Cómo funciona Kinect aplicada a la ciencia y la medicina

Kinect hospital

Está más que demostrado que sentarse frente a una pantalla para jugar, o pasar el rato con la consola, no es sinónimo de alienación, todo lo contrario. En muchos casos, potencia cualidades sociales y cognitivias.

Incluso hace tiempo que se crean juegos para conseguir un objetivo más allá del entretenimiento, como Re-Mission, diseñado hace unos años por la empresa californiana HopeLab, para que los pacientes con cáncer –niños y adolescentes– y sus familiares entiendan esta enfermedad y cómo hacerle frente de la mejor forma posible.

En esta última línea, la terapéutica, se están desarrollando algunos proyectos en los que se está aprovechando la tecnología de la consola de Microsoft y sobre todo en referencia a Kinect, y en los que ni siquiera sus propios creadores pensaron cuando la diseñaron hace tres años. Las aplicaciones que se le están dando son tantas, que a este fenómeno se le conoce como efecto Kinect. Comenzó con Xbox 360 y es previsible que continúe con Xbox One

El efecto Kinect en España

En España, por supuesto, también le están sacando provecho. Son varias la empresas e instituciones que ya utilizan el software de reconocimiento facial y gestual de Kinect. “Con el nacimiento de esta consola vinimos a marcar un antes y un después en la interacción del usuario dentro del campo de los videojuegos".

"Kinect es capaz de detectar la cara de un jugador para realizar una tarea aparentemente sencilla, como es la de reconocer a cada participante cuando cambia de posición o modifica sus gestos, sin importar las condiciones de luz, cercanía o lejanía de la lente, etc.”, explican desde Microsoft, y añaden: “Con la liberación de los códigos de Kinect a la comunidad científica, ha nacido una nueva gama de usos para la captura facial y de movimientos”.

Aplicaciones terapéuticas

Entre las iniciativas puestas en marcha en nuestro país, está TedCas, de la empresa Tedesys. Se trata de una aplicación que, aprovechando el sensor de movimiento de Kinect, permite realizar diferentes tareas en el quirófano, donde la esterilidad es una condición necesaria.

Gracias a TedCas, el cirujano puede acceder al historial del paciente e, incluso, a sus radiografías, durante la intervención. Tan sólo tiene que realizar los movimientos adecuados con su mano delante de Kinect, y los documentos y vídeos pasarán uno tras otro en una pantalla. Otros usos de esta aplicación son la grabación de las operaciones; las enfermeras pueden seguir los protocolos para preparar un quirófano; y el paciente acceder a documentos de su historial.

Desde hace unos meses, Kinect también entiende el lenguaje por señas

También en el entorno hospitalario se está utilizando Kinect para la neurorehabilitación de pacientes con daño cerebral adquirido. En el Hospital NISA, de Valencia, llevan varios años aplicando las nuevas tecnologías en sus tratamientos.

Kinect se emplea para la rehabilitación motora y cognitiva para, por ejemplo, una mejor coordinación de los movimientos”, nos explica el director de  Mejora contínua y tecnología, del servicio de daño cerebral del centro, Pablo Gagliardo Villa-García, y concreta: “Gracias a la liberación del código de programación (SDK), se adaptan las aplicaciones para personalizar las sesiones”.

Mejora el movimiento y la memoria

En la mayoría de las ocasiones, cada paciente precisa de un tratamiento específico, de ahí que muchas de las iniciativas en marcha aprovechan la tecnología de Kinect para crear sus propias aplicaciones. Pero, en ocasiones, los propios juegos desarrollados por Microsof aportan al paciente lo que necesita.

Este es el caso de Óscar, paciente en el programa de Telerehabilitación para esclerosis múltiple (TESIS), de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. La doctora Rosa Mª Ortiz Gutiérrez explica que se ha hecho una selección de los títulos disponibles: “El objetivo es que lo que trabajamos en los videojuegos tenga una aplicación en la vida real”.

Por su parte, Óscar nos cuenta que “no sentía que estaba haciendo terapia de rehabilitación, si no que estaba jugando. Invitaba a mis amigos y estaba en casa”. La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica y degenerativa. Entre sus síntomas están las alteraciones del equilibrio y control postural, por lo que los afectados necesitan rehabilitación de manera continuada y de por vida.

Los propios juegos creados por Microsoft aportan al paciente lo que necesita

La doctora Ortiz explica que utilizan Kinect para eliminar las barreras del espacio y el tiempo. Se pueden realizar los ejercicios en cualquier momento, lo que aumenta la independiencia del paciente que, además, no necesita ningún mando, porque el mando es él, su cuerpo.

En ASISPA, una asociación de asistencia a personas mayores, también han recurrido a Kinect en sus terapias. En este caso, introduciendo la consola en los tratamientos de pacientes con Alzheimer. Han comprobado que, jugando, a estos enfermos no les cuesta realizar los ejercicios.

Pero el efecto de Kinect no sólo ha llegado al entorno médico, en el colegio SEK lo están introduciendo en las clases, y no sólo en las de educación física; y en la empresa Nebutek lo están aplicando a sistemas de robótica y telepresencia. Kinect es una herramienta para la diversión que se ha convertido, en poco tiempo, en una tecnología con muchas posibilidades.

Cómo funciona Kinect

El potencial de este dispositivo está en el software de reconocimiento facial. Con él cualquier mando para el manejo de juegos y aplicaciones desaparece, y es sustituido por el propio cuerpo. Para que Kinect reconozca a cada persona sólo hay que situarse delante de él, y decirle que guarde los datos tanto de las dimensiones coporales como del rostro.

Una cámara RGB detecta la luz visible y sigue los movimientos del jugador, o paciente. El proyector IR manda rayos que rebotan en los objetos de la habitación y la cámara IR crea una espacio de juego que se reproduce en la pantalla.