¿Drones para evitar las chuletas en los exámenes?

Drones con cámara en los colegios para evitar que los estudiantes copien y usen chuletas en los exámenes

Si eres un estudiante que acostumbra a aprobar las asignaturas usando chuletas o mirando por encima del hombro las respuestas de tus compañeros, se acabó el chollo. Prepárate a hincar los codos si quieres aprobar el curso.

Llegan los drones escolares de vigilancia. Equipados con una cámara, están pensados para sobrevolar la clase y vigilar que los estudiantes no usen chuletas o copien a sus compañeros durante un examen.

Drones antichuletas para evitar que los estudiantes copien en clase

Según cuenta la web de noticias Daily News, la escuela belga Thomas More College, de Antwerp, está usando drones DJI Phantom equipados con cámaras GoPro para vigilar a los alumnos durante los exámenes.

El dron sobrevuela el aula y graba a los estudiantes, mientras los profesores vigilan desde una tablet, observando lo que ve la cámara, cómodamente sentados en su despacho.

La noticia ha corrido por la Red como la pólvora y ha levantado una gran polémica, pues el dron sólo tiene una autonomía de 15 minutos, y las corrientes de aire que provocan sus aspas hace volar las hojas de los exámenes.

Además, su vuelo distrae a los estudiantes, que pierden la concentración.

Puedes verlo en funcionamiento en este vídeo:

Antes de que empieces a romper tus chuletas y plantearte hacerte un bien a tí mismo poniéndote a estudiar, conviene aclarar que se trata de un hoax, una noticia inventada por los propio alumnos de la escuela, a modo de experimento periodístico.

No obstante, aunque sea una información especulativa, nada impide que se convierta en realidad en un futuro próximo.

Amazon Prime Air, un dron te entregará tus pedidos en 30 minutos

Los drones son cada vez más pequeños, más autónomos, más manejables, y más baratos. Ya se están empezando a utilizar para tareas mundanas, desde acudir al rescate durante un ataque al corazón, a introducir contrabando en las cárceles.

Parece obvio que terminarán sustituyendo a las cámaras de vigilancia estáticas, en situaciones controladas en donde no haya peligro de que te caigan en la cabeza...

Si la ley lo permite, los veremos vigilando los aparcamientos de los centros comerciales, los polígonos industriales, y por qué no, los recreos de los colegios o los estantes de lujo de los supermercados.

El debate está en decidir cuáles son los límites en el uso de drones, aplicados a la vigilancia. Teniendo en cuenta que esos límites casi no existen cuando se trata de colocar cámaras en las calles o en los locales privados, sólo es cuestión de tiempo que los veamos sobrevolando sobre nuestras cabezas con una cámara siguiendo todos nuestros movimientos...