Cómo crear el tuit perfecto y tener más éxito en Twitter

El tuit perfecto existe y tú puedes ser quien lo publique

Si estás interesado en ganar visibilidad y poder de difusión en el mundo online, Twitter es tu red social. Pero si buscas publicar en ella el tuit perfecto, tendrás que aprender antes unas cuantas cosas. 

Lo primero que tienes que tener claro es que ser un usuario activo de Twitter no significa que aproveches al máximo todos los recursos que te puede ofrecer. 

Esta red social pone en tus manos la posibilidad de derrocar fronteras y darte a conocer a un público casi ilimitado de personas. Nos referimos a los followers, ese término anglosajón que se refiere a la cantidad de gente que te sigue.

Si de vez en cuando consultas tu número de seguidores, te darás cuenta de que no es tan sencillo conseguir que esa cifra crezca de forma constante. Sin embargo, hay personas que parecen poseer las claves para crear el “tuit perfecto”. ¿Quieres conocerlas?

La personalización es todo

El primer paso para conseguir acercarse al secreto del éxito en Twitter es la constancia. Si escribes hoy un tuit y dentro de dos semanas otro, es muy difícil que cuentes con una comunidad creciente de followers.

Si es tu caso, no te agobies. No eres un bicho raro por hacer esto, la mayoría de la gente hace lo mismo que tú, así que no te rindas y mucho menos dejes abandonado tu perfil.

No debes pensar en Twitter como algo complicado, apto sólo para profesionales y celebrities. En realidad, el funcionamiento de esta red social es tan fácil que parecerá imposible que no te hayas dado cuenta y que no hayas conseguido convertirte aún en un verdadero influencer.

En un principio, no tienes que obsesionarte con el número de followers. Mejor pensar que no te sigue nadie y que nadie te va a seguir. De esta forma, te centrarás en aquello que quieres contar, sin pensar en si gustará o no.

Es la única manera de crear tu propio tu perfil de Twitter y tener la posibilidad de diferenciarte de los millones de usuarios que cada día llenan la red social con sus múltiples comentarios.

Es imposible abarcar todos los temas que se tratan en la plataforma, por lo que céntrate en tus intereses, en tu profesión… En este caso es muy útil seguir el dicho de “divide y vencerás”.

No intentes abarcar un público demasiado amplio, sino que busca la franja que más te interesa. Una vez tengas claro esto, no olvides incluir en tu perfil una foto representativa de ti, una imagen de portada y una biografía detallada que resuma el leitmotiv de tu cuenta de usuario.

Además de esto, si tienes un blog o una web propia, añádela también. Tu audiencia quiere saberlo todo de ti y acudirá a ella cuando busquen información sobre el autor de ese tuit que les ha gustado tanto.  

Antes de tuitear…

Una vez hayas definido quién eres en Twitter ha llegado el momento de marcarte una pauta para empezar a subir tus tuits. Los expertos señalan que el tuit perfecto no tiene que tener más de 80 caracteres.

Es verdad que Twitter te ofrece más espacio, pero no hace falta que siempre utilices todos los caracteres. Cuantos menos tenga, más fácil será que su contenido sea “retuiteable”, en otras palabras, que otros usuarios puedan compartirlo con sus seguidores.

Eso sí, explicar un concepto en pocas palabras no es tan fácil como parece, por ello es más que recomendable que pienses muy bien lo que quieres compartir y, sobre todo, que lo repases dos veces lo que escribas antes de dar a la opción Twittear.

No hay nada peor que las erratas y las faltas de ortografía. También es importante que tengas en cuenta que, aunque el punto, los dos puntos y las admiraciones son aceptadas en Twitter, es mejor que huyas de las interrogaciones y del punto y coma. Muchas veces crean confusión.

La clave, generar interés

Pero, sin duda, el ingrediente indispensable para que tu tuit se convierta en el tuit perfecto es que aporte algo de interés para tus seguidores. No puedes publicar un mensaje sin contenido o que no sirva para llamar la atención de tus seguidores.

Es necesario que perfiles muy bien aquello que quieres compartir con tus followers antes de publicarlo y que imagines la posible repercusión que puede tener en ellos.

Una forma de captar su atención de manera rápida es incluyendo enlaces en tu tuit. Está comprobado que los tuit multimedia obtienen un mayor impacto. Acompaña tus publicaciones de imagen siempre que sea posible. Eso facilita el retuiteo.

Los tuits que cuentan con un enlace a una página web obtiene un 26% más de retuits que aquellos que no lo tienen. Además, su eficacia aumenta más si la URL está en medio del tuit y no al principio o al final.

Pero para que sea efectivo, asegúrate que funcionan todos los enlaces, fotos o vídeos que adjuntes y que no excedan el tamaño aconsejado: en el caso de las imágenes 5MB y en el de los GIFs animados 3MB.

El 44% de los usuarios de Twitter no ha tuiteado nunca

Respecto a los hashtags (#), estas etiquetas te ayudarán a concretar sobre lo que estás escribiendo. Así será más fácil para los usuarios encontrar de qué estás hablando.

Es una forma de ser visible, puesto que sirven para categorizar todo aquello que compartes. Los estudios al respecto señalan que los tuits que contienen hashtags consiguen un 33% más de retuits que aquellos que no tienen.

Pese a esto, no te excedas en su uso y sé muy preciso a la hora de utilizarlos y no abuses, porque podrías conseguir el efecto contrario. No utilices más de dos en un mismo tuit. Si ya estás listo, haz clic en Twittear.

Trucos infalibles

A partir del momento que lances tu primer tuit al universo que conforma esta red social, debes de tener en cuenta que la constancia es la virtud que te llevará al éxito.

Esto quiere decir que será necesario que te fijes un calendario diario en el que, al menos, tengas previsto lanzar entre cuatro y diez tuits. Tampoco es bueno saturar tu perfil con contenido innecesario, y evita lanzar varios mensajes a la vez. Da mala imagen.

No te preocupes, hay aplicaciones sencillas que te permiten programar los mensajes que lanzas, así que no tendrás que estar pendiente en todo momento. Buffer y Hootsuite son dos de las más conocidas y más usadas por los miembros de Twitter.

También tendrás que tener en cuenta las horas en las que publicas tus tuits. No en vano, hay franjas horarias más efectivas que otras, como es a primera hora de la mañana, antes de comer y a media tarde, justo antes de que acabe la jornada laboral.

Si esta tarea te parece un tanto complicada, ayúdate de Follerwerwonk y SocialBro, dos herramientas que te permiten detectar cuáles son los mejores picos de conexión de la audiencia en Twitter.

Asimismo, es aconsejable que desde un principio establezcas relaciones con otros usuarios. Una buena forma de hacerlo es convirtiéndote en su seguidor. Pero ten cuidado.

Dedica el tiempo necesario para elegir a quién quieres seguir, ya que también esto está íntimamente ligado a la imagen pública que deseas ofrecer de ti mismo. No te conviene que te relacionen con personas con las que no tienes ningún tipo de afinidad, aunque estas sean conocidas y tengan un gran número de followers.

Bidireccionalidad

Ha llegado el momento de esperar los comentarios y los retuits de tus seguidores. Es importante que interactúes con tu audiencia para conseguir fidelizarla. No olvides que tus opiniones pueden resultar interesantes para tus seguidores de Twitter, por lo que no tienes que tener miedo a escribirlas, siguiendo la máxima de hacerlo siempre con respeto y sentido común.

Sin embargo, antes de hacerlo, párate un segundo y analiza los pros y los contras de entrar a opinar de temas controvertidos. Sopesa bien las opciones. No debes pasar por alto que todo lo que escribas formará tu reputación y tu imagen online. Pero, en definitiva, sé tú mismo.

Eso sí, no siempre todos los comentarios son buenos, por lo que será necesario que aceptes las críticas y agradezcas a quien te corrige. Rectificar es de sabios. Pero no todo queda ahí, ya que también puedes hacer menciones para conseguir ampliar las fronteras de tu tuit.

Nombra a las personas a las que te diriges (@xxx) porque así muy posiblemente te retuitearán. Coloca las menciones al final. Si sigues todas estas máximas del tuit perfecto, es muy posible que con el tiempo consigas que uno de los temas que lances a Twitter se conviertan en el ansiado Trending topic.

Mientras tanto, aprovéchate e incluye en tus tuits los hashtags más destacados de esa jornada para aumentar el engadgement necesario para conseguir un mayor número de seguidores y algún que otro retuit.

Analiza tus tuits

La forma más efectiva de mejorar tus tuits y conocer todo sobre ellos. Esto incluye saber cómo son aceptados por la audiencia de Twitter. Sólo así sabrás qué tienes que mejorar y qué tienes que modificar para que su alcance sea mayor.

La herramienta más adecuada para conseguir esto es Twitter Analytics. Esta te permitirá…

  • Conocer la repercusión de tus tuits.
  • El comportamiento de tus pblicaciones según los días que las lances.
  • Saber más sobre tu audiencia y sus intereses.
  • Averiguar la localización de tus followers. De esta forma sabrás el idioma con el que te tienes que dirigir a ellos.

Y te dejamos con un último consejo: No tengas prisa. Lograr el éxito en Twitter es una carrera de fondo.