Logo Computerhoy.com

El fin de Windows 10 podría tener un efecto catastrófico a nivel mundial

Microsoft dejará de ofrecer soporte para Windows 10 a partir del 14 de octubre de 2025 y los analistas han advertido del peligro que podría suponer para millones de usuarios.

El fin de Windows 10 podría tener un efecto catastrófico a nivel mundial

Getty Images

Foto del redactor Claudia Pacheco

El fin de Windows 10 es inminente, pero los usuarios se resisten a abandonarlo. Este sistema operativo ha registrado una de sus mayores cuotas de mercado en los últimos meses con un 70% de usuarios y Microsoft pretende tomar medidas contundentes.

La compañía prepara una actualización de Windows 11 conocida como 24H2 y muchos analistas aseguran que podría ser tan grande como el lanzamiento de Windows 12. Microsoft dejará de realizar actualizaciones el 14 de octubre de 2025 y esta decisión afectará a casi 400 millones de usuarios.

El gigante tecnológico ha encontrado una solución: ofrecer una suscripción de 61 dólares anuales para seguir recibiendo soporte. Esta alternativa no convence a los usuarios ya que el precio total del segundo año asciende a 122 dólares, 244 por tres años de suscripción.

Otras personas se resignan a pagar porque aseguran que su hardware no es compatible con Windows 11. Microsoft les obligará a actualizarlo de todas formas si no pagan el paquete anual.

Windows 12 PC

Millones de ordenadores acabarán en el vertedero a partir de la versión 24H2. "Una parte importante de los usuarios de todo el mundo no pueden actualizar a Windows 11 debido al chip TPM 2.0 de seguridad", ha explicado el analista Kieren Jessop a Tech News World

Se estima que cerca del 20% de la base global instalada no será compatible, lo que equivale a casi 200 millones de ordenadores. La mayoría de estos dispositivos no recibirán soporte a partir de octubre de 2025. 

Los usuarios finales sufren las consecuencias de esta decisión, pero las empresas serán las más afectadas. Los dispositivos no se vuelven obsoletos justo después de finalizar el soporte de Windows 10, pero las compañías con ordenadores antiguos se verán obligadas a realizar una inversión en un tiempo relativamente corto.

Jessop asegura que unos 240 millones de ordenadores acabarán en el vertedero cuando Microsoft finalice el soporte de Windows 10. La mayoría de estos dispositivos se convertirán en desechos electrónicos debido a la incompatibilidad con la última versión del sistema operativo.

La IA ha aumentado los problemas de compatibilidad de hardware

Microsoft ha aumentado considerablemente los requisitos de hardware para instalar Windows 11. Los ordenadores tendrán que soportar acciones más pesadas en parte debido al auge de la inteligencia artificial.

La compañía apuesta por llevar Copilot a todos los dispositivos, incluso ha empezado a integrar la aplicación de forma inesperada en Windows 11. Es posible que Microsoft esté realizando pruebas para evaluar si es viable esta app, pero todo apunta a que será una de las grandes apuestas de la versión 24H2.

Las funciones de IA pasarán de la nube al dispositivo para utilizarse en modo local. Esto aumenta la seguridad y ofrece mayores opciones de personalización, pero también implica tener un dispositivo que cumpla con los requisitos mínimos de hardware.

Kieren Jessop ha asegurado que la IA en modo local puede ser un 75% más rentable para las compañías en comparación con los sistemas en la nube. El 83% de los empresarios se están planeando dar el salto a la inteligencia artificial en los dispositivos y esto llevará a algunos ordenadores al vertedero.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Microsoft, Ordenadores, Windows 11, Windows 10