Análisis del YotaPhone 2, el smartphone con doble pantalla

Análisis del YotaPhone 2, el smartphone con doble pantalla

Lo mejor

  • Pantalla e-Ink trasera
  • Diseño ergonómico y acabado robusto
  • Cámara trasera luminosa

 

Lo peor

  • Precio elevado
  • La tecnología de tinta electrónica no es la más avanzada de e-Ink
  • La pantalla frontal es AMOLED con matriz Pentile
Imagen frontal deYotaphoneYotaPhone 2

YotaPhone 2Yotaphone

Amazondesde 195,00VER OFERTAS

Nota de análisis

77
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 4.4.0
    Tamaño 5.0 pulgadas
    Resolución 1920x1080
    Cámaras 8.0/2.0 mpx
    Capacidad 2500 mAh
    Memoria Interna 32 GB
Una buena idea sobre el papel

El YotaPhone 2 de la empresa Yota Devices, sería un smartphone convencional de no ser por su pantalla trasera con tecnología e-Ink de tinta electrónica.

La idea de combinar una pantalla con tecnología de tinta electrónica con la pantalla LCD ha estado rondando los departamentos de diseño de las compañías de telefonía desde los primeros días del boom de los e-Readers con e-Ink, aunque en la práctica no ha habido un interés real y comercial por este tipo de dispositivos híbridos en compañías de referencia como HTC, Samsung, Mototola o Apple, por poner algunos ejemplos.

Vídeo del Yotaphone 2

Motorola sí que se atrevió a lanzar un móvil (Motofone) con pantalla e-Ink, pero no era ni siquiera un smartphone y fue allá por el año 2006. Recientemente, Onyx, una empresa China especializada en la fabricación de e-Readers, ha empezado a comercializar un smartphone con pantalla e-Ink exclusivamente, el Midia InkPhone "Explorer Edition" con Android 2.3 y un precio de 149€. 

Onyx comercializa un smartphone con pantalla de tinta electrónica exclusivamenteOnyx vende un smartphone con pantalla de tinta electrónica

Otras ideas alrededor de las pantallas de tinta electrónica y los móviles giran alrededor de los accesorios. Como las carcasas que integran una pantalla de tinta electrónica que se comunica con el smartphone mediante Bluetooth. El ejemplo más mediático es InkCase con su producto InkCase de primera generación y el InkCase plus con un formato mejorado y compatible con terminales Android 4.3 y superiores. 

Yotaphone 3 pantalla tinta electrónica

La tinta electrónica presenta ventajas frente a las tecnologías habituales para las pantallas, como son LCD o AMOLED: es legible incluso a plena luz del sol y la energía que consume es menor que las pantallas con tecnologías emisivas. Es más, una vez que se ha formado una imagen en pantalla, se quedará en ese estado sin necesidad de usar energía alguna, hasta que se indique que cambie a otra imagen, momento en el cual habrá que aplicar energía para realizar el cambio de estado de los "píxeles". 

La tecnología e-Ink en el YotaPhone usa 16 niveles de grises y 235 pppLa tecnología e-Ink usa 16 niveles de grises y 235 ppp

Pero la tinta también presenta desventajas importantes, como la ausencia de color, la pobre legibilidad cuando no existe una fuente de luz externa, la lentitud en el cambio de estado de la pantalla o la densidad de puntos de apenas algo más de 200 ppp. 

Desde esta perspectiva, los diseñadores e ingenieros de la companía rusa Yota Devices, han optado por la solución teóricamente perfecta: integrar en un único dispositivo móvil las dos tecnologías AMOLED y e-Ink para ofrecer al usuario lo mejor de los dos tipos de pantalla. Y si este terminal está teniendo una repercusión por encima de lo que es habitual en dispositivos Android con una configuración similar a la del YotaPhone 2, es única y exclusivamente por su doble sistema de visualización.

Yotaphone 2

La cuestión que trataremos de resolver es la de su idoneidad en la práctica y la medida cualitativa del valor añadido que la pantalla e-Ink aporta a la experiencia de uso de un smartphone Android. 

El YotaPhone 2 como terminal Android

No podemos perder de vista que la función principal de este terminal es la de ser un smartphone Android.

