Los robots de Intel juegan al Cut the Rope

Así es como los robots Oculus de Intel prueban las pantallas táctiles, jugando a juegos como Cut the Rope, entre otros. De esta forma, pueden probar la precisión de las pantallas táctiles de los teléfonos móviles.

Utilizan un programa que puntúa las pantallas táctiles según una serie de tests a las que son sometidas y asignando una puntuación a cada uno de ellos. La puntuación proviene de experimentos en psicología cognitiva realizados por Intel en cientos de personas que utillizan dispositivos con pantalla táctil, según MIT Technology Review.

¿Sabías que el creador de Android construye robots en secreto para Google?

Pero ahí no queda la cosa. Además de los robots Oculus de Intel también se emplean cámaras de Hollywood preparadas para capturar vídeo a 300 frames por segundo en una resolución mayor que HD. La cámara graba lo que hace el robot y nuevamente, esta información es utilizada para determinar la precisión de las pantallas.

El robot usa dos dedos con goma en sus extremos, al jugar a Cut the Rope, obteniendo una puntuación perfecta, pero puede programarse también para fallar los niveles. Otros tests que se realizan son: escribir con el teclado virtual, usar el scroll de pantalla, los gestos de zoom, arrastre, etc. Y además, también puede usar el acelerómetro o giroscopio.

Los datos procesados por Oculus sirven a Intel y a sus partners que tienen dispositivos con pantalla tácil con chips Intel.

Según Jason Huggins, cofundador de Sauce Labs y CTO apunta a que "Samsung, LG y Apple, todos tienen este tipo de cosas, pero no hablan sobre ello porque no quieren que sus competidores lo sepan".

Pese a todo, el robot Oculus puede que sea un poco más avanzado que el del resto de compañías, porque compara los dispositivos basándose en cómo la gente usa las pantallas táctiles en lugar de hacerlo siguiendo unos patrones fijos.