Logo Computerhoy.com

LG llama a revisión a 52.000 televisores de 86 pulgadas, que pesan 46 Kilos, por peligro de aplastamiento

Que se te caiga un televisor encima quizá no vaya más allá del golpe para un adulto, pero imagínate en un niño...

LG retira del mercado 52.000 televisores de 86 pulgadas, que pesan 46 Kilos, por peligro de aplastamiento

LG anuncia que retira del mercado 52.000 televisores LG de 86 pulgadas, pertenecientes a cuatro modelos diferentes, tras detectarse 12 episodios de caídas, que podrían haber causado lesiones graves, e incluso la muerte. Estos televisores pesan 45,90 Kilos.

Según informa la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC), vía Digital Trends, en los últimos meses se han reportado 12 casos de caída de uno de estos enormes televisores de 86 pulgadas, todos ellos asentados sobre las patas del televisor, en lugar de colgarse en la pared.

En ninguno de estos incidentes se han producido lesiones. Pero es fácil imaginar lo que puede pasar si un televisor de 46 Kilos y 2 metros de largo cae encima de un niño, o de un adulto desprevenido.

El comunicado indica que la revisión del televisor solo es necesaria si se usa con su stand, es decir, sujeto únicamente con sus patas. Si la tele está atornillada a la pared con el soporte correspondiente, no hay ningún peligro.

Qué hacer si tienes un televisor LG de 86 pulgadas

Los modelos de televisores LG de 86 pulgadas llamados a revisión en Estados Unidos, Canadá y Japón son cuatro: LG 86UQ8000AUB, LG 86UQ7070ZUD, LG 86UQ7590PUD, y LG 86NANO75UQA.

Esta medida de momento no se aplica a Europa, pero si has importado un televisor de 86 pulgadas y los usas con su stand, plantéate atornillarlo a la pared.

En un comunicado publicado por Digital Trends, LG afirma que no cree que el stand tenga un defecto. Asegura que la culpa de las caídas es que está mal montado:

"LG ha tenido conocimiento de que la instalación incorrecta del soporte en determinados modelos de televisor UHD de 86 pulgadas de LG puede crear una vulnerabilidad en la integridad del soporte del televisor", afirma el comunicado.

"Sin embargo, esta vulnerabilidad sólo se produce cuando el soporte no se instala correctamente. Cuando el soporte se instala exactamente como se describe en las instrucciones del producto, y se utilizan todos los tornillos suministrados y se aprietan correctamente, no se produce este fallo estructural".

LG OLED T

LG explica que la clave está en que los tres tornillos de las patas de la tele, estén bien apretados:

"Si no se utilizan los tres tornillos suministrados para fijar el soporte al televisor, o si sólo se aprietan parcialmente, puede producirse una tensión excesiva en la zona del soporte que se conecta a la pantalla. Esto puede causar posibles daños en el soporte y hacer que el televisor quede inestable una vez instalado".

Si tienes un televisor de LG de 86 pulgadas y lo usas con el stand, asegúrate de que todos los tornillos están bien apretados, ya que la compañía coreana ha retirado 52.000 unidades por peligro de aplastamiento. Nuestro consejo es que todas las teles grandes se atornillen a la pared. Aunque el stand funcione a la perfección, un niño o una mascota puede empujar o dar un golpe a la tele, y tirarla.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: LGTelevisores