Un avión inflable serviría para explorar las nubes de Venus

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
nave venus avion inflable

Northrop Frumman acaba de presentar su nueva idea para explorar Venus. Se trata de un vehículo llamado VAMP (Venus Atmospheric Maneuverability Platform) que permitiría que la NASA pudiera obtener datos y lecturas exactas de la atmósfera de Venus sin arriesgarse a mandar un vehículo tripulado. 

Porque puede que no lo sepáis, pero la atmósfera de Venus es bastante hostil: está sujeta a fuertes vientos y las nubes son de ácido sulfúrico. Sin embargo, con los avances que conforman el VAMP, ningún astronauta se pondrá en riesgo. De hecho, es bastante probable que el aparato sobreviva por tratarse de un concepto realmente novedoso: un avión inflable. 

No, no es un zepelín, y tampoco es un globo aerostático. Se trata de un avión que requiere muy poca energía para funcionar, y que ha sido creado con el propósito de participar en el programa Nuevas Dronteras de la Nasa, que busca aproximaciones nuevas para los problemas que surgen de la exploración espacial. 

La NASA usará un asteroide para crear una nueva Mini-Luna

Por lo que hemos visto, el VAMP podría estár explorarndo las nubes de venus en sólo 10 años, si el proyecto sigue adelante. Y por lo que hemos visto, parece que será así: muchas ya ven Venus como una alternativa mucho más práctica para la exploración que Marte, por ejemplo. Está más cerca gracias una órbita más beneficiosa, y aunque la superficie de Venus es completamente inhabitable, lo cierto es que sí que podría establecerse un asentamiento sobre las nubes de ácido, donde la temperatura, la presión y la radiación son similares a las de la Tierra. 

"La mayoría de la gente, cuando piensa en explorar Venus, piensan en la superficie del planeta, donde la temperatura es suficientemente alta como para derretir el plomo, y la presión es la equivalente a la del fondo del mar. Sin embargo, lo que pocos se plantean es lo hospitalaria que podría ser la atmósfera si quisiésemos explorarla un tiempo" declaraba uno de los ingenieros de proyecto, Chris Jones.