La fotografía móvil digital: ¿cuál es su origen?

Algo tan habitual ahora como sacar el móvil, hacer una foto y mandársela a quien quieras tuvo su origen en una curiosa anécdota, y con unos medios y una tecnología mucho más complejos y voluminosos de los que tenemos ahora.  

La primera fotografía que se mandó a través de un móvil se hizo utilizando una cámara digital, un teléfono y un ordenador portátil. Su autor fue Philippe Kahn, que sintió una necesidad irresistible de compartir, de manera inmediata, la primera foto que le hizo a su hija recién nacida. Fue el 11 de junio de 1997.

Khan llevaba tiempo trabajando junto a su mujer en un software para llevar a cabo su idea, y decidió rematarlo en la sala de espera del hospital mientras esperaba la llegada de su hija.

Philippe Kahn

Cuando eso ocurrió le hizo una foto a Sophie con una cámara digital, una Casio QV10, la pasó al ordenador portátil y utilizó la señal del teléfono móvil, un Motorola StarTac, para enviarla al ordenador de casa. De esta forma pudo compartirla por correo electrónico con amigos, conocidos y familiares. La imagen era de 240 x 320 píxeles, y pesaba 27 k.

A partir de aquí son varios los que se disputan el honor de haber creado el primer teléfono con cámara propia. Aunque el título oficial es para el Samsung SCH-V200. Se lanzó en junio del año 2000, con una pantalla de 1,5”, cámara de 0,35 megapíxeles y capacidad para almacenar 20 fotos.

Los fabricantes enseguida vieron el potencial de un mercado que hizo que muchos hayan descubierto el fotógrafo que llevan dentro.