Goodgame Empire: análisis del juego online de estrategia medieval

Goodgame Empire

Lo mejor

  • Fácil de empezar, difícil de dejar
  • Una jugabilidad muy rica y variada
  • Los micropagos te facilitan el juego, pero no son imprescindibles

Lo peor

  • Las constantes ofertas que invitan a comprar rubíes
  • Los nombres de algunos castillos y alianzas

Nota de análisis

92

Características y Ficha Técnica

Marca:
Goodgame
Modelo:
Empire
Un Imperio por conquistar

Goodgame Empire es un juego online en navegador, lo que significa que, tras crear una cuenta gratuita, tu partida estará disponible en cualquier ordenador desde el que te conectes. El juego es completamente gratuito, si bien existen los micropagos que pueden ponerte mucho más fáciles las cosas.

En Goodgame Empire ocurren mil cosas y cada vez que te conectas te llamarán la atención muchas novedades, pero no te asustes: no hay nada más sencillo que empezar el juego. Desde el primer minuto, bien sea a través de un tutorial, un personaje, eventos, mensajes y mil formas más, siempre tendrás muy claro cuál es el siguiente paso. El juego te guía un buen trecho y, para cuando te deja completamente libre, ya serás un experto señor de tu castillo.

Accede a GoodGame Empire

Además, debes olvidarte de tutoriales densos y aburridos que están programados para que te aprendas un montón de conceptos y mecánicas que se te agolpan en la cabeza y forman una ensalada difícil de digerir. El tutorial te hace jugar desde el primer instante, te da cuatro consejos básicos y, tras estos, la diversión habrá empezado.

De modesto señor a poderoso emperador

En Goodgame Empire, tu prometedora carrera hacia la conquista de un Imperio empieza de cero. Tu fortaleza está compuesta por cuatro sencillos muros y entre ellos tendrás que ir creando y mejorando un sinfín de construcciones. Además de levantar los edificios que producirán madera, piedra y comida, los tres grandes recursos del juego necesarios para mantener las construcciones y a tus ciudadanos, cuentas con numerosas opciones para decidirte: artefactos de asedio, defensas para tu castillo, articulos decorativos, almenas… y un largo etcétera.

Durante tus primeros pasos, estarás solo y las preocupaciones serán mínimas. Un consejero te invitará a levantar una granja, mejorar tus barracones, etc. Incluso a participar en una sencilla batalla que ganarás sin dificultad. Pero como podrás imaginar, esto no es más que el principio y los problemas están por venir. Porque no estás solo.

Un ojeada al mapa del mundo te demostrará que tu modesta fortaleza es un puntito en un mapa lleno de castillos de diversos niveles y características. Y, por supuesto, todos ellos buscan lo mismo que tú: dominar todo el mapa del reino y aplastar a sus vecinos. Incluyéndote a ti, claro.

La vista del mapa del reino te muestra los castillos colindantes junto con el nivel y experiencia de cada vecino, no sea que hundas la espada en una presa más difícil de lo que pensabas. Pero antes o después, la batalla será necesaria. De hecho, si no eres tú el que ataca, muy pronto un reloj en la esquina superior izquierda de la pantalla te mostrará el tiempo que falta para que un vecino ingrato se disponga a pisotear tu castillo.  

¡A las armas!

En Goodgame Empire, los bonachones tienen sus días contados, así que espabila y ponte las pilas. Un temible ejército es la mejor arma para aplastar a tus enemigos. Escoje entre los distintos tipos de tropas cuerpo a cuerpo y a distancia y, a medida que progreses en el juego, completa tu ejército con máquinas de guerra y armamento más poderoso.

En la pantalla previa a la batalla, seleccionarás el número de tropas y su especialidad, armas, artefactos, flancos por los que atacarás… y, como era de esperar, a medida que avances en el juego, el abanico de posibilidades se abrirá muchísimo, añadiendo otros tipos de tropas, más armamento, etc.

