SolarCloud: así ayuda Alemania al autoconsumo eléctrico

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Autoconsumo energético en Alemania: sin impuesto al sol y con ayudas

A diferencia de España, hay países que apuestan de forma decidida por la sostenibilidad de su sistema eléctrico. No hay que irse tan lejos, pues algunos de ellos están en la propia Unión Europea. De todos, el alumno aventajado es -una vez más- Alemania, que pone en marcha una revolucionaria iniciativa para fomentar el autoconsumo eléctrico en el hogar.

Mientras en España se mantiene el polémico impuesto al sol, que grava la desconexión de la red eléctrica de los hogares, en el país teutón han tenido una idea innovadora. E.ON, la principal compañía eléctrica de Alemania, es la autora de la propuesta, que tiene todos los ingredientes para ser un éxito rotundo.

SolarCloud, una nube para almacenar electricidad

La iniciativa de E.ON ha sido bautizada como SolarCloud, y es una nube para almacenar electricidad, o algo parecido. No es que la compañía vaya a disponer de baterías gigantes para guardar la energía generada en el hogar de sus clientes, algo inviable, sino una alternativa mucho más factible.

La electricidad generada por las placas solares irá a parar a E.ON, que no sólo no penalizará a los que opten por el autoconsumo sino que apuntará esos Kw en una cuenta individual. Esos Kw se podrán utilizar posteriormente sin pagar por ellos, así como venderlos o prestarlos a otros clientes, ya sean familiares o amigos.

Se ha bautizado como SolarCloud porque funciona igual que las aplicaciones de almacenamiento de archivos en la nube. Tu electricidad siempre estará ahí, lista para que la puedas consumir cuando sea preciso, facilitando muchísimo el autoconsumo eléctrico, cuyo principal inconveniente es la dificultad de almacenar la energía, aunque las baterías para los hogares tienen mucho que decir al respecto.

¿Sabes que Amazon España vende paneles solares? Compara sus precios: puedes ahorrar un buen pico

Cuándo comienza a funcionar y de qué forma

E.ON no ha dado fecha oficial para la entrada en funcionamiento de este nuevo servicio. Sí ha declarado a algunas webs que a lo largo del mes de marzo habrá más detalles sobre su funcionamiento, y es que si se trata de un proyecto ilusionante, las dudas son legítimas.

Para empezar, si sólo va a funcionar en Alemania, la cuestión capital es ¿hay mercado para tanta electricidad autogenerada? ¿Qué pasará si muchos millones de personas quieren “guardar” sus Kw en SolarCloud? De momento no hay respuesta.

La segunda incógnita es si la cuenta en la nube virtual de cada cliente engordará en Kw guardados o en euros. Es decir, si se harán descuentos en las sucesivas facturas en función de la electricidad autogenerada o si se descontarán los Kw consumidos según los que se hayan prestado a la red eléctrica.

Almacenar energía, ¿el último tren para las eléctricas?

De momento, SolarCloud sólo estará disponible en Alemania para clientes de E.ON, pero su aprobación puede poner en aprietos a compañías eléctricas de otros países. Hasta ahora, el bloqueo al autoconsumo con el impuesto al sol y otros obstáculos han impedido la expansión de esta forma de utilizar la energía, pero ¿durante cuánto tiempo funcionará?

Todo parece indicar que se está produciendo un cambio de tercio, y que algunas compañías ven imposible demorar el autoconsumo por mucho más tiempo. Las baterías Tesla para el hogar y otras alternativas pueden acabar propiciando la desconexión total por parte de algunos clientes, una amenaza de dimensiones considerables para el balance contable de estas empresas.

Dos placas de 250W por menos de 400€: echa números y calcula cuánto te puedes ahorrar

Como forma de evitar que sus clientes se compren varias baterías hasta eliminar por completo su dependencia de la red eléctrica, E.ON ha puesto en marcha SolarCloud. Con esta nube virtual de electricidad, no hay necesidad inmediata de comprar una batería, de forma que el clientes se mantiene “enganchado” a la red y dependiente de ella para almacenar energía.

Si no puedes con el enemigo, únete a él, han debido pensar en la firma alemana. Esta innovadora iniciativa puede ser copiada en otros países, aunque hay que decir que Alemania es el sospechoso habitual -en el sentido positivo- en cuanto a innovación en el sector energético. De hecho, es uno de los pocos países que ha conseguido autoabastecerse con las renovables en varias ocasiones.

Por qué en Alemania sí y otros países no

Hay varios motivos que hacen que Alemania se centre en el autoabastecimiento, no sólo a nivel individual sino a nivel nacional. La apuesta por las renovables y antes de ellas por las nucleares responde a un problema geopolítico y económico.

Por su posición en el mapa, este país centroeuropeo depende completamente del gas ruso, con lo que ello implica. Si Rusia, como ha hecho varias veces, cierra el grifo del gas, los alemanes se congelan. La amenaza siempre está ahí, y Putin no se ha cortado ni un pelo en coaccionar a sus vecinos en más de una ocasión.

Para solucionarlo, Alemania quiere reducir su dependencia de terceros países y recuperar la soberanía energética. Es una meta factible y deseable que otros deberían adoptar, entre ellos España, que importa gas desde Argelia en grandes cantidades.

[Fuente: E.ON]