Skip to main content

Más allá de los megapíxeles: estas son las tecnologías que importan en la fotografía móvil

OPPO Reno2

05/12/2019 - 09:17

La historia de la fotografía con móvil deja ver de forma muy nítida la gran evolución que han experimentado los distintos componentes implicados en la toma de fotografías. Te contamos qué tecnologías fotográficas son importantes para obtener el mejor rendimiento fotográfico en tu smartphone.

Hace solo una década, los móviles montaban cámaras que apenas podían considerarse de cortesía. Hoy, esos mismos dispositivos han desbancado a las cámaras fotográficas compactas y empiezan a equipararse a las cámaras réflex.

Los smartphones más innovadores en fotografía, como el Oppo Reno2, integran tecnologías como el Pixel Binning, la estabilización óptica, los distintos tipos de zoom o la inteligencia artificial aplicada al reconocimiento de escenas y de la silueta en el modo retrato han hecho que factores como el número de megapíxeles no sea tan relevante como lo fue antaño.

Oppo Reno2

Pixel Binning: la unión hace la fuerza

Las tecnologías implicadas en la fotografía móvil han evolucionado mucho en los últimos tiempos, haciendo que elementos que hace algunos años eran determinantes, hoy hayan perdido cierta relevancia, o al menos no en el mismo sentido que lo era en los inicios. Un ejemplo son los megapíxeles de los sensores.

Durante años los fabricantes han desarrollado sensores con más y más megapíxeles con el fin de conseguir mayor definición de imagen, pero pronto descubrieron que ese no era el camino ya que “la fuerza bruta” que proporcionaban esos sensores tan grandes debía ser gestionada de forma eficiente.

Oppo Reno2

Fue entonces cuando se comenzaron los desarrollos que permitían un mejor aprovechamiento de esos sensores de imagen tan potentes para optimizar la calidad de las fotos. Se iniciaba el desarrollo del Pixel Binning o agrupación de píxeles.

La superficie del sensor de la cámara está formada por una red de diminutas celdas fotosensibles que se encargan de captar la luz que llega al sensor a través de las lentes. Sin embargo, dado que su tamaño es realmente pequeño, la cantidad de luz que cada una de estas celdas puede retener es muy limitada.

Lo que el Pixel Binning consigue es agrupar cuatro píxeles contiguos formando un único superpíxel con el que se consigue retener mucha más luz, obteniendo unas fotos con más nitidez y definición que con las formadas por los píxeles por separado, y consiguiendo un mayor rango dinámico en los colores de las fotos ya que se ha aumentado la información de la luz.

Oppo Reno2

En este sentido, móviles como el Oppo Reno2 cobran ventaja ya que integran un sensor de gran tamaño de 1/2.0 pulgadas y 48 megapíxeles en su cámara principal lo cual, tras la agrupación de píxeles, obtienen fotos de un tamaño de 12 megapíxeles con una calidad muy superior.

La tecnología Pixel Binning se hace imprescindible en escenas con escasa iluminación, donde cada bit de información lumínica marca la diferencia entre una buena foto nocturna y un borrón de estelas y oscuridad.

Al conseguir concentrar una mayor cantidad de luz sobre el sensor, el Pixel Binning consigue mejorar las fotos nocturnas reduciendo el ruido de la imagen y optimizando la captación de los colores y el rango dinámico entre las luces y las sombras de la escena.

La inteligencia artificial como asistente de fotografía

El secreto del éxito de técnicas como el Pixel Binning entre muchas otras se la debemos a la eficiencia en la gestión y el procesado de las imágenes que proporciona la inteligencia artificial.

Gracias a la integración de la inteligencia artificial en los procesadores de última generación ha sido posible optimizar y gestionar decenas de procesos en los que la inteligencia artificial es la gran protagonista en la sombra.

Oppo Reno2

Procesadores actuales, como el Qualcomm Snapdragon 730G que monta el Oppo Reno2, integran un procesador de red neuronal (NPU por sus siglas en inglés) dedicado exclusivamente a impulsar los algoritmos de inteligencia artificial que controlan funciones fotográficas tan específicas como la gestión del zoom, el modo Nocturno, el reconocimiento de escenas o las funciones de desenfoque de fondos entre muchas otras.

La fotografía computacional, en la que la inteligencia artificial toma el mando de toda la gestión de la información que recoge el sensor, se ha convertido en la piedra angular de la fotografía con el móvil.