Por mucha pantalla e-Ink que tenga, si no es un buen teléfono, lo demás es irrelevante. Los e-Readers llevan existiendo años, con precios y tecnologías de pantalla tan evolucionadas como la del reciente Kindle Voyage de Amazon, con tecnología e-Ink Carta de 300 ppp. Es difícil competir en este terreno con un dispositivo de 4,7'' y 699€. Así que el punto de partida para el análisis del YotaPhone 2 es el de un smartphone, y a partir de ahí pondremos en contexto la utilidad de la pantalla e-Ink trasera.

El sistema Android 4.4 se actualiza mediante OTAEl sistema Android 4.4 se actualiza mediante OTA

 

Como smartphone Android, YotaPhone 2 no deja de ser un terminal correcto y bien resuelto tanto tecnológicamente como estéticamente.

El procesador Snapdragon 800 de cuatro núcleos está acompañado de 2 GB de RAM, junto con comunicaciones LTE, 32 GB de espacio de almacenamiento y una pantalla frontal AMOLED de 5'' FullHD.

La cámara trasera de 8 Mpx tiene una óptica luminosa de apertura F2.0 mientras que la frontal ofrece 2,1 Mpx con apertura F2.8.

La batería tiene 2.500 mAh de capacidad, compatible con carga inalámbrica y el sistema operativo es Android 4.4.3 KitKat.

La novedad es la pantalla e-Ink de 4,7'' y 960 x 540 píxeles con tecnología e-Ink Pearl, perfectamente integrada en la parte trasera sin que ello introduzca dificultad alguna a la hora de usar el terminal. 

La integración de la pantalla e-Ink es excelente en cuanto a fabricación se refiereLa integración de la pantalla e-Ink es excelente en cuanto a fabricación se refiere

No da la sensación de ser una pantalla frágil en absoluto ni hay discontinuidad en el tacto de los materiales. El recubrimiento es de cristal Gorilla Glass 3, como el de la pantalla delantera y lo único que puede resultar poco conveniente es la falta de adherencia del cristal, que hace que mantener el smartphone estable sobre superficies inclinadas sea complicado de conseguir.

En cuanto al grosor, a pesar de integrar la pantalla de tinta electrónica, no se ha visto afectado de forma notable por ella.

Tampoco el hecho de que la batería se pueda recargar de forma inalámbrica impide que el YotaPhone 2 sea bastante delgado (8,95 mm). En la fotografía, el YotaPhone 2 (a la izquierda) está muy cercano a otros terminales como el Nexus 5 (a la derecha) con 8,6mm

El grosor del YotaPhone 2  (izq) es 8,9 mm. El Nexus 5 (drcha) tiene 8,6 mm El grosor del YotaPhone 2 (a la izquierda) es de menos de 8,9 mm. El Nexus 5 (a la derecha) tiene 8,6 mm

En su dimensión como terminal Android, el YotaPhone 2 tiene como elementos más cuestionables aspectos que, si bien para una mayoría de los potenciales usaurios de este terminal no son determinantes, sí pueden serlo para entusiastas y para compradores conocedores de las tendencias en movilidad.

Así, la versión del sistema operativo en el momento de realizar las pruebas es la 4.4.3, y a pesar de que Yota Devices ha confirmado que habrá actualización a Lollipop, no ha dado una fecha concreta aún. 

En otro orden de cosas, la pantalla delantera es Full HD AMOLED, con matriz Pentile. Si bien, desde un punto de vista sensorial la pantalla se ve bien, lo cierto es que la tecnología no es la más perfecta para la fabricación de una pantalla en un terminal que cuesta 699€.

Como se aprecia en la foto, los píxeles no están compuestos por una matriz RGB, sino por agrupaciones RGBG con más subpíxeles verdes que rojos y azules, lo cual hace que la tonalidad de la pantalla no sea totalmente blanca. Esta circunstancia se nota cuando se compara con otra pantalla.

La matriz de la pantalla AMOLED delantera del YotaPhone 2 es PentileLa matriz de la pantalla AMOLED delantera del YotaPhone 2 es Pentile

Comparando la pantalla del YotaPhone 2 con la del Apple iPhone 6 Plus, con el brillo al máximo en ambos casos y con la misma web de referencia, se puede ver que el blanco de uno y de otro no tienen demasiado que ver. Es una prueba cualitativa en cualquier caso, pero da una idea de cómo la tecnología de la pantalla afecta a los colores.

