Skip to main content

Fotografía computacional: así mejora un smartphone tus fotos

Ofrecido por Huawei
Huawei Mate 30 Pro

14/11/2019 - 09:32

Las prestaciones fotográficas de los smartphones han ganado mucho en calidad en los últimos años, llevándose por delante a buena parte del mercado de cámaras fotográficas digitales por delante. ¿Por qué cargar con una cámara llevando ya una integrada en tu smartphone?

Durante años, el rendimiento fotográfico de un móvil está directamente relacionado con la calidad de sus lentes y la potencia del sensor. La llegada de la fotografía computacional y la inteligencia artificial ha cambiado por completo las normas del juego y ahora es necesario contar con el hardware de mejor calidad posible, pero también un sistema que lo gestione de forma inteligente.

La aplicación de la inteligencia artificial en fotografía ha permitido salvar las limitaciones físicas a las que se estaban enfrentando las lentes y sensores de las cámaras de los móviles permitiéndoles seguir mejorando su calidad hasta niveles cercanos a las cámaras réflex.

Curso de fotografía específico para móviles

Lamentamos decir que, si notas que con tu nuevo móvil haces unas fotos mucho mejores, no es que te hayas convertido en un Steve McCurry de la noche a la mañana. La realidad es que tu smartphone ha hecho un curso intensivo de fotografía.

En este curso, tu smartphone, o mejor dicho el procesador de imagen (ISP) de tu smartphone, ha aprendido a controlar todo el proceso de captura de la foto ajustando el funcionamiento del sensor y de las lentes, así como aplicando los ajustes adecuados en la postprodución de la imagen obtenida. A todo este proceso de ajuste automático que lleva a cabo tu smartphone se le conoce como fotografía computacional.

Mate 30 Pro - toma de contacto

La inteligencia artificial es la principal responsable de este prodigio, que mediante el uso de algoritmos y machine learning es capaz de ajustar la forma en la que el sensor de la cámara capta la luz agrupando píxeles (Pixel Binning) para así mejorar la luminosidad o tomar varias fotos consecutivas incluso antes de que el usuario haya pulsado el botón de disparo para asegurar una toma perfectamente enfocada y expuesta.

Escucha"Episodio #28: Estabilización óptica - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

El control del hardware no es lo único que la inteligencia artificial integrada en la cámara de móviles como el Huawei Mate 30 Pro ha aprendido a usar para obtener unas fotos tan espectaculares. También ha aprendido de los grandes maestros en fotografía a saber qué cantidad de saturación, exposición necesita una fotografía para verse correctamente dependiendo de la cantidad de luz disponible.

Para convertir a un puñado de algoritmos en expertos en fotografía ha sido necesario un largo entrenamiento de esta inteligencia artificial. Esto ha sido posible gracias al aprendizaje automático supervisado, en el que el agente de inteligencia artificial usado para controlar lo relacionado con la fotografía se entrena viendo y comparando decenas de millones de fotos hasta que aprende qué parámetros son los correctos y cuáles no.

Mate 30 Pro - toma de contacto

Además, durante ese proceso, la inteligencia artificial también aprende a reconocer las escenas que tiene delante, modificando los parámetros dependiendo si quieres hacer un retrato a tu mascota, una foto de tu desayuno o de un paisaje.

Tú encuadra, del resto se ocupa el smartphone

La fotografía computacional aplicada a un hardware tan avanzado como el que se integra en el Huawei Mate 30 Pro, permite coordinar el funcionamiento de uno de los mejores sensores del momento, con un algoritmo específico para RYYB y uno de los ISP más potentes.

Esto hace que la inteligencia artificial que se ejecuta en el Kirin 990 tome el control de los parámetros de fotografía de tu smartphone incluso antes de que el usuario pulse el botón de disparo, anticipándose a su movimiento para conseguir imágenes más estables.

Mate 30 Pro - toma de contacto

Uno de los mejores ejemplos de fotografía computacional lo encontramos en el Modo noche del Huawei Mate 30 Pro en el que la inteligencia artificial combina el control de hasta 51.200 ISO con las siempre complejas técnicas de apilado de fotografías y HDR para conseguir imágenes nocturnas de gran calidad incluso en escenas sin luz, y reduciendo el ruido de imagen a su mínima expresión.

Lo bueno de la fotografía computacional es que el usuario no tiene porqué saber cómo se hace un apilado de fotografías nocturnas, cómo se ejecuta el HDR o cualquier otra compleja técnica fotográfica. Lo único que debe hacer es encuadrar la escena que quiere fotografiar y pulsar el botón de disparo de la cámara. La inteligencia artificial hará lo necesario para obtener la mejor imagen posible.

Mate 30 Pro - toma de contacto

Huawei ha destacado con modelos como el Huawei Mate 30 Pro o Huawei P30 Pro por la incorporación de un zoom inédito en un smartphone hasta la fecha alcanzando cotas de zoom de hasta 30 aumentos. Nuevamente la fotografía computacional ha tenido mucho que ver en este gran logro.

¿Cómo es posible que un smartphone consiga un zoom tan amplio sin contar con una lente móvil que pueda llevarlo a cabo? La respuesta, una vez más, la encontramos en la inteligencia artificial que, gracias al machine learning, consigue generar todos los pasos intermedios entre las imágenes tomadas por dos lentes con focales distintas con tanta precisión que cuesta diferenciar cuál es la imagen obtenida mediante un zoom óptico o con un zoom híbrido gestionado con inteligencia artificial.

Escucha"Episodio #2: Zoom óptico - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Desenfoque de vídeo en tiempo real

La incorporación de nuevos componentes como los sensores de profundidad ToF (Time of Flight) han dado nuevas herramientas a la fotografía computacional para detectar con mayor precisión toda la información de la escena, permitiéndole “jugar” con parámetros como la profundidad de campo y el desenfoque selectivo dinámico.

Contar con esta información adicional permite a la inteligencia artificial identificar de forma precisa la ubicación de los distintos elementos de la escena, haciendo posible algo tan complicado como conseguir el desenfoque del fondo que se obtiene en el modo retrato, pero aplicado al vídeo y en tiempo real.

Mate 30 Pro - toma de contacto

Es aquí donde se demuestra la verdadera potencia del procesador del Huawei Mate 30 Pro, ya que no solo tiene que preocuparse de detectar la silueta de quien está en primer plano para desenfocar todo aquello que se encuentre por detrás, algo ya de por sí complicado, sino que debe hacerlo desenfocando el fondo mientras mantiene enfocado al protagonista de un vídeo mientras se mueve, ¡y todo en tiempo real!