Fundación Michael J Fox usa wearables en estudio Parkinson

Tecnología para la salud

El actor estadounidense Michael J. Fox, mejor conocido por su rol de Marty McFly en las películas de Regreso al Futuro, fue diagnosticado con Parkinson en 1991.

En el 2000, Fox estableció la Fundación Michael J. Fox para la investigación de una cura para la enfermedad de Parkinson. Desde entonces, la fundación se ha convertido la principal fuente de financiamiento sin fines de lucro para la investigación de la enfermedad en el mundo, invirtiendo más de 350 millones de dólares a la fecha.

Ahora, la entidad parece haber echado mano a los wearables y el big data, sirviendo como un ejemplo claro de las ventajas que ofrece la tecnología en la industria de la salud.

Con el fin de recoger datos de los pacientes, la Fundación Michael J. Fox para la Investigación de Parkinson (MJFF) se ha asociado con Intel para aprovechar la capacidad de la empresa en cuanto a tecnología de "seguimiento" de la salud.

El negocio del Big Data con tus datos de salud y actividad.

El esfuerzo emplea gran plataforma de análisis de datos de Intel para analizar las estadísticas recogidas por los dispositivos wearable que monitorean los distintos síntomas.

Un "estudio multifase" reunirá los datos de los pacientes con el fin de suplir información a la investigación y desarrollo de fármacos.

En lugar de depender de los diarios escritos, los wearables permiten recopilar información sobre la lentitud del movimiento, la gravedad de los temblores y la calidad del sueño 24 horas del día.

Ambas empresas también están desarrollando una aplicación móvil que ofrecerá a los pacientes la oportunidad de ingresar detalles sobre sus medicamentos y cómo se sienten, como información adicional para los investigadores.