Pantalla del YotaPhone 2 (izq) y el iPhone 6 Plus (drcha) Comparación entre la pantalla del YotaPhone 2 (a la izquierda) y el iPhone 6 Plus (a la derecha) para un fondo blanco

Este terminal no es fácilmente rooteable, de modo que no será evidente instalar aplicaciones que saquen partido a la configuración de parámetros como los puntos por pulgada de la pantalla para renderizar los elementos gráficos y las fuentes de texto de modo que aprovechen al máximo las posibilidades de una pantalla FullHD de 5''.

Aplicaciones como Texdroider DPI sólo pueden instalarse en dispositivos con permisos de root. Es lógico, teniendo en cuenta que no estamos ante un terminal convencional en cuanto a su electrónica.

De otros aspectos puramente "smartphone" como el rendimiento o la cámara hablaremos en el siguiente apartado.

Rendimiento del YotaPhone 2

En un smartphone de casi 700€ el rendimiento es un apartado que debe estar cuidado, de modo que no haya fisuras por este lado.

La pantalla e-Ink es un argumento único en su categoría, pero no es razón suficiente como para justificar posibles carencias en el apartado de las prestaciones como móvil.

A partir de las características técnicas del Yotaphone 2 es posible posicionarlo de un modo aproximado, pero no hay nada como las pruebas de rendimiento para ubicar a un dispositivo en los ranking de prestaciones.

El procesador es un Qualcomm Snapdragon 800 con un chip gráfico Adreno 330. No es una configuración tan puntera como las de los smartphones de última generación con Snapdragon 805 y Adreno 420, pero en cualquier caso siguen siendo procesadores de 32 bits y arquitecturas similares. 

Las especificaciones del YotaPhone 2 son solventesLas especificaciones del YotaPhone 2 no son las más actuales, pero sí son solventes y vigentes

Para evaluar el rendimiento empleamos los benchmarks PC Mark para smartphone y 3D Mark de Futuremark, Geekbench 2 y Geekbench 3 de PrimateLabs, así como Antutu Benchmark 5.5. Para la autonomía empleamos el test de batería de PC Mark. 

Los resultados, como era de esperar, responden a lo esperado en lo que a rendimiento respecta. Aunque más adelante, a la hora de hablar de la pantalla e-Ink, será el momento de hacer algunas matizaciones sobre el ahorro de energía que teóricamente se deriva del uso de la tecnología de tinta electrónica, que en la práctica no es tan notable salvo que este uso de la pantalla e-Ink esté acompañado de la activación del modo Yota Energy, aunque al estar activado este modo, el rendimiento se ve penalizado con bastante severidad al modificar la velocidad de reloj del procesador.

En un modo convencional de uso, el rendimiento de este dispositivo entra dentro de la élite de los smartphones, aunque con el próximo advenimiento de los procesadores de 64 bits para gama alta de terminales, está en camino de quedar atrás en los ranking de aquí a pocos meses. 

Las pruebas de rendimiento Las pruebas de rendimiento posicionan al YotaPhone 2 entre los smartphones más solventes del momento

Otro tanto sucede para los gráficos, donde el chipset Adreno 400 integrado se posiciona dentro de la gama alta de la generación actual de smartphones, pero que también se quedará en la gama media de aquí a unos meses.

En la práctica, la experiencia lúdica no debería cambiar excesivamente más allá de no poder renderizar los modos gráficos más exigentes de los juegos que aparezcan a medio plazo.

En Android y otras plataformas móviles, los desarrolladores configuran los juegos para que se adapten a la potencia del chip gráfico de modo que la fluidez se mantenga constante independientemente del rendimiento del hardware jugando con los parámetros de calidad de los gráficos en pantalla.

Así, se eliminan reflejos, efectos como el HDR o el nivel de detalle de explosiones, por ejemplo.

