Google deberá borrar datos de Street View en Inglaterra

Problemas para Street View en Inglaterra

Ha sido una semana larga para Google la que acaba de pasar, específicamente en el continente europeo. Al anuncio del gobierno español sobre una multa cuantiosa por invasión a la privacidad por parte del gigante informático, y el cuestionamiento por parte del gobierno francés a sus políticas de privacidad se ha sumado la declaración de la Oficina para la Protección de Datos y Libertad de Información (Information Commisioners Office, ICO) en Inglaterra.

La ICO ha amenazado a Google con una demanda si se niegan a retirar datos e informaciones privadas que recopilaron de forma secreta en sus automóviles de Street View a través de redes públicas. El gigante informático deberá borrar dicha información dentro de los 35 días siguientes y de notificar a la ICO si encuentra más datos que haya podido pasar por alto o asumir las consecuencias legales. 

En cuanto a qué tipo de información tendría Google en sus manos, se especula que podría contener trazas de contraseñas, correos electrónicos y mensajes de texto enviados a través de redes no seguras. En el 2010 Google admitió el haber recopilado datos pero según la Comisión Federal de Comunicaciones norteamericana, ésta práctica no constituía una violación a las leyes de Estados Unidos. 

Representantes de Google afirmaron que están trabajando de cerca con la ICO para borrar los datos que hayan grabado de los usuarios ingleses, mientras que la ICO ha sostenido que el detrimento causado a los individuos va mucho más allá de un asunto que se pueda solucionar con meras multas económicas.