Amazon utilizará drones para envíos en menos de 30 minutos

Amazon utilizará drones para envíos en menos de 30 minutos

Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, es conocido por llevar a cabo grandes innovaciones dentro del ámbito del comercio digital, y el domingo reveló lo que podría ser una de las grandes novedades en los que se refiere al envío de sus productos: Amazon utilizará drones para envíos en menos de 30 minutos.

El servicio recibiría el nombre de Amazon Prime Air y está previsto que este disponible en los próximos años, dependiendo de la aprobación de la FAA -Administración Federal de Aviación-, que regula todos los aspectos de la aviación civil en los Estados Unidos.

Este vídeo muestra cual sería el funcionamiento del servicio. En el aparece el proceso por el cual el paquete adquirido por el cliente pasa por el almacén y es recogido por uno de los drones aéreos para entregar el producto en la entrada de la casa del cliente.

La idea es hacer que el avión no tripulado consiga llegar a su destino antes de 30 minutos desde que el cliente pulse el botón "comprar" en Amazon.com.

Lógicamente. este servicio no será gratuito ni estará disponible para todos ya que, por motivos de logística y autonomía de los drones, solo estará disponible para personas que vivan a menos de 16 kilómetros de distancia de uno de los almacenes de Amazon, y el peso del paquete tiene que ser inferior a 2,2 Kg (lo que representa el 86% de los envíos de la compañía).

La idea de Amazon de usar Drones para realizar sus envíos no es nueva, ya que vehículos aéreos ya han sido utilizados para introducir contrabando en diferentes cárceles

Se desconoce como realizarían la entrega los drones de Amazon a clientes que no realicen sus pedidos desde viviendas unifamiliares, si el drone entraría por la ventana de un usuario que viva en un quinto piso, o directamente llamaría al telefonillo. También nos asalta la duda de como evitarán esquivar a los "amantes de lo ajeno", cada vez más preparados ante cualquier tipo de innovación tecnológica.

Sin embargo, lo que no se puede negar que se trata de una gran idea, ya que estos aparatos son poco invasivos, no se ven afectados por el tráfico y son totalmente eléctricos, lo que contribuye a la conservación del medio ambiente.