¿Te fiarás de las compras por Internet esta navidad?

comprar por internet

Comprar por Internet sí o no... es la pregunta de las últimas navidades. Cada vez más gente se apunta a las compras online porque suponen un ahorro de tiempo y desplazamientos, por no hablar de los agobios en las superficies comerciales que venimos sufriendo esta última semana.

Sin embargo, todavía hay mucha gente que recela de las compras por Internet, pues no se fían de la seguridad que ofrecen los comercios.

Hay que tener en cuenta muchos factores, y por ello hemos querido organizar este debate. Hemos preguntado a nuestros redactores, y tú puedes dar tu opinión en los comentarios. Los mejores saldrán publicados en el próximo número de la revista Computer Hoy.

Mila Lavín

Llevo comprando en Internet varios años. Me fío de Internet lo mismo que tenía que fiarme cuando llegaba a un restaurante y el camarero se llevaba mi VISA junto con el DNI para cobrarme la cuenta. ¿Me fiaba del camarero? Pues lo mismo me ocurre con Internet.

¿Es menos fiable la seguridad online? En este sentido, se han mejorado mucho los sistemas de pago por Internet en los últimos tiempos. Y si algo tengo claro, es que los descuentos que encuentras en la Red son mucho más atractivos que los que me ofrecen las tiendas físicas.

Y encima me ahorro el agobio de la gente comprando y haciendo colas para pillar la oferta de última hora.

ivan muñoz

Comprar online tiene sus riesgos, pero no creo que muchos más que comprar en un comercio tradicional. Allí también pueden engañarte con la calidad de un producto, te pueden robar tu dinero o clonarte la tarjeta de crédito para hacer compras. Y para evitarlo todos tomamos nuestras precauciones y aplicamos el sentido común. ¿Por qué no hacer lo mismo cuando compramos online?

Yo este año tengo el firme propósito de no pisar una tienda para comprar un regalo de reyes. De momento, voy por el buen camino y ya tengo más de la mitad de presentes en mi poder. Y todo ello sin salir de casa con todas las ventajas que ello conlleva: frío, aglomeraciones, colas etc.

Además me estoy ahorrando una considerable cantidad de dinero, un dinero que invertiré en disfrutar de una navidad en familia lejos de los impersonales centros comerciales.

Carlos Gombau

Aunque siempre he sido un ferreo defensor de las tiendas online, todos los años terminaba haciendo las compras navideñas en el centro comercial de turno. Sin embargo, este año iba a ser distinto. Me propuse comprar todo por Internet.

Y salvo algún juguete infantil parlachín que, en vez de hablar en español, sólo lo he encontrado importado en inglés o francés, lo cierto es que el resto de presentes ha llegado por mensajería sin molestias ni aglomeraciones, colas y búsqueda del mejor precio.

En Amazon deben estar frotándose las manos porque conmigo -y con más de uno que conozco- han hecho el agosto en pleno mes de diciembre. Eso sí, ¡chapó! El servicio impecable y las entregas no solo a tiempo, sino, en algunos casos, con días de adelanto.

Creo que para el año que viene repetiré.

Noelia Hernández

No recuerdo cuándo hice mi primera compra online, pero a estas alturas ya no dudo en recurrir a Internet para algunas de mis compras, y no sólo para buscar información sobre un determinado producto.

Reconozco que son cosas muy concretas, de las que tengo suficientes datos para saber que lo que me llegará a casa no será muy diferente a lo que veo en la tienda online. Y siempre compruebo cuáles son las condiciones de devolución.

¿Ahorro tiempo? Sí. ¿Y dinero? También. Pero, sinceramente, antes de tener hecha mi lista de tiendas favoritas, tuve que encontrarlas.

Realizo compras online desde hace años, y no he tenido problemas desde entonces. Pero intento comprar siempre en tiendas de confianza, donde los medios de pago sean 100% seguros. Por ejemplo, a través de PayPal o de pasarelas de pago online certificadas por Visa / MasterCard, etc.

Para estas navidades ya he realizado alguna compra, y no descarto hacer alguna más, ya que consigo mejores precios y las mismas condiciones de garantía. Eso sí, antes de realizar ninguna compra, siempre me informo sobre lo que quiero y, si es posible, acudo a una tienda a ver el producto.

Fuencisla Mira

Como ocurre con otras muchas cosas: sí, en determinados casos y con determinados tipos de artículos y siempre con cuidado y precaución. Comprar por Internet en muchos casos agiliza la compra, permite comparar artículos y precios y evita desplazamientos, con lo que se convierte en un recurso muy valioso cuando no se dispone del tiempo necesario o no se cuenta con la posibilidad de desplazarse.

Sin embargo, hay una serie de pautas indispensables en cuanto a seguridad, que nunca hay que olvidar ni pasar por alto. Por ejemplo, realizar las compras en páginas web de confianza, que se conozcan y con referencias. Además, es imprescindible que esas páginas acepten métodos de pago seguros (en algunos casos existen la posibilidad de pago contra reembolso) y que cuenten con conexión segura.

Entre otras cosas, también hay que fijarse en los plazos de entrega, en los gastos de envío, en si existen o no promociones especiales en el momento de la compra y en los métodos de devolución.

Tomás González

Compro habitualmente por Internet y, en general, estoy bastante satisfecho con las medidas de seguridad que toman las empresas a la hora de recoger y manejar nuestros datos más sensibles.

Lógicamente, no facilitaría mi número de tarjeta de crédito a cualquier compañía desconocida, pero nada como "googlear" antes su nombre y sus datos para indagar un poco qué se dice sobre ellos.

Y en cualquier caso y ante la duda, siempre nos quedará Paypal y sus garantías.

Susana Herreros

Yo personalmente compro por Internet. Eso sí, siempre en páginas de confianza, que tengan todas las medidas de seguridad y siempre a través de una plataforma de pago o con una tarjeta que uso únicamente para compras a través de webs.

Con el poco tiempo del que disponemos, me parece toda una ventaja que si no puedes desplazarte a una tienda, tengas la opción de comprar online. Aunque también me encanta ir al mercado o de tiendas, tener otra opción está genial.

Alberto Martín

Yo soy de los que lleva jugándosela con las compras por Internet desde hace muchos años, quizá demasiados. No me tiembla la mano si tengo que encargar algo a China e intentar entender después cómo es posible que sean capaces de mandarme unos auriculares de 2$ con envío gratuito.

La seguridad ha mejorado muchísimo, con pasarelas de pago seguro. Depende de cada uno fiarse o no de cada establecimiento, y hay que buscar los sellos y cualificaciones necesarias para toda tienda online.

Aún así, nunca está de más intentar asegurarnos, por ejemplo, con una cuenta de PayPal, con la que si tenemos algún problema, siempre podemos retirar el pago durante los primeros 30 días.

Si estás buscando tiendas online seguras, aquí ya te dimos una lista con algunas de las mejores tiendas online españolas para productos informáticos y electrónicos.

Miguel Martínez

Este es un debate que siempre surge en ciertos sectores de la sociedad, pero para quienes estamos acostumbrados a este tipo de comercio, sus ventajas están muy por encima de sus defectos. Envío a domicilio, precios atractivos, gran cantidad de stocks, ausencia de largas colas...

Personalmente lo tengo bastante claro y este año (al igual que el anterior) la única cola que voy a esperar en navidades es la de la visita "obligada" a Cortilandia.


Recuerda que las mejores opiniones las publicaremos en el próximo número de la revista Computer Hoy.