El tabaco matará a un 30% más de gente en el año 2030

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
el tabaco matará más en 2030

La de "Fumar mata" es una de las frases que más hemos escuchado desde pequeños. Los efectos nocivos del tabaco están más que confirmados, pero ahora un reciente estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma que las muertes por tabaquismo están en aumento y que en el año 2030 habrán incrementado en un tercio respecto a las cifras actuales.

El Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos también ha participado en dicho estudio y ha añadido que se trata de un problema global que le cuesta a todos los gobiernos del planeta la cantidad de mil millones de dólares, una cifra astronómica que supera con creces los impuestos globales que genera el comercio de dicho producto, que se quedan en 270 millones de dólares.

10 trucos para cumplir tus propósitos de Año Nuevo

Pese a que en los últimos años ha disminuido el número de fumadores en los países del primer mundo, al mismo tiempo ha sucedido todo lo contrario en estados en vías de desarrollo o pobres: es allí donde más ha aumentado el tabaquismo y, además, cada vez más jóvenes se inician en esta práctica sin tener en cuenta las futuras consecuencias.

Fuentes de la investigación aseguraron que: "Se prevé que el número de muertes relacionadas con el tabaco aumentará desde los seis millones que se producen en la actualidad hasta algo más de ocho millones en el año 2030, y el 80% tendrán lugar en países de bajos y medianos ingresos".

Los expertos en salud apuntan que en países europeos como España o Francia nunca ha dejado de ser posible que un fumador desarrolle cáncer de pulmón por el consumo de tabaco, pero destacan que los residentes de estos países tienen una probabilidad alta de salvarse gracias a los tratamientos de salud pública que existen. En cambio, en otros estados africanos o del sur de Asia el problema se complica porque no existe una red sanitaria pública eficiente.

Los científicos trabajan en una vacuna para dejar de fumar

Los investigadores que han participado en el informe explican que: "Los gobiernos son los que temen que el control del tabaco tendría un impacto económico adverso, pero como acabamos de demostrar los impuesto por recaudación son infinitamente inferiores a los costes derivados de las enfermedades desarrolladas por tabaquismo".

El tabaco es un problema con el que tienen que lidiar todos los gobiernos día a día, y algunos, como el de España, han tomado polémicas medidas durante los últimos años al respecto -véase la de no dejar fumar dentro de bares y restaurantes-, pero resultan insuficientes y deberían hacerse campañas estatales con un gran presupuesto para concienciar a la población de los graves riesgos que conlleva fumar unos cigarros a lo largo del día.

[Fuente: Reuters]