Baby 3D, la impresora 3D que cabe en la palma de la mano

Baby 3D, la impresora 3D que cabe en la palma de la mano

Aunque ya han pasado unos años desde que oímos hablar de las primeras impresoras 3D, el uso de esta tecnología aún no se ha popularizado entre los usuarios.

Y es que uno de los principales problemas consiste en que el precio de las máquinas es demasiado elevado para que el consumidor medio y en muchas ocasiones se requieren ciertos conocimientos técnicos para montarlas, configurarlas y utilizarlas.

Para simplificar el uso de esta tecnología y acercarla a todos los usuarios, una startup estadounidense ha desarrollado Baby 3D, una impresora 3D que cabe en la palma de la mano y que es ligera, manejable, portátil y asequible.  

Las medidas de Baby 3D son 160x130 mm, pesa poco más de 1 kg y es capaz de fabricar piezas pequeñas de plástico en sólo seis minutos. Es compatible con software de código abierto para impresoras 3D, por lo que su configuración se puede personalizar.

Este modelo portable, de dimensiones reducidas y rápida impresión ha sido especialmente pensado para utilizar en las aulas, ya que permite enseñar a los alumnos tanto los pasos a seguir para llevar a cabo el montaje como a usar el software necesario para hacerla funcionar. 

Pylos, una impresora 3D que usa tierra para fabricar objetos

Los desarrolladores de Baby 3D han lanzado una campaña en KickStarter para conseguir fondos para financiar su producto, y aunque aún están lejos de los 40.000 dólares que se han marcado como meta económica, aún tienen tiempo de conseguirlos hasta el 4 de diciembre. 

La impresora 3D que cabe en la palma de la mano se puede comprar en la página de la campaña por un precio desde 253 dólares para el kit de montaje más básico. Si el proyecto sigue su curso previsto, la entrega de los pedidos se efectuará en el mes de junio de 2016.

[Fuente: KickStarter]