Con esta batería cargarás el móvil una vez a la semana

bateria que dura una semana

Un equipo de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pohang (POSTECH) en Corea del Sur ha desarrollado una pila de combustible en miniatura que dotaría a los smartphones de una semana de autonomía y a los drones de más de una hora de vuelo.

La batería de nuestros dispositivos es una de las grandes preocupaciones del mundo moderno. Para resolver los problemas de autonomía de los teléfonos móviles y los aviones no tripulados, estos científicos han diseñado una pila de combustible de dimensiones muy reducidas y gran capacidad que puede reemplazar a las baterías de iones de litio que se emplean en la actualidad.  

El componente se trata de una pila de combustible de óxidos sólidos (SOFC por sus siglas en inglés), un dispositivo electroquímico que convierte el hidrógeno y el monóxido de carbono a partir de combustibles de hidrocarburos en electricidad. A diferencia de las baterías de iones de litio, utiliza un electrolito sólido, un óxido metálico sólido no poroso, habitualmente el óxido de zirconio.

Proceso de fabricación de la pila de combustibleProceso de fabricación de la pila de combustible

La pila SOFC empezó a desarrollarse en la década de los 50 y se utiliza habitualmente en aplicaciones de alta potencia, como la generación de energía a gran escala o los vehículos eléctricos

Estos investigadores han diseñado un nuevo enfoque que, a diferencia de las tradicionales, combina acero inoxidable poroso, un material mecánicamente fuerte y muy estable en las reacciones de oxidación/reducción, con un electrolito de película delgada y unos electrodos con una capacidad calofrífica mínima.

Las baterías de hidrógeno permitirían a los drones volar durante horas

Gracias a esta configuración, el componente demostró una alta densidad de potencia y vio incrementado su rendimiento y la durabilidad de forma sustancial. Con la pila SOFC, los teléfonos móviles tendrían una autonomía de una semana y los aviones no tripulados podrían volar durante más de una hora.

El equipo de científicos considera que, además de a los móviles y los drones, se puede aplicar a todo tipo de dispositivos electrónicos portátiles que necesiten alta densidad de potencia y rápido encendido.