Google se cae unos minutos, el tráfico mundial baja un 40%

Google se cae unos minutos, el tráfico mundial baja un 40%

Siempre nos hemos preguntado qué consecuencias tendría que un gigante de la Red dejase de ofrecer, de repente, sus servicios. Ahora lo sabemos. La pasada noche del 17 de agosto, todos los servicios de Google dejaron de funcionar alrededor de la 1 de la madrugada, hora española. El buscador de Google, Gmail, Youtube, Google Drive, Google Docs... De golpe, sin previo aviso, Google desapareció de Internet.

Al instante, el tráfico web mundial cayó en picado. Por suerte, el pánico no tuvo tiempo de extenderse. Según Wired, algunos servicios se restablecieron en un minuto, mientras que otros tardaron unos 5 minutos. La compañía de análisis web GoSquared detectó una caída del tráfico web de un 40%. Teniendo en cuenta que se produjo en la tarde/noche de países con gran tráfico como Estados Unidos o Europa, la caída hubiese sido mayor si se hubiese producido unas horas antes.

Cuando, a los cinco minutos, se restablecieron todos los servicios, el tráfico experimentó un pico más alto de lo normal, debido a la acumulación de peticiones de acceso a los servicios de Google. En la gráfica del tráfico mundial en tiempo real proporcionada por GoSquared se puede ver el bajón, sobre las 23:52 hora británica, y el correspondiente pico cinco minutos después, cuando se dió respuesta a las peticiones acumuladas:

Google caída. GoSquared

 

Google no ha querido comentar la incidencia, pero sí ha registrado la caída de todos sus servicios en su web Apps Status Dashboard.

Hacía cuatro años que Google no experimentaba problemas de acceso. El de la pasada madrugada es especialmente grave porque supone un parón de todos sus servicios, sin excepción. Hay que reconocer la eficacia de la compañía para restablecer el funcionaniento de sus servidores en pocos minutos, pero un incidente de este tipo abre las puertas a un buen número de especulaciones.

¿Por qué Google no quiere explicar lo que ha pasado? ¿Un incidente demasiado trivial, o demasiado grave? Como usuarios que confiamos en sus servicios para almacenar todos nuestros datos privados, ¿no tenemos derecho a una explicación?

Esto también nos lleva a plantearnos una pregunta que quizá deberíamos hacernos más a menudo, y en voz alta: ¿Qué pasaría si Google dejase de funcionar tan sólo un día? ¿Podrías sobrevivir 24 horas sin tu correo Gmail, sin usar el buscador de Google, sin acceder a tus ficheros almacenados en Google Drive, sin sabe nada de tus contactos de Google +? En muchas empresas y autónomos que dependen de estos servicios, especialmente del correo o el almacenamiento en la nube, se desataría el caos. 

La dependencia que hoy en día tenemos de empresas como Google, o de las operadoras de telefonía e Internet, es abrumadora. Quizá deberíamos sacar alguna lección de todo esto...