Skip to main content

La Inteligencia Artificial tampoco es capaz de descifrar el Manuscrito Voynich

Manuscrito Voynich

21/09/2019 - 09:15

Pasan los años, pasan los siglos, y el Manuscrito Voynich sigue ocultando todos sus secretos. Ningún humano ha sido capaz de descifrarlo. Se pensaba que la Inteligencia Artificial podría resolver el misterio, pero todas las IAs que han analizado este misterioso libro del siglo XV no han aportado soluciones, o han sido rechazadas por los expertos.

El manuscrito Voynich está escrito en una lengua desconocida, que nadie ha podido descrifrar. Fue descubierto en 1912, aunque se han hallado documentos que hablan de él en el siglo XVII. No se trata de una falsificación. Los análisis del Carbono 14 certifican que el pergamino fue fabricado entre 1404 y 1438, con una fiabilidad del 95%. El McCrone Research Institute de Chicago ha demostrado que fue escrito con una pluma de ave y tinta de colores pocos años después.

Encuadernado en forma de libro de 240 páginas, contiene dibujos de 113 plantas sin identificar, otros que parecen signos zodiacales, y otras 100 especies de plantas medicinales identificadas. Puedes ver un escaneo completo de todas sus páginas en esta web de la Universidad de Yale.

Manuscrito Voynich

El desconocido lenguaje utilizado, bautizado con el nombre de voynichés, tampoco parece inventado. Sigue la Ley de Zipf, formulada en 1940, según la cual en todas las lenguas humanas naturales si coges la palabra más usada en un texto largo, se repite el doble de veces que la segunda más frecuente, el triple de veces que la tercera, etc. Esta ley no se cumple en los lenguajes artificiales como el élfico de Tolkien o el Klingon de Star Trek, pero sí en el voynichés. Y su autor no podía conocerla 500 años antes de que se formulase.

Además toda la escritura es fluida, como ocurre con una lengua natural cuando se escribe. No hay pausas en el trazo para inventarse palabras o escribir al azar. Y se han detectado reglas ortográficas: letras que siempre van juntas, otras que nunca van juntas, etc.

Los más prestigiosos criptógrafos y lingüistas del mundo han intentado descifrar la escritura del códice Voynich, sin éxito. Desde expertos de la CIA a matemáticos que rompieron los códigos de los nazis en la Segunda Guerra Mundial, nadie ha podido traducir esta lengua desconocida.

Es un misterio que lleva fascinando a los expertos más de un siglo. ¿Es un lenguaje extinto, un lenguaje inventado, o un lenguaje encriptado? Una inteligencia artificial fue entrenada usando el libro de los Derechos Humanos traducido a 400 idiomas, y concluyó que estaba basado en el hebreo, pero expertos lingüistas han rechazado este estudio. 

Otro investigador, Nicholas Gibbs, afirma que se trata de abreviaturas del latín, pero sus argumentos tampoco convencen a los eruditos.

Ya son varios los intentos que se han llevado a cabo usando inteligencia artificial, sin resultados. John Doe, científico jefe de la compañía Mind AI, opina en un artículo en Medium que esto se debe a que la inteligencia artificial actual es buena a la hora de procesar el lenguaje natural, como hacen los asistentes estilo Alexa. Pero no lo es tanto cuando se trata de "razonar el lenguaje natural". La IA procesa el lenguaje pero no tiene un concepto de lo que está haciendo, por eso no sabe enfrentarse a enigmas como el Manuscrito Voynich.

Habrá que seguir esperando a que la IA mejore... o a que un genio humano encuentre la clave para descifrar su desconocido lenguaje.