Esta batería funciona con saliva

Esta batería funciona con saliva

La idea de escupir a tu linterna para obtener luz durante 20 minutos puede que no sea muy atractiva, pero científicamente es correcta.

También puedes sustituir la saliva por agua sucia para conseguir aún más energía.

Las baterías alimentadas con saliva o agua sucia ya son una realidad. Un grupo de científicos de la Universidad de Binghamton, en Nueva York, encabezados por el investigador Seokheun "Sean" Choi, han desarrollado unas baterías desechables de papel que se recargan con agua sucia o saliva. En realidad la fuente de energía son las bacterias que contienen estos líquidos.

Esta batería tiene un curioso diseño en foma de estrella ninja de origami, que se puede desplegar para conectar entre sí hasta 16 baterías alimentadas con agua sucia o saliva. Puedes verlo en este vídeo:

Baterías de litio vs. de Estado Sólido, diferencias y ventajas

La batería, que es completamente desechable, contiene células de energía microbianas que se alimentan de la energía que genera la actividad celular de las bacterias. Al principio la energía conseguida con este método era del orden de unos nanovatios, pero en cinco años de investigación han conseguido una recarga de varios microvatios por centímetro cuadradro. Conectando 16 baterías entre sí por medio del diseño de estrella desplegable que se ve en el vídeo, se puede cargar una linterna LED durante 20 minutos con unas pocas gotas de agua sucia.

Esta mejora permite sustituir el agua sucia por saliva, más fácil de conseguir aunque con menos potencia energética, pues generalmente en la saliva hay menos microbios y bacterias que en el agua sucia.

Los investigadores de la Universidad de Binghamton ya han encontrado aplicaciones prácticas a este descubrimiento. En situaciones de emergencia, por ejemplo si te has perdido en un bosque y se te ha acabado la batería, o hace demasiado frío o calor para usar una pila estándar, la batería alimentada por saliva o agua sucia podría ser la salvación. Del mismo modo, como son de papel desechable, resultan útiles para fabricar biosensores basados en papel, como los tests de embarazo o las pruebas de VIH.

Seokheun "Sean" Choi y su equipo continúan trabajando para perfeccionar esta tecnología y conseguir generar más energía a través de las bacterias.

¿Recargar el móvil con el agua de fregar los suelos? Suena descabellado, pero quizá no esté tan lejos...

[Fuente: TechXplore]

Consejos para cargar la batería de tu móvil correctamente