Skip to main content

Trucos para mejorar el rendimiento de Windows 11

Persona usando un portátil con Windows 11

Windows / Unsplash

16/10/2021 - 17:52

Si notas que tu recientemente actualizado Windows 11 no es tan dinámico como lo que te podías esperar, siempre puedes hacer una serie de cambios y trucos con los que conseguir que el sistema resulte más rápido de lo que es en la actualidad.

Si que es verdad que realmente no hemos tenido problemas con la velocidad de Windows en los últimos años, pero también es cierto que llevábamos mucho tiempo sin una versión nueva, razón por la que seguramente hemos experimentado esa, podemos decir, tranquilidad.

Ahora desde que Microsoft lanzan Windows 11, sí que es cierto que en ciertas tareas podía ser algo más dinámico, aunque esto es algo que seguro que van a pulir en breve. 

Pero mientras tanto, acciones como el iniciar programas o abrir el Explorador de archivos se toman más tiempo de lo que deberían.

Por eso, podremos servirnos de ciertos trucos y cambios que podemos hacer en el sistema para conseguir que todo vaya más veloz y que se note más dinámico.

¿Qué problemas se experimentan en general?

La verdad es que el ordenador que nosotros estamos utilizando con Windows 11 es de alta gama y especialmente potente, por lo que puede que sea el propio hardware el que se encarga de mitigar si sobreviene algún problema de velocidad muy marcado.

Aun así, hay algunos fallos que son evidentes y que le ocurre a más gente como pueden ser:

  • Explorador de archivos: la velocidad al abrir el Explorador de archivos la primera vez es mayor de lo que debería, aunque sí que es verdad que después de usarlo varias veces, el problema desaparece ligeramente.
  • Botón derecho del ratón: otro menú que no es precisamente fluido es el botón derecho del ratón, ya que se nota no tan veloz como sí ocurría en Windows 10.
  • Inicio de programas: este puede ser el caso más evidente de todos, puesto que se nota nada más que intentas ejecutar un programa que sea medianamente grande, tipo Photoshop, un software que ya de por sí no es precisamente veloz al abrir y que en Windows 11 se nota aún menos fluido.
  • Maximizar: a la hora de maximizar un programa que tengas minimizado en la barra de tareas, también puede ocurrir que no aparezca en la pantalla de manera veloz. Esta es una incidencia que no ocurre siempre, pero sí que es cierto que a veces se nota.

Después también se ha conocido que hay un problema con los procesadores AMD, que pierden potencia después de actualizar a Windows 11, aunque no en el cien por cien de los casos, pero si en un porcentaje bastante evidente. 

Esto es algo que solo se podrá solucionar cuando Microsoft mande una actualización, ya que en esto poco podemos hacer los usuarios.

Para el resto tenemos la facultad de realizar ciertas tareas que pueden servir para ganar fluidez en Windows 11.

Desactivar efectos visuales

Podemos desactivar algunos de los efectos visuales que tiene el sistema operativo y que no son una gran pérdida a la hora de funcionar con él, por lo que puede prescindir de ellos sin problema.

Para conseguirlo debemos realizar unos sencillos pasos:

  • Pulsamos en el botón de Windows de barra de tareas, para abrir el Menú de Inicio.
  • Después hacemos clic en Configuración.
  • Es el momento en el que debemos escribir donde pone Buscar una configuración (en la parte izquierda de la pantalla), rendimiento y seleccionar Ajustar apariencia y rendimiento de Windows.
Apariencia y rendimiento Windows 11
  • En la ventana que sale podemos quitar todo lo referente a los efectos visuales, pero si suprimimos las casillas de Animaciones de barra de tareas, Animar las ventanas al minimizar y maximizar y Animar los controles y elementos dentro de las ventas, será suficiente para experimentar una mejora en la velocidad.
Animaciones de Windows 11

Estos cambios van a hacer que sobre todo el Explorador de archivos como el menú contextual se vean con más fluidez, por lo que algo habremos avanzado.

Puede que visualmente pierda algo, pero tampoco es que estemos hablando de un cambio absolutamente radical, incluso habrá quien ni se dé cuenta.

Planes de energía

Si Windows 11 lo tienes en un portátil, puede que sea bueno modificar los llamados planes de energía, que es la zona donde Windows puede modificar ciertos parámetros para ahorrar batería.

Esta es una parte que, si utilizas un dispositivo sobremesa no vas a tener, pero que en los ordenadores que nos podemos llevar de lado a otro tiene todo el sentido del mundo, puesto que así podemos controlar si queremos priorizar un menor consumo o una capacidad en el rendimiento mayor.

Para conseguir regular esta parte debemos realizar lo siguiente:

  • Vamos otra vez a Configuración de Windows.
  • Escribimos en la parte derecha, en la zona habilitada para ello, Panel de control y lo seleccionamos cuando salga.
  • Una vez dentro del Panel del Control es el momento de ir a Hardware y Software.
  • Para después pulsar en Opciones de energía.
  • Es aquí donde debemos cambiar a la opción de Máximo rendimiento, sabiendo que en esta opción conseguiremos más velocidad en todos los procesos, pero gastaremos más batería.
Máximo rendimiento Windows 11
  • También podemos entrar en Cambiar la frecuencia con la que el equipo entra en estado de suspensión, menú que está en la parte derecha, para poder gestionar cuando se apaga la pantalla y cuando se pone el equipo en estado de suspensión, dos cosas que también pueden ralentizar el sistema operativo.
Reducción de energía Windows 11

Conclusión

La verdad es que hay que darle un poco de margen a Windows 11 para que se coloque a la altura de la fluidez que se había conseguido con la versión 10, pero lo cierto es que, para ser la primera actualización oficial, el comportamiento en líneas generales es mejor de lo que algunos podíamos esperar.

Puede que, en ciertos temas, como ya te hemos contado, no se le vea tan ágil como era Windows 10, pero sí que parece que el potencial es mucho mayor. Ya pocos recuerdan como era la primera versión estable de los anteriores Windows.

Aun así y por no disculpar en todo a Microsoft, a una empresa de tal calibre se le puede exigir que lance el sistema totalmente pulido, aunque las prisas comerciales arrecien.

Etiquetas:

#Tecnología, #Windows

Y además