El rendimiento gráfico está entre los más altos en esta generación de smartphonesEl rendimiento gráfico está entre los más altos en esta generación de smartphones

A modo de conclusión sobre el rendimiento del terminal, se puede decir que es correcto y acorde a su posicionamiento como móvil de gama alta. Se le puede reprochar que no alcance valores máximos como los 3 GB de RAM de otras propuestas, o que su versión de Android no sea la original de Google, lo cual puede restarle puntos de cara a los usuarios que valoran la pureza del sistema operativo sin bloatware, aunque en el Yotaphone 2, por las peculiaridades de su hardware, es necesario que Yota Devices introduzca sus propios elementos en el sistema para gestionar la segunda pantalla e-Ink.  Por otro lado, recordar que no es evidente proceder a su "rooteado", al menos de momento.

Sobre la autonomía hablaremos más adelante, al estar relacionada con el uso de la pantalla de tinta electrónica. Por lo pronto, decir que sus 2.500 mAh, en un uso convencional como smartphone con la pantalla AMOLED, no son suficientes para asegurar un día completo de uso intensivo.

Con los modos más exigentes de ahorro de energía y la pantalla e-Ink, la experiencia de uso cambia, y la autonomía también, pero como smartphone convencional no esperes un aprovechamiento espectacular de la batería si usas la cámara con asiduidad, por ejemplo.

La cámara del Yotaphone 2

Uno de los componentes más usados y valorados en un smartphone es la cámara.

No es extraño que haya quienes eligen o rechazan un terminal basándose en sus cualidades fotográficas, y más si se trata de terminales de gama alta con precios elevados donde la decisión de compra se realiza de un modo exigente.

En este caso, la cámara se comporta bien, con un nivel de detalle correcto con sensibilidades ISO bajas. A medida que la sensibilidad ISO aumenta en condiciones de poca luz, la calidad se degrada, pero gracias a la luminosidad de la óptica (F2.0), es posible usar ISOs comedidas en casi todas las situaciones.

El flash, como norma general en los smartphones, solo es recomendable en situaciones donde prime el detalle y la nitidez sobre la dimensión fotográfica de la imagen.

En un análisis rápido con Photoshop se puede ver que el nivel de detalle es elevado, aunque en situaciones complicadas de luz tiende a sobreexponer. Nada irreparable, todo sea dicho. 

La cámara se comporta bien, con buen nivel de detalle y rapidez de manejoLa cámara se comporta bien, con buen nivel de detalle y rapidez de manejo

La aplicación de cámara es la nativa de Google. Un acierto, teniendo en cuenta que Google está apostando por la fotografía y su aplicación integra modos fotográficos versátiles y divertidos, fáciles de usar y con resultados espectaculares a poco que cuidemos la producción de la foto. Como los modos panorámicos, o el de fotografía esférica de 360 grados, con algoritmos de composición muy eficientes. 

En la galería a continuación puedes ver algunos ejemplos de fotografías realizadas con el Yotaphone 2

Galería de fotosyotaphone 2 ver las 13 fotos

Modos como HDR pueden ser útiles en los casos de iluminaciones con claros y oscuros muy diferenciados. La cámara del Yotaphone 2 lo resuelve de un modo suficientemente bueno.

Aunque con un poco de pericia en la edición de las fotos con aplicaciones como Snapseed es posible arreglar este tipo de situaciones sin recurrir a los modos predefinidos en la cámara.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

 

Conectividad y comunicaciones

Yoya Devices es una compañía rusa estrechamente relacionada con la operadora de telecomunicaciones Yota. Y el smartphone Yotaphone 2 integra tecnologías de comunicaciones muy cuidadas.

También es cierto que en un smartphone con un precio como el del Yotaphone, estas tecnologías son de presencia casi obligada. LTE cat 4, así como 3G y 2G, junto con Bluetooth LE, NFC, GPS y Glonass y WiFi 802.11ac.

Como conexión USB estça el habitual puerto microUSB 2.0. Nada que objetar en este apartado. Tampoco le falta de nada en el apartado de los sensores, con acelerómetro, brújula, giroscopio, sensor de luz y proximidad. La tarjeta SIM es de tipo nanoSIM y está ubicada tras los controles de volumen.

