Borrar a un compañero en Facebook podría ser acoso laboral

Borrar a un compañero en Facebook podría ser acoso laboral

Las redes sociales pueden convertirse en una fuente de problemas. Una prueba de ello es que seguramente alguna vez te hayas encontrado a alguien que se toma bastante a pecho lo que sucede en Facebook, Instagram o Twitter.

Y es que, en ocasiones, han dejado de tener el papel secundario como plataforma de comunicación para pasar a ser algo que tiene cierta importancia en la vida de la gente. 

Tanto es así que ahora un tribunal australiano considera que dejar de ser amigo de un compañero de trabajo en Facebook puede constitutir una forma de acoso laboral. Así lo ha dictaminado en el caso de Lisa Bird y Rachel Roberts, dos empleadas de una agencia inmobiliaria de la ciudad de Launceston, en Tasmania. 

El suceso fue el siguiente: Rachel se quejó al jefe de la compañía, que a su vez es el marido de Lisa, de que ninguna de las propiedades que ella estaba gestionando se mostraba en el escaparate de la oficina. Esta actitud molestó a Bird, quien consideró que la queja de Roberts era "propia de una niña de colegio" y así se lo hizo saber a su compañera.

Tras la discusión, Rachel se fue a su casa llorando y acudió a la red social para ver si Lisa había realizado algún comentario al respecto. Al acceder se llevó una terrible sorpresa porque pudo comprobar que la Sra. Bird la había eliminado de su lista de amigos de Facebook. En los días siguientes, según ha declarado Roberts, Bird dejó también de saludarla por las mañanas y le entregaba folletos y material impreso al todos los trabajadores pero no a ella. 

Ahora Facebook permite ignorar a amigos, páginas y grupos

Por estos motivos, Rachel asegura que era incapaz de dormir, padecía ansiedad y se encontraba muy decaída, por lo que cogió una baja laboral por depresión. La Comisión de Trabajo Justo investigó el suceso y ha determinado que el comportamiento de Lisa Bird representaba un riesgo para la salud de Roberts. Para ponerle fin al problema, el tribunal ha emitido una orden que obliga a que cese la intimidación y obliga a las implicadas a que resuelvan sus diferencias.

No obstante, los expertos legales señalan que no es que dejar de ser amigo de un compañero en Facebook constituya acoso laboral de forma automática, sino que lo que la Comisión de Trabajo Justo se encontró es que un patrón de comportamiento irracional y hostil que se prolongó a lo largo de los años y que contó con una amplia gama de conductas diferentes como la exclusión, por lo que el caso constituye acoso laboral.

[Fuente: The Telegraph]