Sobre ella recae, por ejemplo, todo el sistema de reconocimiento de escenas y aplicación de filtros en tiempo real que encontramos en las apps de Cámara de los smartphones de Oppo.

Escucha"Episodio #22: HDR - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Esta inteligencia artificial identifica los elementos que aparecen en la escena y, mediante machine learning, reconoce si se trata de comida, de un paisaje, de un retrato, etc.

Tras este reconocimiento de la escena, la inteligencia artificial ajusta los parámetros de la cámara para mejorar los resultados en ese tipo de elementos aplicando un mayor desenfoque del fondo, un grado de HDR más intenso e incluso activando la pantalla a modo de flash para capturar tus mejores selfies incluso en entornos con luz insuficiente.

Inteligente desde todos los puntos de vista

La importancia del desarrollo de sistemas de inteligencia artificial que permitan controlar el funcionamiento de la cámara ha permitido aumentar el número de lentes que pueden montar los móviles, ya que la inteligencia artificial se encargará de gestionar la información de cada una de las lentes.

Oppo Reno2

Esto facilita que móviles como el Oppo Reno2 pueda integrar hasta cinco cámaras con diferentes distancias focales. Entre ellas se encuentra una cámara principal de 48 megapíxeles; una lente gran angular con una amplitud visual de 116°con 8 megapíxeles; un teleobjetivo de 13 megapíxeles y una distancia focal equivalente a 83 mm y una secundaria de 2 megapíxeles con la que se obtiene toda la información de profundidad para poder desenfocar en los retratos.

Escucha"Episodio #2: Zoom óptico - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Gracias a estas cámaras el usuario puede obtener distintos puntos de vista para sus fotos permitiéndole cambiar el encuadre de la foto con solo cambiar la lente con la que se hace la foto.

Esta variedad de focales en las cámaras también permite a la inteligencia artificial combinar las distintas focales y aplicar la fotografía computacional para obtener un zoom híbrido de hasta 5x y un zoom digital de 20x sin perder un ápice de su calidad, así como lograr tomar fotografías Macro con una distancia de enfoque de solo 2,5 cm.

Vídeos de calidad profesional en un smartphone

Combinar inteligencia artificial con una lente dedicada a obtener la profundidad de campo de las escenas tiene muchas ventajas, y van añadiéndose más a medida que esa inteligencia artificial se hace más y más potente.

Si hasta no hace mucho conseguir retratos nítidos e impactantes con el fondo desenfocado y la silueta del protagonista perfectamente definida era todo un logro, ahora el listón se ha puesto mucho más alto y los smartphones más potentes permiten crear ese mismo efecto desenfoque pero en vídeo y en tiempo real para darles un aspecto mucho más profesional incluso con la cámara frontal.

Oppo Reno2

Otra tecnología que ha mejorado de forma decisiva la fotografía móvil ha sido la estabilización óptica de las cámaras, que consiguen minimizar la trepidación de las imágenes en fotografía y vídeo.

Estos sistemas de estabilización óptica de las cámaras integra un sistema de magnetismos aplicados al soporte de la lente con el esta se mantiene en un estado “flotante”, de forma que se absorben y compensan los pequeños movimientos producidos por un mal pulso o por el vaivén al caminar mientras se toman imágenes.

Los efectos más evidentes para el usuario los encontramos en la estabilización óptica a la hora de grabar vídeos, donde un sistema de estabilización óptica marca una gran diferencia en los resultados finales, obteniendo unos vídeos más estables gracias al sistema Ultra estabilizador de vídeo que aporta un aspecto mucho más profesional incluso a mano alzada y sin necesidad de usar un gimbal o estabilizador.

Este sistema de estabilización óptica también tiene un importante impacto en el apartado de la fotografía ya que permite obtener imágenes más nítidas incluso con escasa luz, ya que la presencia de un estabilizador permite abrir el obturador durante más tiempo y, por tanto, recibir una mayor cantidad de información en forma de luz.

Toda esta tecnología es la que está consiguiendo que, poco a poco, smartphones como el Oppo Reno2 sean capaces de obtener fotos y vídeos de muy alta calidad gracias a la enorme capacidad de optimización del hardware que permite el uso de la inteligencia artificial y la fotografía computacional.

Más:

#noRSS, #Branded