Olvídate del conector de audio en las tablets del futuro

Sony Xperia Z4 Tablet

En este segundo día del Mobile World Congress 2015, con casi todos los nuevos productos -por no decir todos- ya presentados, y cuyas características os hemos contado religiosamente en esta, vuestra web, empezamos ya a tener tiempo para otras cosas.

Por eso, esta tarde nos hemos sentado a charlar un rato con Yuisiro Sato y Jeremy Huang, dos de los ingenieros responsables del desarrollo de la nueva Xperia Z4 Tablet de Sony. Entre otras cosas, nos han hablado de la tecnología Triluminos y de X-Reality, sus dos apuestas para mejorar la calidad del color y definición en pantalla. Eso sí, lo que nos ha llamado la atención es otro detalle que, no por novedoso, sí merece consideración aparte.

yuisiro sato y jeremy huangYuisiro Sato y Jeremy Huang, de Sony Mobile

Todo surge a raíz de la típica pregunta que todos hacemos cuando tenemos enfrente a un ingeniero de estas características: si la tablet ya es lo suficientemente fina y ligera, ¿por qué no aprovechar el año que viene, en una futura Xperia Z5 Tablet, para incluir más batería manteniendo las mismas dimensiones? O lo que es lo mismo: ¿por qué narices no dejáis de hacer los dispositivos más delgados en lugar de ampliar la capacidad de sus baterías?

Lamentablemente, no hemos obtenido la respuesta que nos gustaría: "No os preocupéis, el año que viene dejamos el tablet/smartphone como está y nos centramos en la batería". Eso sí, en su favor hay que decir que sí han mejorado, y bastante, la autonomía de esta Xperia Z4 Tablet con respecto al modelo anterior, la Z2 Tablet, pese a reducir las dimensiones.

Algo, por cierto, en lo que los ingenieros de Sony son expertos: la Xperia Z1 Tablet, de 2013, ya fue en su día la tablet más ligera y delgada. Repitieron con la Z2 Tablet y vuelven a hacerlo con la Z4 Tablet, como podéis ver en esta tabla:

El problema es que ya no pueden reducir más el grosor de la tablet, ya que la Xperia Z4 se encuentra con sus 6.1mm de grosor en el límite, como también sucede con el iPad Air 2. Bueno, sí pueden, y "lo van a intentar", pero existe un pequeño problema: el conector de audio de 3.5mm, el jack de audio o audiojack. Ya no es posible reducir el grosor sin eliminar el conector hembra, por lo que las tablets del futuro podrían prescindir de este 'circulito'. El mismo problema tendremos con los smartphones.

Te estarás preguntando... ¿Me quedo sin escuchar música o ver pelis con mis auriculares si siguen rebajando el grosor de smartphones y tablets? No, ya que existen varias soluciones, cada una con sus ventajas e inconvenientes.

La más lógica sería cambiar de conector. Existen 3 medidas de audiojack: 6.5mm (el original), 3.5mm (el más usado) y 2.5mm. Tendrían que usar éste último para poder seguir reduciendo el grosor de los terminales. De hecho, ya hay modelos que lo usan.

tipos de conectores de audio o jacks

Esto obligaría a la industria del audio a empezar a producir en masa auriculares con este conector o a los usuarios a emplear un adaptador de 2.5mm a 3.5mm para poder seguir utilizando sus propios auriculares, con la molestia que ello conlleva -aunque no un gasto desmedido, ya que se pueden comprar por menos de 2€-.

La otra solución, y seguramente la empleada a largo plazo, será eliminar por completo el conector de audio. Muchos usuarios ya no lo utilizan, porque cuentan con auriculares o altavoces bluetooth o con cualquier otra tecnología inalámbrica.

El bluetooth, sin embargo, tiene un problema, y es que el audio va con algo de retraso, variable dependiendo de la versión de Bluetooth, pero perceptible si sois algo tiquismiquis, sobre todo a la hora de ver vídeos en estos dispositivos. Algo que, por otra parte, se podría arreglar por software. Quizás lo habréis notado alguna vez si contáis con alguno de estos altavoces inalámbricos.

Además, el sonido que enviamos a través de Bluetooth pierde calidad por las limitaciones del flujo de datos y la compresión.

Lo que está claro es que el jack de audio más popular, el de 3.5mm, el que conectamos a casi todos nuestros smartphones, tablets y auriculares, supone un problema de diseño que los fabricantes tecnológicos ya no pueden obviar más.

¿Qué solución adoptará la industria? Esperemos que la mejor para la mayoría de usuarios.