Skip to main content

Consumo trabaja para regular las cajas de botín en videojuegos con licencias e impuestos

Adolescentes

Depositphotos

Alberto R. Aguiar

25/03/2021 - 07:30

El Ministerio de Consumo avanza en la regulación de las cajas de botín en videojuegos, mecanismos de azar similares a los de una máquina tragaperras.

Los videojuegos incluyen, desde hace años, unos mecanismos de recompensa conocidos como loot boxes o cajas de botín. Con un componente de azar, los usuarios pueden comprar llaves o cofres y, como si fuera una máquina tragaperras, abrir y descubrir si hay un ítem o un personaje especial. 

A veces son características netamente estéticas para que los jugadores puedan fardar en escenarios competitivos. En otras ocasiones se tratan de componentes que facilitan el juego a una persona que sí ha pagado, desequilibrando la balanza.

Pero los desequilibrios en el juego que puedan provocar estas loot boxes en títulos tan conocidos como FIFA son lo de menos. Lo de menos, si se compara con los problemas que la ludopatía apareja a los más jóvenes, que suelen ser quienes juegan a estos videojuegos.

En su cruzada contra las casas de apuestas y los factores que potencian la ludopatía, el Ministerio de Consumo que lidera Alberto Garzón ya está trabajando en regular estas loot boxes en videojuegos, como ya adelantó Business Insider España el año pasado. No sería el primer país en proponer una regulación de esta índole a una industria en auge, pero es, igualmente, una iniciativa insólita. El Ministerio ya ha avanzado en otras cuestiones como el índice de la reparabilidad de productos tecnológicos.

Ahora Consumo ha lanzado las condiciones sobre las que abre la consulta pública para regular estos mecanismos de azar en videojuegos. En un documento que ya ha colgado en su propia página web, el Ministerio pregunta a los agentes de la industria y a los especialistas cómo deberían abordar esta futura regulación.

En ese sentido, el planteamiento de Consumo es preguntar si la regulación de estas cajas de botín se debería hacer a través de la Ley de Regulación de Juego (LRJ) y si así fuera, plantea hacerlo en el marco del artículo 5 de la normativa. Artículo que estipula que cualquier juego que no esté regulado está, de facto, prohibido.

"¿Deberían obtener las entidades que oferten cajas botín una licencia general específica distinta a las existentes o resultaría más conveniente que estuviesen dentro de las licencias generales de "otros juegos?". "¿Cuál sería la entidad que tendría que obtener las licencias para ofertar esta clase de productos?". "¿Cuál sería la base imponible y el tipo tributario óptimo más adecuado para esta modalidad de juego?".

Lo que está preguntando Consumo es si los videojuegos deberán contar con licencias de juego para ofertar cajas de botín y en caso de que así sea, quién sería la encargada: la desarrolladora, la distribuidora, o la comercializadora. También pregunta cómo gravar esta industria.

Consumo, que ya estaría recabando opiniones de especialistas, define además una caja de botín de un videojuego en torno a tres parámetros muy concretos. El pago por participar en la activación del proceso aleatorio, el azar en la determinación del resultado y el premio transferido al jugador "evaluable económicamente".

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Alberto R. Aguiar.

Y además