Los combates son el elemento protagonista del juego, y hay muchas opciones y elecciones estratégicas a la hora de componer el ejército que marchará sobre las tierras de tus enemigos. Es parte del sabor de Goodgame Empire y, sobre todo, una de sus mayores virtudes. Pero no la única.

Algo más que gestión y estrategia

Si Goodgame Empire se limitara a su oferta de estrategia, gestión económica y combates, ya sería un juego suficientemente atractivo y completo. Pero, por suerte, hay más.

Goodgame Empire está repleto de detalles narrativos que enriquecen el desarrollo del juego cada minuto, haciendo que sea algo más que un simple juego de estrategia. Muchas veces se presentarán ante ti elecciones que pueden tener mayor o menor trascendencia, pero que convierten el juego en una experiencia más rica y profunda.

Por ejemplo, durante el transcurso de la partida, un icono aparecerá llamando tu atención sobre cualquier detalle. Puede ser una disputa entre canteros y leñadores por la que tendrás que tomar partido, o la guardia avisándote de que han capturado a un ladrón y debes decidir su condena.

Estos detalles, unidos a las misiones, objetivos y desafíos que constantemente aparecen en el juego, consiguen que entre tus tareas pendientes siempre haya algo que hacer, y además algo variado y divertido. Así es como Goodgame Empire consigue que siempre quieras volver a donde dejaste la partida.

Y también consigue que tu progreso sea constante gracias a la acumulación de recompensas, objetos, tesoros, etc. Además de, claro está, sumar puntos de experiencia con los que subir a nuevos niveles que desbloquean más opciones para que el desarrollo de Goodgame Empire pueda refrescarse y ofrecer nuevos retos.

Lo mejor será que te busques amigos

Goodgame Empire te invita a formar parte de la comunidad de jugadores. Más que invitar, sus características te obligan a ello. No podrás avanzar demasiado sin tener que integrarte, antes o después, en una alianza.

Ser miembro de una alianza incluye una serie de ventajas de cara al juego que van desde la posibilidad de intercambiar recursos a recibir apoyo militar. Puedes buscar e ingresar en una de las alianzas ya creadas por otros grupos de jugadores o crear la tuya propia.

Pero además, formar parte de una alianza multiplica la diversión. Te comunicas con otros jugadores, surgen los piques y la competición y el juego adquiere unos tintes sociales que contribuyen aún más a enriquecer la experiencia

Paga, pero solamente si quieres

No nos engañemos: Goodgame Empire es un juego online gratuito, pero nadie regala nada. Los micropagos están ahí, y si bien es perfectamente posible jugar sin comprar rubíes (aunque hacerlo facilita considerablemente las cosas, y el progreso es mucho más rápido) el juego te bombardea constantemente con ofertas y rebajas que pueden llegar a ser molestas. Legítimas, por supuesto, pero en ocasiones demasiado insistentes.

Es, con toda probabilidad, el único -y pequeño- punto negro que se le puede achacar a Goodgame Empire. Si nos atenemos al resto de características, el juego luce un excelente diseño visual en todos sus apartados, la jugabilidad es irreprochable y la curva de aprendizaje ejemplar.

Pero sobre todo, Goodgame Empire es un juego divertido, adictivo, sencillo y a la vez profundo y con una capacidad de introducir pequeñas novedades de forma constante que lo hacen muy, muy largo y duradero.

Convertir el conjunto de chamizos de tus tímidos inicios en un enorme castillo bien defendido y guardado por un ejército que teman tus enemigos, desarrollar letales máquinas de guerra y explorar los tres reinos que forman el mapa de juego es toda una aventura.

Goodgame Empire es una experiencia que te atrapa sin remedio, accesible en su comienzo pero con el listón de dificultad superándose en cada minuto, con una factura técnica impecable y tantos alicientes para continuar jugando que resulta imposible dejar de lado

Gameplay Goodgame Empire