La tarjeta SIM es de tipo nanoSIM y está ubicada tras los controles de volumenLa tarjeta SIM es de tipo nanoSIM y está ubicada tras los controles de volumen

La pantalla e-Ink, el elemento diferencial del Yotaphone 2

Hasta ahora hemos analizado el Yotaphone 2 como un smartphone convencional. Sin tener en cuenta la variable precio, el resultado es correcto tanto por características tecnológicas como por funcionalidad, quedando en manos de la confianza en las promesas del fabricante el hecho de que se actualice a Lollipop en un periodo de tiempo razonablemente breve.

Pero a estas alturas, hay terminales con un repertorio de características iguales o mejores, con diseños y acabados iguales o mejores y además con un precio inferior.

Fabricantes como Xiaomi, OnePlus o BQ (por poner algunos ejemplos con un impacto mediático notable) tienen propuestas excelentes y con precios más competitivos, así como detalles que los entusiastas aprecian tales como la posibilidad de rootearlos o llevar el sistema operativo original de Android.

En el Yotaphone 2, el elemento diferenciador y el que confiere un atractivo especial a este smartphone, es la pantalla e-Ink perfectamente integrada con la cubierta trasera del terminal. Decir que está perfectamente integrada es literal: El cristal Gorilla Glass 3 recubre toda la parte trasera de la carcasa unibody protegiendo el chásis y la pantalla e-Ink de 4,7'' propiamente dicha, con 960 x 540 píxeles y 235 ppp de densidad de puntos. 

La pantalla de tinta electrónica está perfectamente integrada La pantalla de tinta electrónica está perfectamente integrada en la parte trasera del terminal

Las tecnologías de pantalla para dispositivos con tinta electrónica no evoluciona tan rápido como en el mundo AMOLED o LCD. Lo más reciente en tecnología lo tiene e-Ink con Carta, su producto estrella con el que está equipado el flamante Kindle Voyage, por ejemplo.

Mejora en prestaciones como el tiempo de respuesta o el contraste, se pueden refrescar partes de la pantalla y no toda al completo, y la remanencia de los píxeles está mejorada también.

Y además, la densidad de puntos aumenta hasta los 300 ppp. Pero Yotaphone 2 no usa Carta, sino Pearl, como tecnología de tinta electrónica.

Es un punto negativo, teniendo en cuenta que estamos ante un smartphone que debería hacer uso de la mejor tecnología para minimizar los efectos colaterales no deseados de la tecnología de tinta electrónica.

La tecnología e-Ink no emite luz. Refleja la incidente como lo haría un papel impreso.La tecnología e-Ink no emite luz. Refleja la incidente como lo haría un papel impreso

La calidad de la visualización en una pantalla de tinta electrónica no es tan elevada como la de una pantalla LCD: no hay color (la pantalla del Yotaphone 2 muestra hasta 16 tonos de gris), la nitidez de los caracteres no es la mejor (como se observa en la foto, donde se aprecian discontinudades evidentes en los trazos) y la tasa de frames que es capaz de mostrar está entre 6 y 8 cuadros por segundo (medidos grabando con una cámara de alta velocidad los dígitos de un cronómetro en pantalla).

Pero presenta ventajas frente a la tecnología LCD, como su legibilidad similar a la del papel (como se aprecia en la foto de abajo, comparando la lectura del mismo libro en la pantalla trasera y la AMOLED), su bajo consumo energético o su capacidad para permanecer en el mismo estado sin necesidad de recibir energía

La legibilidad de la tinta electrónica a pleno sol es magníficaLa legibilidad de la tinta electrónica a pleno sol es magnífica

Yotaphone 2 permite a los usuarios usar indistintamente la pantalla frontal o la trasera o ambas a la vez, a través de modos de funcionamiento bien pensados. 

En el modo YotaMirror se usa la pantalla e-Ink como pantalla para usar el sistema operativo tal y como se haría con la pantalla AMOLED. Manteniedo pulsado el botón de inicio, se despliega un menú donde una de las opciones es Google Now, otra permite capturar la pantalla y mandar la captura como imagen a la pantalla trasera (YotaSnap), y la otra opción es la referente a YotaMirror. 

La pantalla trasera se puede usar de diferentes modosLa pantalla trasera se puede usar de diferentes modos

El modo YotaMirror permite incluso mostrar vídeos o jugar, aunque con la limitación de los 16 tonos de gris y la tasa de frames.

