Batería recargable para almacenar energía solar en las casas

Batería recargable para almacenar energía solar en las casas

Un equipo de científicos e ingenieros de la Universidad de Harvard ha desarrollado una batería de flujo recargable que tiene la capacidad de almacenar de manera limpia, segura y con un coste muy bajo la electricidad producida en las casas mediante instalaciones solares o eólicas. 

Tanto los paneles solares como las turbinas eólicas son fuente de energía verde y renovable, pero el problema de estos sistemas de autoabastecimiento eléctrico reside en el almacenamiento. Las instalaciones tradicionales proporcionan la energía de manera inmediata, de manera que lo que no se consuma en el momento se pierde y, además, si el día se nubla o el viento se detiene no es posible obtener suministro. 

Para resolver este inconveniente, este grupo de investigadores ha diseñado una batería de flujo segura y rentable que se puede utilizar tanto de manera doméstica como comercial. Está elaborada con materiales de bajo coste que se encuentran en la tierra de forma habitual, como carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno, hierro y potasio. Los compuestos no son tóxicos ni tampoco inflamables. 

"Los materiales no son tóxicos, son baratos, y al estar disueltos en una abundante cantidad de agua son seguros, ya que no puede prenderse fuego, un detalle muy importante cuando se están almacenando grandes cantidades de energía eléctrica cerca de la gente", explica Michael J. Aziz, uno de los ingenieros que ha desarrollado el invento. 

A diferencia de las baterías de electrodos sólidos, las baterías de flujo almacenan la energía en los líquidos contenidos en los tanques externos, de manera similar a las pilas de combustible. Los tanques establecen la capacidad de almacenamiento y el hardware de conversión electroquímica a través del que se bombean los fluidos establece la potencia.

Diseñan una nueva tecnología para almacenar energía solar

Ambos elementos se pueden personalizar para que cada usuario disponga de la energía atendiendo a sus necesidades. Además, como la cantidad de energía que puede guardar aumentar con sólo aumentar el tamaño de los tanques, se puede almacenar mucha más a un menor coste que los sistemas de baterías tradicionales.

[Fuente: Universidad de Harvard]