Logo Computerhoy.com

Configuraciones rápidas con las que consigo mejorar el rendimiento de mi Smart TV al instante

Con unos cuantos ajustes básicos, tu televisor volverá a funcionar como el primer día, permitiéndote disfrutar al máximo de tus series, películas y programas favoritos. 

Configuraciones rápidas con las que consigo mejorar el rendimiento de mi Smart TV al instante

Getty Images

Foto del redactor Juan Manuel Delgado

El televisor es uno de los dispositivos esenciales en cualquier hogar. Ya sea para disfrutar de tus series y películas favoritas, seguir las noticias, jugar a videojuegos o simplemente relajarte viendo un documental, se ha convertido en el centro de entretenimiento de muchas familias.

Como es habitual, el Smart TV se suele utilizar durante largas horas, tanto de día como de noche, dependiendo de tus hábitos. Con el paso de los años, es completamente normal que con el uso prolongado comience a mostrar signos de desgaste, manifestándose en pequeños fallos.

Es posible que empieces a notar ciertos problemas comunes en tu televisor. Por ejemplo, la pantalla puede parpadear o quedarse congelada, las apps pueden tardar más en cargar o incluso cerrarse inesperadamente. 

También puedes experimentar retrasos en la respuesta del mando a distancia, bloqueos o tiempos de carga prolongados al cambiar entre canales. Al final, estos son indicios claros de que tu tele necesita una puesta a punto para recuperar su rendimiento.

Si te encuentras en una situación donde tu Smart TV ha perdido estabilidad o ya no funciona como antes, no te preocupes. Hay algunas configuraciones rápidas que puedes realizar para mejorar su rendimiento al instante.

5 ajustes rápidos para mejorar la calidad de imagen de tu Smart TV

Mejora el rendimiento de tu Smart TV con estos ajustes rápidos

  • Borrar la caché y eliminar apps que no utilizas: Al igual que un ordenador o un smartphone, tu Smart TV almacena datos temporales. Con el tiempo, la caché puede llenarse y ralentizar el rendimiento del sistema. Para solucionarlo, ve a la configuración de tu televisor y localiza la opción para borrar la caché. Además, desinstala las apps que no utilices regularmente. Ocupan espacio y recursos, y eliminarlas puede liberar memoria y mejorar el rendimiento general. 
  • Comprueba la conexión a Internet: Un Internet estable es fundamental para la transmisión de contenido en tu Smart TV. Si experimentas problemas de conexión, intenta ubicar el router más cerca del televisor para mejorar la señal WiFi o conecta directamente el televisor al router mediante un cable Ethernet para una conexión más rápida y estable. Otra opción es utilizar un repetidor de WiFi para amplificar la señal en áreas con poca cobertura. 
  • Instala apps de optimización: Existen varias apps diseñadas para optimizar el rendimiento de tu televisor. Pueden ayudar a gestionar procesos en segundo plano, limpiar la caché y ajustar la configuración de imagen y sonido. Asegúrate de que estas aplicaciones sean compatibles con tu modelo de televisor y verifica si requieren suscripciones o compras adicionales.
  • Actualizar el software: Los fabricantes suelen lanzar actualizaciones de software y firmware para corregir errores, mejorar la seguridad y añadir nuevas funcionalidades. Asegúrate de tener instalada la última versión de tu tele. Puedes comprobarlo en la configuración del dispositivo y, si hay actualizaciones disponibles, instalarlas.
  • Reinicia tu televisor y desenchufa el cable de alimentación: Aunque parezca obvio, un simple reinicio puede solucionar muchos problemas. Apaga tu televisor, desconecta el cable de alimentación del tomacorriente y espera unos minutos antes de volver a enchufarlo. Al hacerlo, el sistema operativo cierra todas las aplicaciones y procesos en segundo plano que pueden estar consumiendo recursos innecesarios. 
  • Restablece los valores de fábrica: Si has intentado todas las soluciones anteriores y tu televisor sigue funcionando mal, restablecerlo a los valores de fábrica puede ser necesario. Esta opción borrará todos los datos, apps y configuraciones guardadas, devolviendo la tele a su estado original. Es importante mencionar que debes utilizar esta medida solo como último recurso, ya que implicará la pérdida de toda la información.
Tardé mucho tiempo en darme cuenta de este error con mi Smart TV: tú estás a tiempo de evitarlo

Siguiendo estos pasos, podrás resolver problemas comunes y disfrutar nuevamente de todas las funciones que tu televisor tiene para ofrecer, asegurando así una experiencia de usuario sin interrupciones.

Recuerda que estas son solo algunas configuraciones rápidas que pueden ayudarte a mejorar el rendimiento de tu Smart TV al instante. Si el problema persiste, es recomendable que consultes el manual de usuario de tu tele o te pongas en contacto con el servicio técnico del fabricante.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: