Goldman Sachs demanda a Google para que borre un email

Error Goldman sachs

Tal y como suena. En Goldman Sachs, alguien envió un correo que debía ser bastante importante (visto lo que se ha montado), y se equivocó de destinatario. 

Desde entonces, este correo "altamente confidencial" ha estado descansando en la bandeja de entrada del aludido. El correo fue enviado por error por un tercero mientras probaba los nuevos cambios en su servidor, que el banco realizaba para ajustarse a las normas de la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera

Al parecer, esta persona preparo un informe con información "sensible" sobre un cliente, incluyendo detalles de sus comisiones de cuentas. Luego, sin querer, lo envió a un correo de gmail.com, en lugar de al del dominio gs.com al que pretendía llegar.

Goldman Sachs podría haber encontrado otra forma de acceder al email, y si no, que se lo pregunten a la NSA

El banco ha intentado ponerse en contacto con el dueño del correo sin conseguirlo. Al acudir a Google, este les informó de que no podía irrumpir en la bandeja de entrada de un cliente sin una orden judicial. Ni cortos ni perezosos, en Goldman Sachs se pusieron manos a la obra. 

Según dijeron, buscan una solución excepcional de emergencia, para evitar una violación de la privacidad de su cliente, así como evitar el daño a la reputación de Goldman Sachs

Habrá que ver si estos motivos parecen suficientes para la legislación americana, que será quien decida si Google puede intervenir para borrar el correo, o tendrá que quedarse como está.