Skip to main content

Huella de carbono neutra: así planea Volkswagen fabricar sus coches más ecológicos

Ofrecido por Volkswagen
Huella de carbono neutra: así planea Volkswagen fabricar sus coches más ecológicos

08/11/2019 - 07:33

La electrificación del parque automovilístico es una de las medidas necesarias para frenar las emisiones de CO2 a la atmosfera y con ello tratar de ralentizar el deterioro del delicado equilibrio climático.

Sin embargo, no basta con cambiar un coche de combustión por uno eléctrico para reducir las emisiones de CO2. Será necesario afrontar retos más profundos que implican un gran cambio en todo el proceso de fabricación de los automóviles para que este tampoco suponga un impacto ambiental.

Volkswagen ha iniciado ese camino que tiene como objetivo conseguir una huella de carbono neutra o, dicho de otro modo, que sus vehículos 100% eléctricos tengan un impacto ambiental equivalente a cero a lo largo de toda su vida. Desde su diseño, fabricación y uso diario.

Compromiso ambiental para cambiar los procesos de fabricación

Los Acuerdos de París contra el cambio climático suponen una hoja de ruta hacia la sostenibilidad ambiental. Volkswagen asume los compromisos adquiridos en aquella cumbre y en los acuerdos alcanzados en materia de la movilidad sostenible basada en el vehículo eléctrico.

En torno a esos acuerdos, Volkswagen ha creado un ambicioso proyecto que no solo cambiará el modelo de movilidad con coches eléctricos más eficientes y sostenibles, sino que también revolucionará los procesos de fabricación de los automóviles reduciendo su huella ambiental a la mínima expresión.

 

Huella de carbono neutra: así planea Volkswagen fabricar sus coches más ecológicos

Este cambio de modelo en la fabricación de automóviles Volkswagen es el punto de partida para la plataforma MBE (accionamiento eléctrico modular por sus siglas en inglés), una plataforma común sobre la que se desarrollarán los diferentes modelos de coche eléctrico que Volkswagen tiene previsto lanzar en los próximos años.

"La matriz de transmisión eléctrica modular (MEB) es posiblemente el proyecto más importante en la historia de Volkswagen, similar a la transición del Escarabajo al Golf”, dice Thomas Ulbrich, miembro del Consejo de Administración de la marca Volkswagen responsable de E-Mobility.

Esta plataforma modular logrará economizar los costes energéticos derivados de la fabricación de los automóviles haciendo el proceso mucho más eficiente, ya que toda la plataforma utiliza componentes comunes, en lugar de tener que fabricar elementos diferentes para cada uno de ellos.

Huella de carbono neutra: así planea Volkswagen fabricar sus coches más ecológicos

La sostenibilidad energética de los coches eléctricos de Volkswagen empieza por la propia factoría en la que se fabricarán.

Para asegurar la huella de carbono neutra en los vehículos eléctricos de Volkswagen, el ID.3, primer coche 100% eléctrico que la marca alemana empezará a entregar en breve, se fabricará en la factoría que Volkswagen tiene en Zwickau (Alemania) que ya utiliza exclusivamente energías renovables.

Volkswagen invertirá en proyectos medioambientales certificados para compensar las emisiones inevitables generadas durante el proceso de fabricación. De ese modo, todo el proceso de fabricación y ensamblaje de los coches eléctricos ID. de Volkswagen tendrán un impacto ecológico equivalente a cero.

Ecológicos en el día a día

El ciclo ambiental de un coche eléctrico no se limita a que el fabricante realice las modificaciones adecuadas en el proceso de fabricación del vehículo, debe seguir siendo sostenible durante toda su vida útil.

Sería contradictorio que un vehículo eléctrico, diseñado para generar cero emisiones, termine consumiendo energía obtenida a partir de recursos fósiles. Por ello, el plan de Volkswagen para obtener unas emisiones de CO2 equivalentes a cero en su gama de coches eléctricos ID. tiene en cuenta las cargas de batería que el vehículo necesitará para circular.

Huella de carbono neutra: así planea Volkswagen fabricar sus coches más ecológicos

Para ello, ha colaborado de forma activa con otros fabricantes en el desarrollo de la red de cargadores rápidos de IONITY, cuyo objetivo es instalar 400 puntos de carga alimentados por energía verde en autopistas europeas.

Estos cargadores rápidos ofrecen un sistema de carga eficiente con el que los vehículos eléctricos recuperan su autonomía en unos 20 minutos, lo cual facilita los trayectos de larga distancia. Estas electrolineras estarán alimentadas por fuentes renovables como la energía eólica o la hidráulica.

Para asegurar el desarrollo de estas tecnologías basadas en el suministro de energía verde, Volkswagen también ha invertido en la distribuidora eléctrica Elli, su nueva filial energética que opera en Alemania, donde recientemente comenzó a ofrecer Volkswagen Naturstrom®, electricidad producida de forma regenerativa y proveniente de fuentes 100% renovables.

El futuro son vehículos con huella de carbono neutra

Volkswagen ID.3, el primer coche compacto 100% eléctrico de Volkswagen, pronto saldrá de la cadena de montaje de Zwickau, iniciando una revolución ecológica imparable que cambiará para siempre el modelo de fabricación y la movilidad 100% sostenible, en el que cada vehículo de Volkswagen dejará una huella de carbono neutra, ya que durante su fabricación y vida útil se han reducido a cero las emisiones de CO2 .

Este cambio de paradigma en el modelo de fabricación de automóviles impulsado por Volkswagen implica la reducción de 1 millón de toneladas de CO2 al año, el equivalente al impacto climático de una central termoeléctrica de carbón con capacidad de suministro eléctrico para 300.000 hogares.

Volkswagen tiene previsto el lanzamiento de más de 20 vehículos eléctricos hasta 2025. Al primer ID.3 compacto le seguirá ID.CROZZ, el primer SUV 100% eléctrico del fabricante que servirá de avanzadilla para la ID. BUZZ y el sedán ID. VIZZION. Todo este proyecto integral de movilidad sostenible de Volkswagen supondrá una inversión de unos 9.000 millones de euros hasta 2023.