Crean un sensor para monitorizar la salud a través del sudor

Sensor que monitoriza la salud con el sudor

Un grupo de ingenieros de la Universidad de California - Berkeley y de la Universidad de Stanford en Estados Unidos ha diseñado un sensor que tiene la facultad de monitorizar el estado de salud de una persona gracias al sudor. 

Sus desarrolladores aseguran que se trata del primer sistema electrónico que puede proporcionar un seguimiento continuado, en tiempo real y no invasivo de diversos agentes bioquímicos presentes en la transpiración.

Se trata de un sistema de cinco sensores colocados en una placa de circuito flexible. El aparato puede registrar los metabolitos y electrolitos que se encuentran en el sudor, entre los que está la glucosa, el lactato, el sodio y el potasio. Después, calibra los datos en función de la temperatura de la piel y sincroniza los resultados en tiempo real con una aplicación para el teléfono móvil. 

"El sudor humano contiene información fisiológica de gran valor, por lo que es un fluido corporal atractivo para la medición a través de sensores wearables no invasivos", señala Ali Javey, uno de los investigadores principales del estudio. 

El fluido de la transpiración es muy complejo, por lo que es necesario realizar diversas mediciones e interpretarlas adecuadamente para obtener información significativa acerca del estado de salud.

Otros investigadores crearon un nanotransistor que utiliza el sudor para controlar la salud

Para que la lectura sea eficaz, el dispositivo que han creado estos ingenieros tiene la capacidad de registrar simultáneamente y de forma selectiva múltiples analíticas del sudor. Una vez que los datos han sido extraídos, el aparato envía la información de manera inalámbrica a la aplicación para el smartphone, donde son procesados para que los pueda controlar el médico o el propio usuario.

El sensor que monitoriza la salud a través del sudor es un gran avance que abre las puertas al desarrollo de nuevos dispositivos portátiles que permitan controlar diferentes parámetros importantes para el correcto funcionamiento del organismo, como la fatiga, la deshidratación y las temperaturas peligrosamente altas del cuerpo.