Científicos consiguen almacenar datos en bacterias vivas

bacteria disco duro

Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard en Estados Unidos ha diseñado un nuevo método que permite almacenar datos en el material genético de bacterias vivas para utilizarlas como un disco duro.

De esta forma, se pueden utilizar los microorganismos para guardar información, ya que las líneas de código contenidas en su ADN se transmiten a la siguiente generación.

Para transferir la información a las bacterias, los científicos han aprovechado una técnica del sistema inmunológico de la bacteria llamada CRISPR/Cas.

El funcionamiento de este sistema de defensa es el siguiente: cuando estos microbios detectan un virus, se corta y pega una parte del ADN atacante en el propio genoma de la bacteria, una estrategia que en el futuro le permite reconocer al virus si se vuelve a encontrar con él. Estas cadenas de seguridad de ADN se pasan de generación en generación para acumular la inmunidad a los virus con el paso del tiempo.

Lo que han hecho los científicos ha sido crear código disfrazado de virus. Para ello, han introducido un segmento de datos genéticos que parece ADN viral. Cuando el virus falso se introduce en las bacterias, éstas copian la cadena del genoma viral, almacenando la información como si se tratase de un disco duro biológico.

¿Necesitas un disco duro? Encuéntralo al mejor precio en Amazon

Además, han encontrado la ventaja de que la memoria del sistema inmunológico se almacena de manera secuencial. "Esto es muy importante", señala Seth Shipman, uno de los miembros del equipo. "Si la nueva información se almacenase al azar, no sería tan informativo. Tendríamos que tener etiquetas en cada pieza de información para saber cuándo se introduce en la célula. Aquí se ordena secuencialmente". 

Siguiendo este nuevo procedimiento, los científicos han podido almacenar con éxito 100 bytes en bacterias E. coli, aunque aseguran que estos microbios tienen potencial para guardar más datos. A priori puede parecer poca capacidad, pero es un gran avance para el almacenamiento en sistemas biológicos. Es posible codificar todo tipo de información, desde un poema a un programa de ordenador.

Nuevo chip biológico para los superordenadores del futuro

No obstante, el sistema de transmisión de datos a las bacterias no es infalible. Se presenta el problema de que no todos los microorganismos asimilan toda la información, de manera que hace falta una muestra de gran tamaño para poder recuperar el mensaje completo.

Para recuperar la información almacenada en las células de las bacterias se utiliza un sistema llamado genotipado, que permite efectuar un análisis genético. 

[Fuente: Popular Mechanics]