El cofundador de la app Tinder, suspendido por acoso sexual

Justin Mateen cofundador de Tinder

Resulta difícil de creer, pero la misma compañía lo confirmaba a través de un comunicado:

"A traves del proceso de investigación interna, se ha probado que el Sr Mateen envió mensajes privados a la Srta Wolfe con contenido inapropiado. Inequívocamente, condenamos esos mensajes, aunque creemos que las demandas de la Srta Wolfe respecto a Tinder y su dirección son infundadas". 

Según parece, Justin Mateen podría haber insultado a la ex-vicepresidenta llamandola "zorra" frente al presidente de la compañía. Además no se habría cortado un pelo a la hora de dedicarle insultos "sexistas, racistas y comentarios inapropiados en emails y mensajes de texto". 

Parece ser que éstos mensajes serían el motivo de su despido, ya que la joven (24 años) ejecutiva acudió a Sean Rad, el actual CEO con sus quejas. Al parecer, el puesto del co-fundador pesó más, y la señorita Wolfe acabó de patitas en la calle. 

La demanda también describe los intentos de Mateen para mantener una relación romántica con la demandante, a pesar de ser su supervisor directo. Este suele estar vetada en las empresas, para evitar precisamente este tipo de situaciones. Aun así, la relación salió adelante. 

Cuando las cosas se torcieron, los problemas entre ambos fueron aumentando. Después de que la pareja rompiera en Diciembre del año pasado, el cofundador exigió que Whiney no tuviese ningún contacto con otro hombre durante un período de seis meses. 

Tinder podría tratar de suavizar algún que otro punto concreto, pero parece ser que los mensajes entre ambos sentencian el caso. La legislación estadounidense es muy clara y, por lo general, muy tajante en casos de acoso sexual.

Todo apunta a que si la Srta. Wolfe puede demostrar que las acusaciones son ciertas, Justin Mateen podría acabar bastante mal parado