Skip to main content

Hyundai Tucson PHEV, conclusiones tras más de 10.000 km de prueba: el eslabón perfecto hasta la llegada definitiva del eléctrico

Hyundai Tucson PHEV

BrandLab

11/01/2022 - 09:13

Hemos realizado una prueba al Hyundai Tucson PHEV de más de 10.000 km entre los distintos equipos de Axel Springer. El Hyundai Tucson es un SUV con acabado deportivo y con lo último en tecnología híbrida enchufable que permite hacer una conducción completamente eléctrica de 62 km a la máxima velocidad de las vías.

Es complicada la decisión de comprar un nuevo coche y mucho más hoy día, con la falta de componentes y stock generalizado. De hecho, los coches eléctricos parecen claramente la opción de futuro, pero quizá todavía es demasiado pronto.

Y bueno, los coches de combustible fósil son una opción con los días contados ya que acabarán dejándose de vender y van a ir siendo gravados a la hora de conducirlos, aparcarlos en la ciudad y dependerán de la evolución del precio de la gasolina / gasóleo de cara al futuro, que no hace más que subir.

La opción intermedia hasta la llegada de los PHEV (híbridos enchufables) eran los coches híbridos que montaban una pequeña batería que se recargaba con la frenada del coche y desde el propio motor de combustión en caso de ser necesario.

Con esa batería el coche podía empezar a andar y moverse a bajas velocidades, momento en el que el consumo de un coche de combustión es más elevado. Ello bajaba el consumo en ciudad de manera considerable.

Ahora bien, ¿cómo es la experiencia con un Hyundai Tucson PHEV

 

¿Un híbrido enchufable es para todo el mundo?

Antes de nada queremos dejar claro que no hay opción perfecta para todos los usuarios y que este tipo de vehículo tiene en mente un público objetivo. Está claro que si no vas a enchufar el coche en casa / garaje pierdes la gran ventaja de este modelo frente, por ejemplo, al modelo híbrido tradicional del Tucson.

Una vez dicho esto, ¿a quién va dirigido este modelo? A conductores que realicen trayectos diarios totales de menos de 50 km y que puedan conectar a cargar el coche bien en su casa o en su lugar de trabajo. 

De esta manera estaremos aprovechando la opción de conducción puramente eléctrica y guardándonos el as de usar el motor de combustión para viajes largos o si hacemos más de esa distancia.

Es ese caso en el que el Tucson PHEV brilla y donde realmente podremos sacar un partido económico a esta tecnología. Para un uso de utilitario diario puramente eléctrico, pero tendremos que poder cargarlo en nuestro domicilio o lugar de trabajo para tener esta dinámica.

Tecnología para todos los públicos

Algo que han destacado todos los compañeros son las novedades tecnológicas de este modelo. La mayoría de colegas tenemos coches de cerca de 10 años y desde entonces hasta ahora hay un gran salto evolutivo en el segmento. Es como si comparásemos el primer iPhone con los móviles actuales.

Entre las funciones que han gustado a la mayoría destaca el soporte de carga inalámbrica, Android Auto y Apple CarPlay, aunque estos dos casos requieran tener el móvil conectado por cable.

El coche tiene múltiples USB no solo en la parte frontal sino también en la parte trasera para que los acompañantes puedan cargar sus dispositivos.

Blue Link Hyundai

 Entre las características más interesantes se encuentra la de la ayuda con el ángulo muerto. En la propia pantalla vemos cómo los relojes izquierdo o derecho pasan a mostrar la cámara del lado al que queramos girar una vez se activa el intermitente.

También ha sido muy bien valorado el sistema de ayuda a la conducción, que no solo sirve como control de crucero adaptativo frente al coche que tengas delante sino que ajusta la velocidad a la máxima de la vía y también gira el volante para tomar la curva de una manera muy suave. 

El conductor puede retomar el control actuando con cualquier pedal o moviendo el volante de manera muy intuitiva.

Hyundai Tucson PHEV

Repasando el cuaderno de bitácora en el que hemos plasmado todos nuestras impresiones nos hemos encontrado con muchas perlas. 

Quede constancia que ninguno de nosotros trabaja en Autobild ni somos probadores habituales de coche, lo que da una experiencia más blanca y de usuario de a pie.

  • "He descubierto de golpe todo lo que puede ofrecer un coche moderno (...) la autonomía da para un par de días en Madrid", confiesa Alberto Martín, product manager de Computer Hoy.
  • "La experiencia ha sido fantástica; el coche es espacioso, potente, con muchas ayudas a la conducción y con un confort muy llamativo", afirma Ignacio Montes-Jovellar, responsable del departamento de vídeo de Axel Springer.
  • Mila Lavín, directora del Área de Tecnología: "Por fin un coche se acerca a la experiencia de usabilidad que puedes encontrar en otros dispositivos que se usan en casa o el trabajo".
  • Lo mejor es el modo eléctrico y su etiqueta que me permitió aparcar en Madrid centro sin preocuparme de zonas y del tiempo (...) Eso no tiene precio”  añade Marina Roch, directora de marketing, 
  • "Tiene cosas que no sabías que querías hasta que las pruebas, como los asientos calefactados, el techo solar o el botón de dictado" comenta Zoilo Andrés, product manager de Axel Springer.
  • "Reconozco que al principio me sentí abrumada por todas las cámaras, sensores y alertas, pero en cinco minutos la conducción empezó a ser puro placer", asegura Andrea, del departamento de marketing de Axel Springer.