La tactilidad de la pantalla e-Ink es correcta, y la limitación proviene precisamente de la reducida tasa de frames que permite, que hace que haya cierto retardo entre la pulsación en la pantalla y la respuesta.

Pero poder, se puede hacer prácticamente lo mismo que con la pantalla AMOLED.

Lanzar apps, navegar etcétera. Como utilidades que se benefician de esta pantalla están los selfies, que gracias a ella se hacen con total precisión con la cámara trasera, que es la ideal para obtener la máxima calidad.

Las apps de la pantalla e-Ink en modo Mirror pasan por hacer selfies con total precisiónLas aplicaciones de la pantalla e-Ink en modo Mirror pasan por hacer selfies con total precisión

En el modo YoyaSnap, se hace una captura de pantalla que inmediatamente se transfiere a la pantalla e-Ink, donde se quedará hasta que se indique lo contrario.

Es un modo útil para transferir rápidamente información como un mapa, una tarjeta de embarque o una dirección que estarán visibles incluso con el móvil bloqueado.

Además, cuenta con YotaCover y YotaPanel, que definen el comportamiento del smartphone con el sistema bloqueado. YotaCover entra dentro de la personalización y permite seleccionar imágenes de Facebook, Instagram o el propio dispositivo que se mostrarán como fondo de pantalla con 16 tonos de gris.

YotaPanel permite definir imágenes personalizadas como fondo El modo YotaPanel permite definir imágenes personalizadas como fondo para la parte trasera

YotaPanel, por su parte, permite elegir entre diferentes aplicaciones y pantallas informativas, de modo que podremos usar el smartphone para conocer el estado del tiempo, la hora, los eventos de calendario, o acceder a aplicaciones concretas elegidas por nosotros mismos, como mapas, un lector de libros electrónicos, juegos como ajedrez, sudoku o 2048, o incluso la cámara para hacer un selfie

Se puede configurar el comportamiento de la pantalla e-Ink Se puede configurar el comportamiento de la pantalla e-Ink con bastante margen de maniobra

También se puede usar el marcador telefónico, y comprobar notificaciones de correo o mensajes y contestarlas. De nuevo, con las limitaciones del refresco de pantalla y la ausencia de color. Pero con funcionalidad completa. La utilidad de esta segunda pantalla para este tipo de usos encuentra su razón de ser en escenarios como al aire libre con sol incidiendo directamente en el móvil, por ejemplo. Y también en el ahorro de batería usando la pantalla e-Ink en vez de la AMOLED.

Aunque este ahorro solo será evidente si no estamos usando el smartphone de manera intensiva, como se indicará más adelante en el apartado de la autonomía. O si se activa el modo YotaEnergy, que esencialmente desactiva todo lo desactivable y reduce la velocidad de reloj del procesador para maximizar el uso de la energía

Opciones de energía para maximizar el uso de la bateríaYotaEnergy permite configurar las opciones de energía para maximizar el uso de la batería

Como ausencia notable está la de la retroiluminación de la pantalla de tinta electrónica, que hace que no sea usable en condiciones donde la luz sea inexistente o de baja intensidad, lo cual coarta su uso en escenarios de vida social nocturna, por ejemplo. 

La batería del Yotaphone 2

La racionalización del uso de la batería es uno de los efectos colaterales derivados del uso de una pantalla e-Ink en vez de la AMOLED. Lo complicado es evaluar el impacto real de la pantalla en la autonomía. Hay una casuística bastante rica en opciones y requiere bastante tiempo exminar caso por caso. 

Desde el punto de vista de pruebas de rendimiento, sí que se puede extraer una conclusión bastante precisa acerca del impacto de la pantalla en la autonomía.

Ejecutando el benchmark PC Mark usando la pantalla AMOLED y la pantalla e-Ink, se observa que la duración de la batería es de casi una hora más usando la tinta electrónica en vez de la pantalla frontal AMOLED.

Es un tiempo escaso, pero la clave está en pensar que el procesador está funcionando de un modo exhaustivo y el consumo de batería es en una gran parte debido a la CPU. Sin olvidar 4G o 3G, ni WiFi o el resto de las radios activadas, por supuesto.

