Skip to main content

Cómo habilitar un entorno Sandboxing en Windows 10

Windows Sandbox

07/09/2019 - 08:00

El nuevo Windows Sandbox o Entorno Aislado de Windows 10 nos permite instalar aplicaciones peligrosas, incluso virus, sin ningún peligro para nuestro equipo. En este tutorial explicamos cómo activar el Sandbox de Windows.

Las actualizaciones de Windows 10 han sido noticia estos últimos meses por sus problemas, en lugar de por sus aportaciones. Y es una pena, porque Windows ha estrenado muchas funciones nuevas e interesantes en lo que va de año. Una de las más importantes es Windows Sandbox o Entorno Aislado de Windows. Vamos a explicar para qué sirve, y cómo activarlo.

Los sandbox del sistema operativo, también llamados máquinas virtuales, se han vuelto muy populares en los últimos años porque resultan muy prácticos. Básicamente consisten en crear un ordenador virtual que reside en memoria. Este ordenador virtual puede contener cualquier otro sistema operativo, así que podemos crear una máquina virtual con Linux dentro de Windows para usar aplicaciones Linux, o con una versión de MS-DOS o Windows muy antigua, para usar programas viejos. Windows 10 ha estrenado su propio sandbox llamado Windows Sandbox o Entorno Aislado de Windows.

Hemos visto la primera aplicación de estas máquinas virtuales: ejecutar un sistema operativo diferente dentro de otro. Pero tienen otra función importante. Los sandbox solo existen en la memoria del ordenador, y nada puede escapar de su interior. Nada de lo que hacemos dentro del sandbox se guarda o modifica nuestro sistema operativo principal. Cuando se cierra el sandbox o se apaga el ordenador, desaparece sin dejar rastro. Esto significa que podemos ejecutar software experimental o peligroso en un sandbox, desde una aplicación beta llena de bugs o incluso un virus, sin temor a que estropee o infecte nuestro PC, porque el sandbox está en un entorno aislado en memoria, y al cerrarlo, todo desaparece.

Existen muchos sandbox o máquinas virtuales para Windows, como por ejemplo VirtualBox.

Son muy personalizables porque te permiten instalar cualquier versión de Linux, Windows, MS-DOS y otros sistemas en el sandbox. Pero también un poco dificiles de configurar. Todo lo contrario que la propuesta de Microsoft.

Índice del contenido

El sandbox de Windows se configura automáticamente, y aunque no deja instalar otro sistema operativo tenemos una versión virtual de Windows 10 completamente limpia, en donde podemos experimentar sin miedo a estropear algo.

Requisitos para usar Windows Sandbox

Actiivar el Sandbox de Windows 10 es muy sencillo, pero por desgracia no está disponible para todos. Solo se puede usar en Windows 10 Pro y en Windows 10 Enterprise, es decir, en las versiones profesionales de Windows 10. Esto es porque además de ser una herramienta enfocada a desarrolladores, requiere una serie de módulos que solo están presentes en las versiones Pro y Enterprise.

Estos son los requisitos de Windows Sandbox:

  • Windows 10 Pro o Enterprise
  • Instalar la actualización Windows 10 May 2019 (versión 1903)
  • Procesador de 64 bits con al menos 2 núcleos (4 núcleos con Hyperthreading recomendado)
  • Virtualización activada en la BIOS
  • 4 GB de RAM (8 GB recomendados)
  • 1 GB de disco duro (SDD recomendado)

Vemos que uno de los requisitos es que la BIOS del PC tenga la virtualización activada. Vamos a explicar en qué consiste.

Cómo activar la virtualización en la BIOS

El sandbox o Espacio Aislado de Windows 10 esta pensado para experimentar con software peligroso. Para que esto sea posible, Windows se tiene que asegurar de que nada se escapa de este espacio aislado. Para ello utiliza una tecnología llamada Hyper-V que aisla el sandbox mediante hardware, utilizando la CPU. Por esa razón se necesita un procesador de 64 bits que gestione la virtualización por hardware. Todos los procesadores fabricados en los últimos 4 o 5 últimos años lo incluyen, así que no deberías tener problemas, salvo que tu PC sea muy antiguo. Nosotros lo hemos probado en un Intel i7-4790K que ya tiene 5 o 6 años, y ha funcionado sin problemas.

Intel Core i5

Intel Core i5-8400

El nuevo Intel Core i5-8400 es un procesador de Octava Generación con una de las mejores relaciones calidad / precio que hay ahora mismo en el mercado. Posee seis núcleos y seis hilos a 2.8 GHz, velocidad Turbo a 4 GHz, y 9 MB de memoria caché L3.

Sin embargo, para usarlo es necesario que la virtualización esté activada en la BIOS. Vamos a ver cómo se hace.

Accede a la BIOS pulsando la tecla F12 o Supr cuando arranque el ordenador. Cada placa base usa un método diferente, así que consulta el manual.

Cuando estés en la BIOS debes buscar la opción de virtualización. De nuevo, en cada placa base y en cada modelo de procesador se llama de forma diferente. Busca un campo con un nombre como Virtualization, Intel Virtualization, VM Monitor Mode extensions, Hyper V, VT-d or RVI), etc.

Windows Sandbox

Activa la virtualización, sal de la BIOS asegurándote de que usas la opinión Grabar / Guardar / Save, y reinicia el PC para que los cambios surtan efecto.

Ten en cuenta que algunas CPUs tienen virtualización pero no se puede modificar en la BIOS, así que no aparece, pero está activa.

Listen to "Episodio #26: VPN - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" on Spreaker.

Activa el Entorno Aislado de Windows

Ya estamos preparados para usar el Sandboxing en Windows 10. Es el momento de activarlo, porque no está activo por defecto. Por suerte, es muy sencillo.

Accede al buscador de Windows en el escritorio, y busca el Panel de Control. A continuación, entra en Programas y Características:

Window 10 Sandbox

También puedes llegar al mismo sitio accediendo a la Configuración de Windows. Entras en Aplicaciones, y luego en Programas y Caracteristicas, a la derecha.

Llegarás a la siguiente ventana, en donde tienes que pulsar en Activar o Desactivar las características de Windows, a la izquierda:

Window 10 Sandbox

En la nueva ventana que se abre, activa la opción Espacio Aislado de Windows:

Window 10 Sandbox

Windows 10 llevará a cabo una serie de cambios, y te pedirá reinicializar el equipo.

Ya estamos preparados para usar el Sandbox de Windows 10.

Cómo usar Windows Sandbox

Cuando quieras activar un Espacio Aislado de Windows, simplemente abre el buscador o accede a la lista de aplicaciones instaladas en el botón de Inicio, y pon en marcha Windows Sandbox.

Se ejecutará una versión limpia de Windows 10, en una ventana: 

Windows Sandbox

La gran diferencia es que este Windows reside en un entorno blindado en la memoria RAM de tu PC. Puedes usarlo como un Windows normal, instalando aplicaciones (en un disco virtual que también está en memoria) y poniéndolas en marcha. Nada de lo que hagas afectará a tu versión normal del sistema, así que puedes probar programas con bugs, e incluso virus, si quieres...

Cuando termines simplemente cierra la ventana del Espacio Aislado de Windows, y todo lo que hayas hecho desaparecerá sin dejar rastro.

Hemos visto cómo habilitar un entorno Sandboxing en Windows 10, de una forma sencilla.