Gadget en 59 segundos: el reloj inteligente Basis Peak

Ya habéis visto relojes inteligentes medianamente económicos, y pulseras cuantificadoras bastante asequibles. Ahora sólo os queda conocer el aparato que une estos dos conceptos en uno sin hacer saltar la banca. Se trata del Basis Peak, un smartwatch bastante completo, más sencillo pero tremendamente útil. 

La principal diferencia entre el smartwatch Basis Peak y el resto del mercado radica sobre todo en la pantalla, de tinta electrónica. Sí, bien es cierto que el Peeble cumple esta condición, y además es más barato... pero pasa por alto toda la parte de monitorización del ejercicio, el sensor cardíaco y el seguimiento del sueño.

El reloj inteligente Basis Peak sí que incorpora estas características. Si tenéis alguna duda, simplemente tenéis que comprobar el saliente de la parte trasera (bastante molesto, las cosas como son), con leds incorporados. No terminamos de entender por qué pondrían luz en la parte del reloj que no se va a ver, pero en cualquier caso gracias a ellos tenemos el modo 'rave' (más información en el vídeo).

Conoce el otro reloj inteligente barato: el Pebble 

La pulsera es de plástico, sí, pero no es la clásica tira elástica: los chicos de Peak se han dedicado a currarse el diseño de la banda, al menos darle cierto relieve para evitar el exceso de sudoración y el mal olor. 

La base de carga es más sencilla que la de otros relojes inteligentes. Si recordáis la carcasa con la que se cargaba el primer Samsung Galaxy Gear, sabréis a lo que nos referimos. Y al tener una pantalla de tinta electrónica, garantizamos que la batería nos va a durar bastante más que en los relojes inteligentes al uso. 

Por supuesto, nos avisará de las notificaciones (incluso con vibración), y es compatible tanto con Android como con iOS.

Y como os decíamos, tampoco está nada mal el tema del precio. Dadas sus funciones, 199 dólares no nos parece demasiado exagerado. La verdad es que no es en absoluto mala compra, y lo único que nos echa para atrás es el sensor clavándose en nuestra muñeca, pero como con todo, habrá gente a la que no le importe demasiado. Decisión vuestra.