La autonomía con pantalla e-Ink es de una hora más

En un uso normal, el peso de la pantalla en el consumo energético es mayor, ya que gran parte del tiempo lo invertimos mirándola, sin hacer nada realmente intensivo. La autonomía usando la de tinta electrónica será notablemente mayor si las tareas que realicemos con el smartphone dependen más de la lectura en pantalla que de la actividad de la CPU o elementos como la cámara.

En el extremo, únicamente leyendo libros y usando la pantalla trasera e-Ink, podríamos estar usando este smartphone decenas de horas (más de 100 horas según las especificaciones).

La autonomía puede aumentar, aunque a costa de desactivar casi todoLa energía no solo depende de la pantalla, sino del procesador y las radios WiFi, Bluetooth o 3G/4G

Existe un modo de energía denominado YotaEnergy que permite prolongar la vida de la batería del Yotaphone 2, aunque a costa de desactivar prácticamente todo lo que caracteriza a un móvil como tal: desde las radios de comunicaciones WiFi, Bluetooth, datos móviles, NFC o GPS, hasta la vibración, pasando por reducir la velocidad de reloj del procesador, lo cual impacta negativamente en el rendimiento del terminal, tal y como se puede ver en el resultado de benchmarks como Antutu, que pasan de más de 39.000 puntos a 26.000. 

Es cierto que disponer de este tipo de modos de funcionamiento es correcto, aunque se hace muy cuesta arriba hablar de una mayor autonomía como una cualidad cuando esta mayor autonomía se deriva de la activación de modos de funcionamiento tan limitados.

En resumidas cuentas, Yotaphone 2 y su pantalla e-Ink permiten hablar de un mejor aprovechamiento de la batería de este smartphone, pero no del modo tan perfecto como cabría esperar: por un lado, la pantalla de tinta electrónica no es la mejor en cuanto a nitidez o velocidad de respuesta.

Con algo más de 230 ppp, y entre 5 y 6 fps, no estamos ni siquiera ante la tecnología e-Ink más avanzada del momento. Y además, si usamos el móvil en condiciones normales, el consumo energético del procesador y la electrónica de comunicaciones seguirá siendo igual al del consumo de estos componentes con la pantalla AMOLED.

El modo YotaEnergy ayuda a paliar el efecto en el consumo de estos componentes, pero a costa de prescindir de casi todo lo que hace que un smartphone sea un smartphone. Para emergencias está bien, pero no como uso habitual.

La pantalla e-Ink aporta ventajas como la legibilidad  con luz ambiente intensaLa pantalla e-Ink aporta ventajas como la legibilidad con luz ambiente intensa

Como lector e-Reader es una propuesta interesante, con una buena legibilidad a pleno sol y con la ventaja de acceder a contenidos de múltiples fuentes en el propio smartphone, tales como documentos en el correo electrónico, libros descargables desde portales web, manuales, etcétera. De todos modos,el Yotaphone 2 no es la panacea en cuanto a nitidez o gama cromática.

La autonomía en el uso como e-Reader es notable, aunque para un uso habitual como lector de libros electrónicos los e-Readers tradicionales hacen un buen servicio como dispositivos con entidad propia.

Así pues, si intuitivamente piensas que con la pantalla de tinta electrónica la batería del Yotaphone 2 te durará mucho más que en un smartphone con pantalla convencional, el choque con la realidad te resultará un tanto decepcionante: tendrás más autonomía en ciertos modos de uso, pero no será una ganancia espectacular si usas el Yotaphone como lo que es: un smartphone.

Y recuerda que la calidad de la pantalla e-Ink, a pesar de sus ventajas en determinadas circusntancias, no es comparable a la de las pantallas LCD o AMOLED para un uso general.

Calidad / precio

El Yotaphone 2 es un smartphone interesante y en muchos aspectos único en su categoría.

Combina la pantalla AMOLED con una pantalla e-Ink de un modo bien pensado e implementado tanto en hardware como en el software. Pero las ventajas asociadas a esta simbiosis entre dos tecnologías de pantalla se diluyen en nadfa menos que 699€ de terminal.

Con un presupuesto como este se podría comprar un terminal con unas características similares e incluso mejores  que las del Yotaphone 2 como el Xiaomi Mi3, junto con un lector e-Reader como el Amazon Kindle Voyage recién salido a la venta en Estados Unidos con la tecnología e-Ink Carta, retroiluminaciòn y carcasa de magnesio con WiFi o WiFi más 3G. 

