El lado oscuro de trabajar para Apple

La pesadilla de trabajar para Apple. Confesiones de empleados de la compañía.

"Los primeros días de trabajo en Apple, vives en una nube. Es una sensación de triunfo, de haber alcanzado una meta".

Es lo que experimentan la mayoría de los nuevos empleados que entran a trabajar en la que posiblemente es la compañía tecnológica más popular y más admirada del mundo.

El glamour de Apple te ciega, en el buen sentido. Te vuelves inmediatamente popular. En tu entorno, en tu barrio, en tu círculo de conocidos. Lo explicaba Jordan Price en otro artículo que publicamos sobre cómo es trabajar en Apple: "completos desconocidos, compañeros del colegio que no veías desde hace años, te llaman o te felicitan en las redes sociales".

De repente, todo el mundo quiere ser tu amigo.

Pero no todo es de color de rosa. Apple es una de las compañías más exigentes del mundo, y también una de las más celosas de su intimidad. A veces, trabajar en Apple puede convertirse en un experiencia traumática.

Futura sede central de Apple

La web Business Insider ha recopilado declaraciones de empleados de Apple (anónimas y con firma) que nos muestran lo duro que puede ser trabajar en la Compañía de la Manzana.

También nos descubren curiosidades sobre su peculiar filosofía de trabajo, tan chocante para otras empresas.

 

Todo es alto secreto

Uno de los desarrolladores del iPad cuenta a Business Insider las medidas que se tomaron para que no se filtrara el prototipo.

"Nos metieron en una sala sin ventanas, y cambiaron los cerrojos de la puerta. Sólo cuatro desarrolladores podíamos entrar en esa sala. Nos pidieron nuestros nombres y los números de la Seguridad Social. Hicieron agujeros en las mesas y las ataron al suelo con cadenas de las que se usan en las bicis".

 

Los secretos afectan a tu vida familiar

Robert Bowdidge se confiesa en Quora: "No le podía decir nada a mi mujer. Ella sabía que trabajaba en el edificio del otro lado de la calle hasta altas horas de la madrugada, pero no sabía lo que hacía. Un día le dije que tenía que viajar a Manchester, y me pidió venir conmigo. Le tuve que decir que no. Ella trabajaba para IBM, y si mi jefe de proyecto se enteraba de que una empresa vendedora de chips estaba al tanto de nuestro viaje, se habría puesto frenético".

JK era un empleado de Apple que creó una versión de Mac OS X que funcionaba en PCs. Su mujer le había puesto el nombre.

Cuando Bertrand Serlet, ingeniero de software en Apple, se enteró de ello, le dijo a JK que su mujer tenía que olvidarse de todo lo que sabía, y que nunca más podría volver a hablar sobre el proyecto con ella, hasta que se hiciese público.

Su oficina de casa fue remodelada para ajustarse a los estándares de seguridad de Apple.  "Apuesto a que tenía en mente algún tipo de aparato para borrar la memoria, como en la película Desafío Total", afirma su esposa.

 

El marketing lo domina todo

Edificio de Apple

 

Según cuenta un empleado anónimo en Quora, "todo, y cuando digo todo, es todo, lo decide el Departamento de Marketing de Apple, y dos analistas que trabajan en periódicos de la Costa Este. Me quedé asombrado del rol que tenían estos analistas, con capacidad para proponer características (del hardware)".

Richard Francis, que trabajó para Intel y mantenía constantes reuniones con la gente de Apple, se sorprendía de lo que él llama "una mano corporativa que continuamente dicta lo que Apple puede y no puede hacer localmente como empresa", generando tensión con los ejecutivos senior, más independientes, de otras compañías.

 

Muchas horas, poco sueldo

Trabajar en Apple exige dedicarle casi todo tu tiempo. Incluso gente que reconoce ser felíz en la compañía asegura que hay que trabajar mucho de noche y a veces casi no tienes tiempo ni de dormir. "La gente se deja el culo aquí, pero al menos a mí no me importa quedarme unas horas más tarde, me tratan bien y cada pocos metros te encuentras con algo increíble".

"Tienes que estar disponible 24 horas, 7 días a la semana".

Según comenta un trabajador en la web de empleo Glassdoor, como todo el mundo quiere trabajar para Apple, los sueldos no son altos en los puestos más bajos (empleados de tiendas, negociantes, profesionales de IT), aunque reconoce que muchos puestos medios y altos en Apple cobran más que la media.

 

¿Compañeros? de trabajo

La sede central de Apple en Cupertino es un edificio moderno, luminoso, y lleno de gente. Pero no todos los empleados asociados a él trabajan allí.

Owen Yamuachi cuenta cómo le tocó trabajar en un edificio situado a un par de millas de la sede central. Tenía oscuros pasillos con techos infinitamente altos, y cada trabajador tenía un despacho privado absurdamente grande. Y no había máquina de café.

"Podía pasarme el día entero sin hablar con nadie. Me servía para concentrarme intensamente, pero había días que me sentía muy solo".

Oficinas de Apple

[Foto: Oficinas de Apple]

Los propios jefes o compañeros también pueden ser un problema. Ya contamos la historia de Jordan Price, que abandonó Apple por culpa de un jefe despótico.

Otro empleado anónimo cuenta en Bussiness Insider que, aunque dependía del grupo en el que te tocaba, para casi todos la jornada diaria era una olla a presión. "Directivos paranóicos, faltas de respeto, tensión constante se magnifican con las largas horas de trabajo".

"Cualquier intento de cambiar algo, de proponer mejores formas de hacerlo no se tiene en cuenta si viene de abajo. Trabaja más duro, no te quejes, no intentes arreglar nada, y recuerda que hay una cola de 10 personas deseando entrar en tu puesto (tu jefe no lo olvida)".

¿Demonizando a Apple?

Esta recopilación de declaraciones de exempleados de Apple, que ha llevado a cabo Business Insider, no debe verse como un ataque a la compañía de Cupertino.

Hay que analizarlas en perspectiva: son un puñado de trabajadores en una empresa que tiene más de 70.000 empleados.

De hecho, según la web de empleo Glassdoor, el 87% de los empleados de Apple recomiendan profesionalmente a la compañía.

Por otro lado, lo que aqui se dice se aplica a cualquier otra compañía de referencia de cualquier otro sector industrial.

Hablamos de una empresa de tecnología punta que necesita el 110% de todos sus empleados para seguir innovando. Apple sufre un fuerte espionaje industrial, tanto de la competencia como de otros paises, y un prototipo o una tecnología filtrada puede suponer pérdidas de miles de millones de dólares. El secretismo y la seguridad no son un capricho, son una necesidad.

Así es trabajar en una compañía lider. Las condiciones son duras y exigentes. Pero también, las ventajas son incuestionables.

"Pon que has trabajado en Apple en tu currículo, y nunca más volverás a estar en paro".

¿Estarías dispuesto a aceptar estos sacrificios?

[Fuente: Business Insider]