios de abril tuvimos la confirmación de que Twitter ya estaba trabajando en un botón para que todos podamos editar los tuits que ya tenemos publicados, algo que afectaría a todos aquellos que estén desde el año 2021.

Todo esto quiere decir que en el momento en el que escribamos un tuit, pero nos demos cuenta de que nos hemos equivocado. vamos a poder pulsar un botón para remodelar aquello que sea necesario, algo que actualmente no se nos permite hacer dentro de Twitter. 

Parece que pronto (o tarde) será posible disfrutar de la edición para poder revisar un tuit, ya que la propia empresa fue la encargada de comunicarlo, al menos el hecho de que estaban trabajando ello.

Días más tarde, el colaborador de 9to5Google, Dylan Roussel, hizo público un tuit en que se podía ver como habilitar el botón de edición de Twitter antes de que se hiciera oficial. 

El problema es que el botón no está operativo, es decir, aunque lo tuvieras, no pasaría nada al pulsar sobre él, pero nos da una idea de cómo va a ser en un futuro.

Es decir, cuando llegue el día de que Twitter lo integre, solamente deberemos pulsar en los tres botones que hay en la parte superior derecha del tuit. En concreto, pulsaremos en Editar Tweet, para corregir aquello que queramos o agregar contenido si es necesario y después presionar en Actualizar para que los cambios surtan efecto de inmediato.

Esta función, aunque sin funcionar, solo aparece en Twitter Blue y, todo indica, que los primeros que la tendrán activa son los suscriptores pertenecientes a este acceso exclusivo de funciones premium y personalizaciones con un coste mensual.

Editar un tuit

Twitter: Dylan Roussel

¿Qué ofrece Twitter Blue?

Por si no has oído hablar de Twitter Blue, debes saber, como te acabamos de indicar, que es la versión premium de la red social, donde hay capacidades que no tiene la que todos utilizamos.

Esta versión fue lanzada en Canadá y Australia en noviembre de 2021 y ya se encuentra disponible también en Estados Unidos y Nueva Zelanda, esperando saber si finalmente llegará a Europa. Su coste en estos países es de 2,99 dólares mensuales.

Twitter Blue nos ofrece ciertas características que pueden ser interesantes como que no tiene publicidad, tiene un resumen de los principales artículos, nos permite personalizar la app, tiene un modo lectura de hilos para que sea más sencillo poder leerlos, vista previa de los tuits antes de enviarlos y formar parte de Twitter Blue Labs.

¿Qué nos falta por conocer de la edición?

Lo que parece, según las informaciones que hemos podido ver, es que únicamente se va a poder modificar lo que es el mensaje, pero, por ejemplo, la audiencia a la que va referido es algo que no podrá cambiar.

Pero aun así hay muchas cosas que no conocemos todavía, como si tendremos un historial de las ediciones que hayamos realizado al tuit, cuanto tiempo será lo máximo que tendremos para remodelar un tuit o si las posibles ediciones van a alternar los retuits o las citas que tenía antes de la remodelación.

Según ciertas informaciones, esto es algo que Twitter aún no ha decidido, es decir, no sabe ni límites de tiempo, ni si tendrán algún tipo de control o medida adicional, por lo que eso parece indicar, que la función de edición no llegará precisamente pronto.

Además, tampoco conocemos si lo que hemos visto en la filtración será lo que tendremos definitivamente ante nosotros cuando esta nueva opción sea ya oficial, puesto que como siguen trabajando en ella, los cambios pueden ser significativos o incluso ninguno.

El tema Elon Musk podría cambiarlo todo

Como bien habrás leído en los últimos días, Elon Musk ha tomado la ofensiva de comprar Twitter por 46 mil millones de dólares.

No es la primera vez que a Twitter intentan comprarla, con un resultado nada satisfactorio para los compradores, puesto que la red social siempre ha bloqueado todos estos intentos.

Pero es que ahora hablamos del CEO de Tesla, una persona que ya posee el 9,2% de Twitter y que podría tomar medidas si no se acepta su oferta, incluso llegando a vender un porcentaje que es, en la actualidad, el mayor de la empresa, por lo tanto, es el accionista principal.

La oferta podría alterarse en los próximos días si se abre un proceso de negociaciones o se opta por alguna que otra decisión que sería más radical.

Lo cierto es que no parece que los cambios accionariales de la compañía hagan que cambie demasiado la posición de la red social de ofrecer este botón, ya que muchas son las encuestas que se han realizado antes y después del anuncio de esta función, mostraron un apoyo casi mayoritario a que se incorpore lo antes posible.

La edición llegará, pero dependiendo de todo lo que ocurre con los diferentes tipos de dueños de la red social, podría retrasarse más de lo previsto, aunque también podría ser al revés, ya que todo dependerá de lo que la dirección de Twitter considera, sea quien sea quien manda en los próximos días, semanas o meses.

Lo único que está claro es que la función no peligra, que podremos, de una vez por todas, modificar los tuits que tengamos escritos, incluso (parece ser así) los que escribimos el año pasado y que ya no habrá escusas para que queden mal.

El resto de las dudas, que son muchas, se irán disipando a medida que pasen los días y desde Twitter no quieran seguir dando pinceladas de su nueva función o con la implantación definitiva para todos los usuarios.

Sea como sea, es una gran noticia, puesto que es la opción que le faltaba para hacer un poco más redonda y operativa a la red social del pajarillo.

Indudablemente en cuanto conozcamos más, aquí te lo vamos a contar. De eso sí que no hay duda ninguna.

Etiquetas:

#Tecnología, #Twitter

Y además