Se puede comprar un smartphone de gama equivalente y un e-Reader de última generaciónPor el precio del Yotaphone 2 se puede comprar un smartphone de gama equivalente y un e-Reader de última generación

Es cierto que integrando ambas tecnologías en un único dispositivo se obtiene como resultado una funcionalidad mejorada, pero no hasta el punto de justificar un desembolso de dinero tan elevado.

Como smartphone está bien, pero no "tan" bien. La pantalla AMOLED no es IPS. El procesador no es de los más recientes de Qualcomm, y para los entusiastas, no hay aún un método de "rooteo" evidente. Y la pantalla de tinta electrónica tampoco está "tan" bien: no es Carta, sino Pearl.

La respuesta es lenta y no está retroiluminada, lo cual limita su uso en circunstancias donde escasee la luz.

El efecto "Wow" está asegurado, eso sí. Pero este efecto acaba por olvidarse y nos quedamos con un smartphone que, si bien presenta usos únicos hasta la fecha, nos habrá costado casi 700€ sin que sea excelente en ninguna de sus identidades.

La idea es genial, no lo negamos. Pero el precio del Yotaphone 2 está por encima de su implementación en la práctica.

Si el precio de este terminal estuviera en los 400€ la valoración cambiaría, pero por 700€ hay alternativas que para un uso generalista de los smartphones ofrecen mejores argumentos.

El efecto "Wow" está asegurado con este terminalEl efecto "Wow" está asegurado con este terminal

Conclusiones

El Yotaphone 2 es un terminal que no pasa desapercibido y que sobre el papel se presenta como la panacea de los smartphones.

Pero en la práctica, y tras convivir con él bastante tiempo, no es una solución tan ideal: la autonomía no aumenta milagrosamente por el hecho de tener una pantalla e-Ink, y su uso como e-Reader en la parte de la pantalla electrónica no es tan ágil como pudiera pensarse.

La tasa de frames de entre 6 y 8 cuadros por segundo hace que parezca que su respuesta a nuestra interacción sea lenta, por ejemplo. Para leer está bien, y puede sustituir al e-Reader, pero a cambio de desembolsar nada menos que 699€ sin que sea excelente en ninguna de sus dos identidades, la de smartphone y la de e-Reader

La segunda pantalla ofrece usos originales y únicos, como el de asegurar que el código de un billete de avión o de tren estará ahí aunque se acabe la batería del móvil.

Consultar las notificaciones de correo, redes sociales o servicios como el clima. Incluso usar la cámara trasera para hacer autorretratos (o selfies), aunque el encuadre haya que hacerlo en escala de grises. Como elemento para la personalización también confiere valor añadido al facilitarnos que la parta trasera muestre una o varias imágenes elegidas por nosotros. 

El ahorro energético es una dimensión más, aunque para conseguir que sea relevante, es preciso activar el modo YotaEnergy, sumamente restrictivo en cuanto a las posibilidades de uso que permite cuando está activo, lo cual hace pensar que puede ser más interesante llevar una batería externa para cargar el móvil y seguir usándolo en todas sus dimensiones, en vez de tener que sacrificar gran parte de su rendimiento y funcionalidadespara limitar el consumo. 

Una vez probado el Yotaphone 2, uno se queda con las ganas de tener una solución similar en todos los terminales, ya sea en forma de pantalla que ocupe toda la parte de atrás, o como mini pantalla auxiliar aunque sea para hacer selfies con la cámara trasera de más calidad y con un flash mejor que el frontal (inexistente en casi todos los casos). Pero sin que ello suponga un sobre precio tan grande.

Un lector e-Reader cuesta unos 60 - 80€, por ejemplo. Y el Yotaphone 2, si le quitásemos la pantalla e-Ink, y a la vista de la competencia por parte de fabricantes como Xiaomi, no debería costar mucho más de 350€ - 400€.

Para quienes encuentren que el modo dual es interesante y lo amorticen, este smartphone es único en el mercado. Pero es una unicidad que no es fácil de calificar como imprescindible

 

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware88/10
  • Software88/10
  • Cámara88/10
  • Batería77/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio66/10