¿Ahorras dinero con un híbrido enchufable como el Tucson PHEV?

Durante nuestra prueba, hemos estado una semana yendo y viniendo al trabajo exclusivamente en modo eléctrico desde Alcorcón hasta Madrid y vuelta. En el trabajo se quedaba conectado hasta la vuelta a casa.

El Tucson PHEV viene con un cargador Shuko, de enchufe doméstico de pared que necesita 5 horas y media de carga para 62 km de autonomía. Es compatible con carga rápida de hasta 7,2kW.

Echando cuentas rápidas en este uso utilitario diario he tomado como referencia un trayecto en modo híbrido de ida y vuelta que fueron 47 km con un consumo medio de 5,5 l/100km. Por tanto, por día y con un precio de gasolina de 1,6 euros el litro da un gasto de 3,84 euros por día.

La carga de la batería de 12 kWh (menos un 10% aproximado que se reserva para hacer uso híbrido) tiene un coste en tarifa valle de 0,1 euros por recarga y si nos vamos a precio caro sin tarifa de coche eléctrico, son 2,7 euros.

Extrapolando el gasto a mes vista, nos ponemos en 80 euros de gasolina frente a 2,1 euros si hacemos carga hora nocturna coche eléctrico, o alrededor de 55 euros si cargásemos sin beneficiarnos de tarifa ninguna. 

Hyundai Tucson PHEV

En términos de ahorro mensual solo para ir a trabajar nos meteríamos en cifras de entre 28 y 78 euros al mes, sin hablar de que dejaríamos de contaminar y podríamos entrar y aparcar gratis en zona centro.

Hablando de consumos en un viaje, estamos ante un motor T-GDi Smartstream de 1,6 litros y 180 CV con un motor eléctrico de 66,9 kW. La potencia máxima combinada es de 265 CV y el consumo si no tienes control con el acelerador es alto.

El coche tiene modo ECO y modo SPORT. En el primero el comportamiento es más progresivo y menos agresivo. En el SPORT el coche tiene más nervio y se nota una aceleración más enérgica en todo momento. 

Está bien tener ambas opciones para según qué casos. Es cierto que en modo SPORT el consumo es entre uno y dos litros por cada 100km más elevado y también notamos cómo la batería se recarga más rápido que con el modo ECO.

En este modo hemos conseguido hacer una media de consumo de un trayecto de 985 km con 5,3 litros por cada 100 km con una conducción lo más cuidadosa y preventiva posible al máximo de velocidad de la vía. En un uso normal cualquier conductor rondará los 6-6,5 litros que no está mal para un SUV.

Puntos que podrían mejorar según nuestras experiencias

A nivel tecnológico, nos gustaría que tuviera soporte de Android Auto y Apple Car Play de manera inalámbrica ya que es una pena que puedas dejar el móvil cargando de manera inalámbrica pero que tengas que conectarlo para usar ese sistema.

La aplicación móvil Bluelink nos permite ver el estado de carga del coche así como también si las puertas (podemos abrir y cerrar a distancia) y ventanillas están cerradas. Estaría bien que nos permitiera la configuración de climatización, para poder calentar el coche según bajamos a por él o enfriarlo en verano, es algo que ya vemos en coches Tesla.

Nos gustaría no depender de tanto control táctil en la pantalla y tener algún control físico más para no perder de vista la carretera cuando tengamos que ajustar algunos parámetros. Pero está claro que así es como está evolucionando el mercado.

Tucson PHEV es una apuesta de futuro

Tras más de 10.000 km de pruebas y 15 probadores distintos podemos decir que es un coche que ha gustado a la mayoría por sus dimensiones, su altura, su espacio interior y la tecnología que integra.

Es un vehículo con pegatina 0 emisiones y ello posibilita el circular por zonas de tráfico restringido como Madrid 360 e incluso aparcar en esas zonas sin tener que pagar por ello.

Hyundai Tucson PHEV

Si tienes un enchufe a mano en tu día a día para cargar su batería, vas a sacar partido a la autonomía eléctrica del mismo y ahorrarás en combustible y si hacer un viaje largo siempre podrás conducirlo en modo híbrido, modo al que pasa automáticamente cuando queda entre un 10% y un 15% de batería.

En caso de que seas una persona que le gusta conducir y las sensaciones fuertes, el modo SPORT saca ese nervio que tienen los más de 265 CV combinados entre el motor gasolina y el eléctrico por lo que tampoco echarás en falta ese pequeño subidón de adrenalina.

Está claro que el Hyundai Tucson PHEV es un coche muy versátil con un modo de conducción para cada tipo de usuario y momento.

Etiquetas:

#Branded