El Gadget de la Semana: el enfriador de bebidas Cooper Cooler

Cooper Cooler

Seguro que a todos se nos ha ocurrido pensar que sería genial tener una especie de microondas para el frío. Es decir, una especie de enfriador de bebidas que nos dejase saltarnos los tiempos de espera de una nevera o frigorífico tradicional. Incluso el congelador se nos queda escaso si sólo disponemos de un par de minutos para ofrecer a nuestros invitados una bebida fresquita. 

Además también cuenta con el problema de que si por cualquier motivo nos olvidamos de lo que hemos dejado en el congelador, la botella acabará estallando y tendremos un problema entre manos. Por supuesto, también podríamos recurrir al hielo, pero sólo en algunas bebidas, y acabaremos con una bebida aguada. 

Así que en nuestro incansable impulso de analizar para vosotros los gadgets más curiosos hemos pedido a los chicos de QueLoVendan.com que nos presten un enfriador de bebidas Cooper Cooler, para ver exactamente cómo funciona el invento. Curiosamente, es bastante más sencillo de lo que pensábamos, pero aun así tiene su ciencia. 

Funciona con hielo casero y agua, y con un eje que hace girar el recipiente que queramos enfriar a toda velocidad. Lo que se consigue con este método es que todo el cristal, metal o plástico de nuestras botellas y latas tenga la misma temperatura del hielo, refrigerando todo el contenido sin necesidad de aguarlo. 

Así es el frigorífico que funciona sin electricidad

Podemos utilizarlo con botellas de vino, con latas y con botellas de plástico. Las botellas de champán son demasiado grandes, pero en lo que respecta a materiales, mientras no utilicemos papel, estamos cubiertos con el enfriador de bebidas Cooper Cooler. 

Además, un extra: podemos introducir bebidas con gas sin problema, y cuando salgan no acabarán explotando como si las hubiésemos agitado. En lugar de eso tendremos latas de refresco heladas en 1 minuto, botellas de plástico en 3 minutos y de cristal en 6. Para que os hagáis una idea, es 40 veces más rápido que un congelador y 90 veces más rápido que un frigorífico. Y ya sabéis, si os interesa sólo tenéis que seguir el enlace y conseguirlo por 92 euros, sin gastos de envío.