Samsung Galaxy S6 Edge: aquí nuestras primeras impresiones

Le hemos metido mano (desde el respeto) a las curvas del nuevo Samsung Galxy S6 Edge en el Mobile World Congress 2015 de Barcelona. En la misma presentación pudimos echar un vistazo al terminal, y hemos tomado buena nota de nuestras primeras impresiones. La verdad es que se nota en cuanto se coge que se trata de un dispositivo de alta gama. Samsung ha decidido cambiar el plástico por el Gorilla Glass incluso en la carcasa trasera. Parece que los coreanos estaban dispuestos a corregir el problema de la durabilidad pero seguían resistiendose a aumentar el peso metiendo más metal que el de los bordes. 

En cuanto a las curvas, están bien proporcionadas. Sin embargo, el hecho de que estén los dos bordes abiertos nos parece que podría ser problemático. Tened en cuenta que el smartphone es relativamente grande (5,1 pulgadas), y las curvas podrían prestarse a interrupciones.

Samsung Galaxy S6 Edge

Galaxy S6 Edge Samsung

Nota de análisis

90
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.0.2
    Tamaño 5.1 pulgadas
    Resolución 2560x1440
    Cámaras 16.0/5.0 mpx
    Capacidad 2600 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB, 128 GB
  • Análisis (90)

    Diseño y potencia son la tarjeta de presentación del nuevo Samsung Galaxy S6 Edge, un salto de calidad con el que la marca coreana quiere reafirmar su liderato. Analizamos hasta el más mínimo detalle del Samsung Galaxy S6 Edge... ¿Te lo vas a perder?

Hemos estado probando también fuera de camara todo lo relativo a software. Lo de el TouchWiz reducido es una de las grandes concesiones de Samsung, que sin duda encantará al público que ha sufrido en algún momento las consecuencias de la saturación del teléfono. 

Así ha sido la presentación del nuevo Samsung Galaxy S6 Edge

Además, como podéis ver está todo el tema del nuevo uso de la curva de la pantalla, aunque eso de primero diseñar la curva y luego inventarse las funciones no está muy bien pensado, la jugada del nuevo Samsung Galaxy S6 Edge podría no salirle demasiado mal a los coreanos. 

Como véis a Iván hacer en el vídeo, poniendo el teléfono boca abajo podremos seguir viendo si nos llama un contacto de nuestra lista de preferidos. Eso sí, acordaros de ponerlo boca abajo.

La parte buena es que si Samsung se queda escaso de software o ideas con los que dar uso a su nueva curva, llevan detrás una comunidad ingente de desarrolladores a los que seguro que se les ocurre algo.