¿Qué son los Chromebook? Todo lo que necesitas saber

Chromebook Samsung

A la hora de comprar un ordenador portátil, podemos escoger entre equipos con Windows, instalar Linux o decantarnos por un MacBook de Apple. Pero desde hace poco hay una nueva opción: los Chromebook, auspiciados por Google y que comercializan diversos fabricantes.

Los Chromebook son ordenadores personales que utilizan como sistema operativo Chrome OS, desarrollado por Google y que, a diferencia de Windows, OS X y Linux, están pensados para utilizarse permanentemente conectados a Internet, ya que se basan casi al completo en la nube.

Chrome OS, el corazón de los Chromebook

Chrome OS nació el 7 de julio de 2009, al poco tiempo de lanzarse el popular navegador Google Chrome, y precisamente este navegador vendría a ser su núcleo central. Al igual que Android, el sistema operativo de Google para dispositivos móviles, Chrome OS está basado en el kernel de Linux, y también existe una versión de código abierto denominada Chromium OS.

Los Chromebook, tanto para acceder a herramientas, programas y archivos, recurren al mundo online, y se basan principalmente en los servicios de Google. De esta forma, para consultar el correo recurre a Gmail; para ofimática y almacenamiento, a Google Drive; para navegar por la red, a Google Chrome; y así sucesivamente... Será a través de nuestra cuenta de Gmail con la que accederemos a todo el ecosistema de Google para utilizar nuestro Chromebook.

Chromebook Apps

También se incluye un reproductor multimedia, y todo se sincroniza permanentemente en la nube. Por ello, si pretendemos utilizar un Chromebook sin conexión a Internet, su funcionalidad es más limitada que la de otros ordenadores. De hecho, las aplicaciones se instalan a través de Chrome Web Store, la tienda de aplicaciones integrada en Google Chrome, con lo que algunas de las herramientas más habituales (como Office o Skype, por ejemplo) tendrían que verse reemplazadas por Google Drive y Google Hangouts, sin ir más lejos.

Chrome Web Store

No obstante, también se pueden utilizar de forma local sin recurrir a la Red, ya que muchos de los servicios de Google disponen de un modo sin conexión que, una vez volvemos a disponer de Internet, se sincronizarán sin problemas.

Te recomendamos que si estás pensando en comprar un Chromebook, le eches un vistazo a la guía que ofrece la propia Google para que salgas de dudas sobre algunos de sus aspectos más peculiares.

Los 7 mejores Chromebooks

¿Cómo es un Chromebook?

En un Chromebook podemos utilizar dispositivos USB sin problemas, como memorias y discos externos, webcams, teclados y ratones, y por lo general suelen venir con una cantidad de almacenamiento inferior a lo que estamos acostumbrados (ya que lo que se pretende es que todo esté en la nube, y no en nuestro disco duro local). De hecho, al adquirir uno se nos obsequia con 100 Gbytes de espacio en Google Drive.

Igualmente, su precio suele ser bastante asequible (desde 179 dólares, unos 130 euros al cambio) y no requieren de un hardware potente para funcionar, siendo la ligereza de recursos una de sus mayores bazas. Por su parte, los ordenadores portátiles con Chrome OS son lo que llamamos Chromebook, mientras que si preferimos el formato Mini PC, estaremos ante un Chromebox.

El inicio del sistema es prácticamente instantáneo y todo está listo para funcionar en cuestión de segundos, y dadas sus características, un Chromebook es un equipo ideal para navegar por Internet ante todo.

A las aplicaciones que tengams instaladas se accede desde la barra de herramientas en la parte inferior de la pantalla, que en realidad se trata de un atajo a las apps que tengamos instaladas en Google Chrome.

Chromebook integración

Por supuesto, los Chromebook también son multiusuario, con la ventaja de que con simplemente loguearnos con otra cuenta de Gmail todo estará tal y como lo hubiésemos configurado con ella (aplicaciones, servicios, historial y demás), y por este mismo motivo se complementan a la perfección con otros dispositivos (ya sean ordenadores, smartphones o tablets) en los que utilicemos los servicios de Google, gracias a la sincronización en la nube.

Además, los Chromebook también presumen de no necesitar antivirus, pues al almacenarse todo en la nube la seguridad está integrada por defecto y corre de parte de Google.

Primeros Chromebook

El primer Chromebook en ver la luz fue el Chrome Notebook Cr-48, un prototipo de Google que no llegó a comercializarse y que se anunció el 7 de diciembre de 2010 como prueba piloto en Estados Unidos para aquellos interesados en probar Chrome OS. Se fabricaron 60.000 unidades y estaba dotado de pantalla LCD de 12,1 pulgadas, conexión WiFi y 3G, webcam y teclado adaptado específicamente a Chrome OS, con accesos directos a distintos servicios y funciones.

Google Chromebook CR-48

Como procesador, contaba con un Intel Atom, mientras que el peso del portátil ascendía a los 1,7 kg y la autonomía de su batería llegaba a unas ocho horas. Un puerto USB, un lector de tarjetas SD y salidas de audio y video VGA completaban sus modestas características.

A partir de ahí, y tomando como base este prototipo, algunos fabricantes como HP, Samsung, Acer, Asus, Dell, Lenovo o Toshiba han ido lanzando nuevos modelos de Chromebook y Chromebox, que sin embargo han tenido una disponibilidad limitada a Estados Unidos y pocos países más. Por tanto, para adquirir un Chromebook en España todavía hay que recurrir a la importación o a comprarlos en determinados portales de venta en Internet, como Amazon.

Samsung Chromebook Serie 5

Los primeros en comercializarse oficialmente llegaron en junio de 2011 de la mano de Samsung y Acer, con precios que iban desde los 349 hasta los 499 dólares. En su interior, podíamos encontrar almacenamiento SSD y conexión WiFi o 3G, con diagonales de pantalla a escoger entre las 11,6 y las 12,1 pulgadas.

Una de las mayores sorpresas en el mercado de los Chromebook llegó con Chromebook Pixel, con características y precio que venían a romper la tónica habitual en este tipo de ordenadores. Partiendo de un precio de 1.299 dólares, su mayor baza es la resolución de su pantalla táctil de 12,85 pulgadas: 2.560 x 1.700 píxeles.

Chromebook Pixel

Futuro inmediato

En cuanto al despegue definitivo de los Chromebook, 2013 parece haber sido el punto de inflexión, tras unos comienzos cuanto menos renqueantes. En Estados Unidos, y según datos de los analistas de NPD Group, los Chromebook representaron el 9,6% de las ventas de ordenadores en todo el año, superior a las de las tabletas con Android (8,7%), tabletas con Windows (2,2%) y MacBook (1,8%). Eso sí, aunque los datos son buenos, se refieren únicamente a las ventas recogidas de equipos preconfigurados en canales comerciales, por lo que no refleja otros cauces.

Si nos centramos en España, ahora mismo Google solo ofrece a través de su web oficial la posibilidad de comprar Chromebook y Chromebox para el sector educativo, pero parece que pronto comenzará a venderlos a través de Google Play.

Lo que sigue limitado es la venta en las tiendas más habituales, algo que esperamos que comience a cambiar este 2014. No obstante, los Chromebook pueden ocupar perfectamente el lugar de los extintos netbooks y convertirse en una alternativa a tener en cuenta a las tabletas, más que a los portátiles tradicionales. Cuanta más opciones tengamos a nuestra mano, mejor.