Google Street View enfrenta problemas en Tailandia

Coche de Google Street View

El coche de Google Street View ha debido sortear toda clase de obstáculos para brindarnos imágenes detalladas de diferentes calles y lugares alrededor del mundo.

Además de baches en la carretera, condiciones climáticas adversas, cero gasolina y cualquier otro problema mecánico del coche, han tenido que superar la oposición de personas y gobiernos que abogan por su intromisión, como lo es el caso de Inglaterra y los datos que fueron recopilados a través de redes públicas

Ban Sa-iap, en la provincia de Phrae al norte de Tailandia, se suma a los lugares que han tenido problemas con los ojos de Google alrededor del mundo. Los residentes de la pequeña villa se encuentran enfrascados en una batalla legal con las autoridades locales debido a la construcción de una represa que destruiría gran parte de los bósques en el área. 

En medio de esta querella, Deeprom Phongphon conducía el coche de Google por las calles de la ciudad cuando una multitud de residentes lo detuvieron, rodearon el coche y lo hicieron bajar del mismo.

Aparentemente, no les gustaba que un auto extraño circulara por ahí, mucho menos si tenía una cámara anclada al techo y el coche mismo estaba lleno de equipos y aparatos desconocidos para ellos. Aunque tuviese el logotipo de Google Street View pintado alrededor del auto, para ellos esto no era suficiente. 

Después de escuchar sus explicaciones, los habitantes del lugar no estaban convencidos y lo llevaron al templo local. Allí, debío jurar ante una estatua de Buda que no era un agente del gobierno enviado para hacer una encuesta o una inspección relacionada con la construcción de la represa: si llegase a ser mentira lo que decía, la mala fortuna comenzaría a acecharle en menos de una semana

Al final, le pidieron disculpas por su comportamiento y también le pidieron perdón a Google por las molestias causadas, asegurando que recibirán a cualquier trabajador de la compañía norteamericana cuando llegue a la aldea. Según el comunicado, aseguraban encontrarse tan preocupados por la situación de la represa que creyeron que los estaban espiando secretamente

Según representantes de Google, ésta no es la primera vez que encuentran obstáculos en la realización de su proyecto de Google Street View y que cumplen con las leyes locales, que permiten únicamente la captura de imágenes en espacios públicos. 

Al menos se pudo solucionar este problema. Imagínate quedar para la posteridad como alguno de estos sujetos capturados por el coche de Google

Fuente de imagen: Bangkok Post