Marina ecuatoriana rescata a Jeff Bezos, fundador de Amazon

Jeff Bezos, fundador de Amazon, evacuado en helicóptero por la marina ecuatoriana tras sufrir un cálculo renal

Dicen que el dolor que produce un cálculo renal agudo es uno de lo más insufribles que puede aquejar al ser humano. No es especialmente peligroso si se controla rápido. El problema surge cuando se produce durante un crucero entre islas remotas a 600 millas de la costa.

A Jeff Bezos, fundador de Amazon, le gusta vivir aventuras. Y el pasado día de Año Nuevo sufrió una para contar a sus nietos, pero seguramente no la que él esperaba.

Bezos estaba pasando las vacaciones de Navidad en las Islas Galápagos, disfrutando de su inigualable flora y fauna, que inspiró la Teoría de la Evolución a Charles Darwin.

Según informa el periódico The Guardian, se hallaba en una embarcación navegando entre las islas Floreana y Santa Cruz, el Día de Año Nuevo, cuando sufrió un cálculo renal, un ataque de piedra en el riñón extremadamente agudo.

Jeff Bezos encuentra los motores sumergidos en el mar del Apollo XI

Las Islas Galápagos se encuentran a 600 millas de la costa ecuatoriana. Dada la urgencia del asunto, un helicóptero de la marina ecuatoriana voló desde la Isla de San Cruz hasta el barco de recreo, y lo trasladó durante 20 millas hasta la Isla Baltra, en donde esperaba su jet privado para volar directamente a Estados Unidos.

Jeff Bezos, fundador de Amazon, se encuentra en el puesto 19 en el ranking de personas más ricas del mundo, según la revista Forges, con un patrimonio de 25.000 millones de dólares. Recientemente compró el prestigioso periódico Washington Post por 250 millones de dólares. Es una compra a título personal, sin relación con Amazon.

Según el comunicado de la propia compañía, Bezos no ha necesitado intervención quirúrgica. En uno de los emails que ha enviado a sus allegados dice: "Galápagos: cinco estrellas. Piedras en el riñón: cero estrellas".

Más gráfico, imposible...